Los médicos desconectarán a Vincent Lambert por tercera vez

Este viernes, el Supremo francés anuló la decisión de reanudar su alimentación


la voz

El equipo médico que trata al tetrapléjico francés Vincent Lambert, en estado vegetativo desde hace más de diez años, iniciará el proceso para retirarle la alimentación e hidratación artificiales que lo mantienen con vida a partir de este martes.

El gabinete del letrado Patrice Spinosi, que representa a la mujer de Lambert, señaló a EFE que el hospital tomó la decisión el viernes por la tarde, el mismo día en que el Tribunal Supremo de Francia reabrió la vía para poder detener su tratamiento.

«Estamos muy contentos», dijo la defensa de Rachel Lambert, que lleva años enfrentada judicialmente a los padres de su marido, católicos conservadores que se oponen a dejarle morir.

Vincent Lambert lleva once años en estado vegetativo. Un accidente de tráfico en septiembre del 2008 lo dejó tetrapléjico y en coma. Desde entonces, se ha convertido en el símbolo de la lucha por una muerte digna. Hace menos de dos meses los médicos apagaron, de nuevo, las máquinas que lo alimentaban e hidrataban. Es decir, comenzaron el llamado «protocolo de fin de vida», que incluye una «sedación profunda y continuada» hasta su muerte. Un proceso que en teoría podría durar entre dos días y una semana. Según los expertos, el paciente no sentiría ni hambre ni sed, ya que para ello hay que tener consciencia. Cuando todo parecía acabado, el tribunal de Apelaciones de París ordenó que le fuera restaurado el tratamiento. En una nueva vuelca de tuerca, el Supremo anuló esa decisión. 

Este enfermero de 42 años no había dejado constancia de sus deseos en vida así que, durante la última década, su familia se ha enfrentado para decidir su futuro. Su mujer, Rachel Lambert, su sobrino y cinco de sus hermanos, han luchado para seguir los consejos del equipo médico y poner fin a lo que denominan un «encarnizamiento terapéutico». Sus padres, Pierre y Viviane Lambert, católicos tradicionalistas, junto a otros dos hermanos, han removido cielo y tierra para evitar la desconexión. La última vez, este mismo lunes, con la intervención de su madre en Suiza, en el en el Consejo de Derechos de los Discapacitados de Naciones Unidas. Allí ha defendido que su hijo «no es un vegetal. Duerme por la noche, se despierta durante el día, me mira cuando le hablo».

Según los médicos, este hombre, tetrapléjico y en estado vegetativo, sufre lesiones cerebrales «irreversibles». Aunque puede respirar por sus propios medios, su salud se deteriora lentamente y sin esperanza de que pueda recuperarse. Además, mantienen que su estado no deja «ningún acceso posible a la consciencia»

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Los médicos desconectarán a Vincent Lambert por tercera vez