Galicia, tiempo inestable y la gran excepción en España a la ola de calor

La semana que viene habrá chubascos tormentosos en el interior


redacción / la voz

Galicia se confirma como la excepción en España a la ola de calor. Para este fin de semana, se espera en la comunidad un tiempo anticiclónico pero tranquilo, con unas temperaturas que alcanzarán su máximo en los 33 grados de Ourense, y se mantendrán suaves en el resto de las capitales.

En la jornada del sábado estaremos bajo la influencia de las altas presiones, con nubes bajas por la mañana en toda la costa de Lugo, A Coruña y Pontevedra, y nieblas en el interior. Por la tarde, las nubes se irán disipando para dar paso a un tiempo despejado en casi todas las zonas.

Las temperaturas experimentarán un ligero aumento, a excepción de las máximas en el tercio norte, donde permanecerán sin cambios o incluso pueden sufrir un ligero descenso. El viento soplará de componente norte. Para hacernos una idea, las máximas previstas para esta jornada son de 20º en A Coruña, 22 en Ferrol y Vigo, 25 en Pontevedra y Santiago, 27 en Lugo y 32 en Ourense.

Además, la comunidad no verá ni de lejos las noches tropicales que se están registrando en muchos puntos de España, ya que las mínimas oscilarán entre los 12º de Pontevedra y los 16º de Ourense, con lo que conciliar el sueño no será un problema, por lo menos en cuanto a lo que calor se refiere.

La ola de calor que afecta a gran parte de la península y las Baleares ha vuelto a dejar otra noche muy calurosa, sobre todo en la mitad norte del país, donde Navarra y el País Vasco han vuelto a superar los 30 grados, según datos de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

Por el contrario, en la estación meteorológica de Xinzo de Limia y en la de Beariz, ambas en Ourense, marcaban esta madrugada los valores más bajos de todo el país, con 5,9 grados y 6,2 grados centígrados respectivamente. en Xinzo de Limia, u tiene que

 Para el domingo la situación será muy similar: alguna nube en la costa a primeras horas y temperaturas sin cambios, aunque subirán las máximas ligeramente en Ourense (donde se alcanzarán los 33 grados) y Pontevedra (29). La semana comenzará en la misma línea, aunque la nubosidad se extenderá por toda la comunidad y las máximas esta vez bajarán un poco, hasta los 30 grados, que compartirán Pontevedra y Ourense.

En lo que se refiere a la previsión a medio plazo, para la semana que viene, parece que comenzará con algo de inestabilidad, con aire cálido en la superficie, pero frío en altura, lo que aumenta la probabilidad de chubascos tormentosos en el interior de la comunidad. Las temperaturas se mantendrán en el mismo rango, con máximas que no superarán los 30º.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Comentarios

Galicia, tiempo inestable y la gran excepción en España a la ola de calor