Del 2015 al 2018 se duplicó el número de faltas de medicamentos


En el 2018 el desabastecimiento de fármacos afectó a 1.332 medicamentos, el doble que en el 2015. En agosto del 2018, el centro de información de la Agencia Española del Medicamento (Aemps) reconocía problemas de suministro de más de 370 fármacos. En marzo la cifra ya estaba en 508 y este mes asciende hasta 557. Una de las faltas más destacadas fue la del valsartán, un antihipertensivo que toman miles de gallegos; o la flecainida, un principio activo para las arritmias. En este último caso los laboratorios no lograron cubrir el aumento de la demanda y hubo que recurrir al extranjero. Otros tratamientos afectados fueron el BCG, para el cáncer de vejiga; la fludarabina, que se usa en un tipo de leucemia y en el trasplante de médula ósea; o la daunoblastina, también para dos tipos de leucemia. También con estos hubo que buscar solución fuera.

Los medicamentos para el sistema cardiovascular son los que registran más alertas de desabastecimiento. Destaca el Adiro, que se usa para evitar que se formen trombos en pacientes que sufrieron infartos cerebrales o de miocardio; el Apocard, para las arritmias; el Adalat, para la angina y la hipertensión arterial; y los sartanes, un grupo de antihipertensivos con muchos problemas de suministro. También está entre los más problemáticos la cafinitrina, y, entre los fármacos psiquiátricos, el Trankimazín Retard.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Del 2015 al 2018 se duplicó el número de faltas de medicamentos