Si regalas por las notas, puede que no estés educando bien

Marta Otero Torres
marta otero REDACCIÓN / LA VOZ

SOCIEDAD

Los expertos alertan de que los niños comienzan a exigir premios a los padres como una obligación

14 jul 2019 . Actualizado a las 12:54 h.

Premiar a los niños por las notas es una costumbre que se ha extendido hasta convertirse en algo habitual. Desde el móvil de última generación hasta los viajes a Eurodisney, los notables y sobresalientes salen cada vez más rentables. Los expertos, sin embargo, alertan de una tendencia que puede «corromper» las bases de la educación a todas las edades.

«No se debería premiar, porque es un trabajo que ellos tienen que hacer, se están preparando para el futuro -asegura Ana Álvarez, psicopedagoga-. Ahora parece que los niños estudian para conseguir un móvil mejor, solo hacen las cosas para conseguir otras y no valoran el esfuerzo para nada». La experta asegura que estamos educando una juventud sin capacidad de esfuerzo y con baja tolerancia a la frustración. «Los niños dicen “yo para qué quiero llegar al siete si con un cinco ya apruebo, y si apruebo todas me compran el nuevo juego de la Play”».

Asegura, además, que los padres tienen toda la responsabilidad en este tema. «Cuando les salen mal las cosas no saben afrontarlo y tienen que ir papá o mamá, incluso si tienen 15 o 16 años». A su juicio, con la edad es importante que los niños vayan asumiendo sus responsabilidades. «Se frustran tanto que no saben cómo tienen que actuar, y son ellos los que tienen que solucionar sus propios conflictos. Por ejemplo, yo creo que si en 2º o 3º de la ESO hay algún problema académico tendrían que ir ya ellos a hablar con el profesor, y no los padres».