Los Obama se relajan con los Clooney

El expresidente estadounidense pasa unos días en el Lago Como con su familia


Los dos con traje y zapatos, con camisa pero sin corbata, el último botón abierto dando un toque informal y a bordo de una lancha. Como decorado, el Lago Como. Podría tratarse de la escena de una película, pero no, es la única imagen que ha salido a la luz de los días de descanso que la familia Obama al completo ha pasado con los Clooney. El refugio italiano de George y Amal se ha blindado para recibir a Barack y Michelle Obama y a sus hijas, Sasha y Malia.

La lujosa Villa Oleandra, una mansión del siglo XVIII en la pequeña localidad de Laglio (Lombardía), posee 25 habitaciones, un cine al aire libre, piscina, cancha de tenis, un embarcadero privado y hasta una habitación denominada pizza room, destinada a disfrutar del plato italiano por excelencia. Una mansión acostumbrada a recibir ilustres invitados como el príncipe Harry y Meghan Markle que pasaron allí tres noches el verano pasado.

Pero, volviendo a la visita del expresidente estadounidense y compañía, pocos detalles sabemos de los planes de los que disfrutaron todos juntos. A pesar de ser una visita privada, el gobernador de Laglio estableció una zona de exclusión de 100 metros con multas para todo aquel que se atreviera a traspasar el espacio restringido. Durante el fin de semana también se cerró el aparcamiento situado detrás de Villa Oleandra, una playa cercana y el muelle local.

Los Obama también asistieron a una cena para recaudar fondos destinados a la Fundación Clooney para la Justicia, que aboga por la justicia y pide responsabilidades por los abusos de los derechos humanos en todo el mundo.

Esta parada en el Lago Como es una más en el periplo vacacional de los Obama. La familia al completo ha decidido celebrar en Europa la graduación de su hija menor, Sasha. Tras su paso por la Provenza francesa, donde se alojaron en una lujosa casa de campo, visitaron Bono, el líder de U2, en su finca de Èze.

NUEVA MANICURA

Las uñas de Rosalía. Por una cosa o por otra no nos sacamos a Rosalía de la boca. Que si nuevo tema, que si impactante interpretación, que si sorprendente colaboración, que si portada de Vogue... Ahora, son sus nuevas uñas las que están dando mucho de qué hablar. Su última manicura ya ha traspasado todos los límites de lo imaginable. Ella misma ha subido una foto en su cuenta de Instagram para mostrarlas: unos enormes corazones de pedrería de diferentes colores y rodeados de diamantes terminan sus dedos. Lo que no sabemos es cómo es capaz de levantarlos. Por si hay alguno interesado, la «obra de arte» es de Divine Nails, el salón de uñas de Cerdañola del Vallés que firma casi todas sus manicuras.

View this post on Instagram

🏝🏝🏝

A post shared by LA ROSALÍA (@rosalia.vt) on

Las redes sociales, como no, ya se han llenado de comentarios y memes de todo tipo con la intérprete de Malamente como protagonista. La comparan con el famoso villano de Marvel, Thanos y sus gemas del Infinito. Eso sí, volviendo a la tierra, la pregunta es cómo logra llevar a cabo la cantante esas acciones cotidianas y mundanas como ir al baño, comer, lavarse las manos...

Llama especialmente la atención su último look después su portada en la revista Vogue. En esas imágenes, captadas por el prestigioso fotógrafo Peter Lindbergh, la cantante aparece con un aspecto totalmente distinto del habitual y con las uñas «cortadas y con un color natural».

Rosalía es la primera cantante española que ocupa la portada de Vogue España.

 

Rosalía se «corta» las uñas para salir en «Vogue»

la voz
Rosalía, en plena actuación en la noche del sábado en O Son do Camiño
Rosalía, en plena actuación en la noche del sábado en O Son do Camiño

La artista aparece en portada de la publicación de moda sin uno de sus rasgos más identificativos

Las uñas largas y mutantes de Rosalía son ya un icono de la cultura pop. Como el guante blanco de Michael Jackson, el sombrero de copa de Slash o la gasfas estravagante de Elton John, las manos de la artista catalana han dado la vuelta al mundo convirtiéndose en uno de sus rasgos definitivos.

Sin embargo, ha renunciado a ello en la revista Vogue que hoy ha salido a la venta. En la portada la artista aparece sin sus uñas. Se trata de una sesión hecha con el prestigioso fotógrafo Peter Lindbergh.

ROSALÍA CON SUS CARACTERÍSTICAS UÑAS A LA IZQUIERDA Y TAL Y COMO SALIÓ EN «VOGUE» A LA DERECHA
ROSALÍA CON SUS CARACTERÍSTICAS UÑAS A LA IZQUIERDA Y TAL Y COMO SALIÓ EN «VOGUE» A LA DERECHA

Según la directora de la publicación, Eugenia de la Torriente, la iniciativa responde a una particular simbiosis: «Como cualquier otra relación romántica, el idilio de música y moda necesita de escenas de leyenda como esta para alimentarse».

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Los Obama se relajan con los Clooney