Galicia se libra de la ola de calor

Las altas temperaturas «potencialmente peligrosas» que azotarán a España, Francia y Alemania no llegarán a la comunidad


redacción

Europa se prepara para una ola de calor calificada de «potencialmente peligrosa» que dejará a Galicia al margen. A partir de mañana, toda España y muchas capitales europeas se verán afectadas por varias jornadas de altas temperaturas que podrían rozar máximos históricos. Según informó Météo-France, «desde 1947, solo la ola de calor del 18 al 28 de junio de 2005 ha sido tan temprana. El próximo episodio parece mucho más intenso, sin precedentes en junio».

Sin embargo, según datos de meteogalicia, en la comunidad esta vez podremos respirar tranquilos. El miércoles, la temperatura máxima prevista en Galicia será en Ourense, con 32 grados. De hecho, no se prevé que esa temperatura se supere en ningún punto de la comunidad en toda la semana. En general, la semana comenzará con inestabilidad por una situación intermedia entre las altas y las bajas presiones, lo que provocará chubascos tormentosos en muchos puntos de la comunidad. En cuanto a las temperaturas, las máximas se mantendrán en torno a los 20 grados en la mayor parte del territorio, ascendiendo un poco hacia el final de la semana.

Mientras, a partir de hoy Francia registrará registrar máximas de entre 35 y 40°, con mínimas que se mantendrán por encima de los 20 grados por la noche. De momento no se conoce la duración de esta primera ola de calor veraniega, aunque las previsiones de Météo-France hablan de «al menos seis días de ola de calor», desde el lunes hasta el viernes.

Las alarmas están activadas porque el día más caluroso será comparable al del 2003, cuando Francia registró una ola de calor que causó 15.000 muertos. En Alemania los meteorólogos calculan que hay una probabilidad del 50 % de llegar a 40 grados, con lo que podrían batirse récords históricos como los 40,3 grados del 2015 en Baviera.

La primera ola de calor llegará el miércoles al menos hasta el próximo martes y se superarán los 40ºC en muchos puntos , 24 Jun. 2019

En España

En España, la primera ola de calor del año llegará este miércoles  y al menos durará hasta el lunes o el martes, según ha informado la Agencia Estatal de Meteorología, que ha emitido un aviso especial por esta situación meteorológica motivada por la llegada de una masa de aire cálido procedente de África que elevará los termómetros de buena parte de la Península y Baleares hasta por encima de 40 grados centígrados.

El portavoz de la AEMET, Rubén del Campo, ha explicado que a partir del próximo miércoles esta masa de aire tropical continental, muy cálida, muy seca y acompañada de polvo en suspensión, junto con una fuerte insolación dará lugar a temperaturas «significativamente» más altas de lo normal en la Península y Baleares. Si bien, ha señalado que Canarias, las ciudades autónomas de Ceuta, Melilla y Galicia y Asturias quedarán al margen de esta situación.

Hasta entonces, Del Campo ha señalado que el martes aún no entraría dentro de los parámetros que definen ola de calor, pero las temperaturas serán altas en el valle del Ebro, ya que en Zaragoza y en la depresión de Lérida se alcanzarán 36 grados centígrados. En cuanto a las precipitaciones, prevé algunas nubes y lluvias en Galicia, Asturias y León, que incluso estarán acompañadas de tormenta y no descarta que pueda llover en País Vasco y en otros puntos de la meseta norte.

La calima o polvo sahariano en suspensión aparecerá en el este de la Península y Baleares, al tiempo que las temperaturas subirán «bastante» en el tercio occidental peninsular, donde se disparan hasta 8 o 10 grados centígrados y pasarán de los 18 a 20ºC de este lunes por ejemplo en León o Zamora a 26 o 28ºC; en Valladolid alcanzarán los 33ºC y en Galicia se quedarán en unos 25ºC.

Así, ha precisado que los termómetros pasarán los 35 o 36ºC en el valle del Ebro, en puntos de Castilla-La Mancha, Andalucía oriental y Baleares, sobre todo en Mallorca. Respecto al miércoles, el portavoz ha indicado que en general las lluvias quedarán restringidas, como mucho, al norte de Galicia y de Asturias, donde incluso podría haber alguna tormenta y poco a poco se irá despejando la situación. Las lluvias matinales irán remitiendo, aunque podría haber alguna lluvia débil en el norte de Canarias y nubes bajas matinales en el Mediterráneo y, de nuevo, se espera calima en Baleares y en la mitad oriental peninsular.

En cuanto a las temperaturas, ha dicho que «seguirán subiendo, sobre todo en la mitad norte» y dará comienzo a la ola de calor, con temperaturas que superarán los 34 grados centígrados en muchas zonas del interior y los 36ºC en el valle del Ebro, interior de Mallorca, zona centro y Andalucía oriental.

El portavoz ha añadido que el miércoles se puede llegar puntualmente a 38ºC en zonas del Ebro y del centro, mientras que en Andalucía occidental hará «menos calor», con unos 30ºC en Huelva y unos 32 o 34ºC en Sevilla, igual que en Galicia y los litorales de Asturias y Cantabria, donde tendrán unos 25ºC y oscilarán entre 25 y 30ºC en Zamora y León y llegarán a unos 28 a 30ºC en el litoral mediterráneo.

También ha dicho que se generalizarán las noches tropicales en el Valle del Ebro, las regiones mediterráneas, el centro y el sur de la Península, donde el mercurio por la noche no bajará de 20ºC.

De cara al jueves, Del Campo prevé cielos despejados «prácticamente en todos los sitios menos en Galicia y Asturias», donde también podría llover débilmente. Las temperaturas «podrían volver a subir» en casi toda España menos en el litoral cantábrico, donde incluso podrían descender ligeramente.

De este modo, ha pronosticado que el jueves se superarán los 35ºC en «muchas zonas» del interior, en las dos mesetas, en el centro, el sur, el valle del Ebro así como en zonas del País Vasco y Navarra. De hecho, ha subrayado que se superarán los 40ºC en el valle del Ebro, en la depresión central de Lérida, en Valladolid, en el centro de la Península y en Andalucía oriental, en particular en Jaén.

Por su parte, en Mallorca se alcanzarán los 36 a 38ºC y en el interior de Galicia podrán llegar a 30ºC y entre 25 y 30ºC tendrán en la cornisa cantábrica, mientras en la costa Mediterránea estarán entre 28 y 30ºC pero en el interior de Levante el mercurio subirá hasta 35ºC.

El portavoz ha explicado que el viernes el ambiente «seguirá caluroso» con ascensos de temperaturas, sobre todo en el suroeste y «se sumarán al club de los 40ºC los valles del Tajo, Guadiana y Guadalquivir.

El sábado también se superarán los 40ºC en el valle del Ebro, en la meseta norte, sobre todo en Valladolid, interior de Cataluña, Tajo, Guadiana y Guadalquivir. «Será una jornada muy calurosa y solo bajarán en el Cantábrico, mientras en el resto seguirán sin cambios o repuntarán ligeramente», ha comentado.

De este modo, ve «muy probable» que la ola de calor dure hasta el lunes e incluso hasta el martes y el calor no remitirá ni por la noche porque el portavoz indica que desde el jueves las noches tropicales serán generalizadas, excepto en el tercio norte, pero el viernes, también superarán los 20ºC las mínimas en ambas mesetas, Andalucía, Baleares, Murcia, Valencia, Aragón y Cataluña.

Al mismo tiempo no ve «atisbo de lluvias» desde el jueves, excepto el lunes, cuando podría caer »alguna llovizna« en el Cantábrico. De este modo, Del Campo ha comentado que las temperaturas se colocarán entre 5 y 10 grados centígrados por encima de lo normal, pero desde el jueves, en el tercio norte serán de 10 a 15ºC por encima de los valores habituales, sobre todo en el valle del Ebro, Cataluña, norte de Castilla y Léon. Por el contrario, en la cornisa cantábrica serán »un poco más bajas« de lo normal. »En general son temperaturas muy altas para la época«, ha concluido.

El meteorólogo americano que predijo el frío de junio sabe cuándo vendrá el calor

Xavier Fonseca

Las temperaturas seguirán siendo bajas pero en el horizonte se ve un cambio importante

Ninguna de las actualizaciones que los principales modelos meteorológicos realizan cada seis horas observa calor a corto plazo. Este fin de semana se mantendrá un ambiente húmedo, especialmente en las provincias atlánticas y el termómetro seguirá marcando cifras por debajo de la media en esta época del año. La jornada más cálida será el domingo pero con máximas que apenas superarán los 20 grados y únicamente en la mitad sur

El sol y las altas temperaturas no harán acto de presencia en Galicia mientras la configuración atmosférica actual no cambie. Ahora mismo, las borrascas están ocupando el lugar del anticiclón, que se ha situado sobre Escandinavia. Esto explica por qué el tiempo se encuentra justo del revés, con más calor en el extremo norte de Europa y frío en el sur del continente. Esta situación que se prolonga ya durante dos semanas fue predicha a finales de mayo por el meteorólogo americano Judah Cohen. «Es un conocido climatólogo y doctor en ciencias atmosféricas. Merece la pena destacar su interés en mejorar la previsión mensual y estacional, teniendo en cuenta parámetros que influyen en la dinámica de la atmósfera como la cubierta de nieve. También se ha especializado en el calentamiento que se produce en el Ártico y su influencia en los fenómenos meteorológicos extremos en el hemisferio norte», comenta Juan Taboada, de MeteoGalicia. 

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Galicia se libra de la ola de calor