Las operadoras aplazan la guerra por el 5G, al menos hasta el próximo año

J. A. BRAVO MADRID / COLPISA

SOCIEDAD

IAGO GARCÍAJORGE GARCÍA

Pese a que Vodafone estrenó la primera red, el resto cree que aún no hay prisa

17 jun 2019 . Actualizado a las 18:06 h.

España está haciendo historia en el 5G. Esto es, la quinta generación de redes de telecomunicaciones móviles. El 20 de febrero, la filial española de Vodafone realizó la primera llamada del mundo con esa tecnología entre dos smarphones (teléfonos inteligentes) del fabricante chino Huawei -que también suministró los equipos de red- y con velocidades de descarga en movimiento de hasta 1,7 gigabits por segundo. Un año antes ya había logrado la primera conexión internacional de este tipo (en realidad, de una red de prueba 5G a un móvil 4G) entre dos localidades: la barcelonesa Castelldefels y Madrid.

 El pasado fin de semana los mismos protagonistas estrenaron la primera red comercial 5G de España, anticipo al despliegue de estas nuevas redes por parte de Vodafone en otros países europeos como Italia (el lunes, 17 de junio) y Reino Unido (3 de julio). Una quincena de grandes ciudades españolas, entre ellas A Coruña y Vigo, ya disfrutan, con una cobertura inicial del 50 %, de unas conexiones más veloces (1 gigabit por segundo en descarga de datos, que se duplicará a finales de año) y con menor tiempo de respuesta.

Pero, ¿supone el comienzo de una nueva guerra comercial? No, aunque obviamente la multinacional británica toma la delantera, para sus principales competidores no resulta preocupante, al menos según sus valoraciones en un reciente encuentro informativo. «En la vida hay que llegar en el momento justo..., ni muy pronto ni muy tarde», afirmaba el director de Operaciones, Red y TI de Telefónica España, Joaquín Mata, para quien toda nueva tecnología «hay que testarla y no quemarla; hay que probar bien el ecosistema».