La Voz

La Luna, la Tierra y el Sol tenían una deuda pendiente con Galicia. El verano pasado la comunidad se quedó sin observar el eclipse lunar del 27 de julio. Fue una decepción para los gallegos, sobre todo teniendo en cuenta la fecha, en pleno verano y con todo el mundo en la calle esperando. En esta ocasión, fue un problema pero no tanto, sobre todo en el sur. 

Los gallegos del norte tuvieron que presenciar el evento astronómico cada vez que las nubes se lo permitían. Aún así, como duró aproximadamente unas tres horas, todos aquellos que fijaron la atención en el firmamento tuvieron la oportunidad de ver cómo la sombra de la Tierra se proyectaba sobre la superficie lunar.

Los gallegos disfrutaron de esta cita en compañía. Muchos acudieron a algunas de las observaciones públicas y aprovecharon también para mirar por telescopio otros objetos destacados de estas noches, como Júpiter y Saturno.

Las redes sociales se llenaron de imágenes con el satélite luciendo un tono rojizo, característico de los eclipses de Luna. Precisamente la intensidad del color que lució nuestra vecina cósmica la servirá ahora a los científicos para determinar la concentración de partículas, como aerosoles, en la atmósfera.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Eclipse en Galicia, a pesar de las nubes