El lobo, ¿el mejor amigo del ganado?

Un estudio concluye que la presencia de este depredador puede controlar la tuberculosis en el ganado bovino


la voz / redacción

Sabe que tiene entre manos un asunto que suele levantar suspicacia. Por eso, Ana Balseiro insiste en que su estudio «solo se basa en resultados». Esta investigadora de la Universidad de León ?nacida en Barakaldo, pero con raíces en Ponteareas? forma parte del equipo hispano-británico que acaba de concluir que el lobo puede ser un buen aliado del ganado doméstico a la hora de controlar una enfermedad como la tuberculosis.

Ella lleva 20 años investigando sobre la materia, pero reconoce que la publicación del trabajo en la revista Scientific Reports está teniendo un enorme impacto. «La tuberculosis es una enfermedad muy relevante. Está sujeta a campañas de erradicación dentro de un programa nacional que, en realidad, tiene su origen a nivel europeo. Todos los países están sujetos a estos planes para erradicar la tuberculosis del ganado bovino. Estos años se ha visto que hay especies silvestres que son reservorio de tuberculosis».

Una enfermedad en aumento

Con ese término, «reservorio», se refiere a las especies que pueden padecer y mantener una enfermedad contagiosa y llevar a producir una epidemia. Es decir, que una población silvestre es capaz de mantener en este caso la tuberculosis en su población sin aporte externo. En un momento dado, pueden transmitirla al ganado bovino. «En el centro y sur de la Península, el jabalí es reservorio de tuberculosis. Tiene unas prevalencias altísimas y una densidad más alta de lo que encontramos en el norte. Por lo tanto, en el norte no se puede decir que el jabalí tenga esa condición, pero es verdad que las prevalencias de tuberculosis aumentan año tras año en localizaciones concretas, como regiones de Asturias y Galicia, donde ha habido una prevalencia alta de tuberculosis en el ganado bovino. Eso sí, el norte no se puede considerar ahora mismo reservorio», explica.

¿Qué papel juega un animal tan famoso y mitificado como el lobo? Pues el papel natural de la depredación. Esta investigación expone que los lobos limitan la progresión de la tuberculosis al depredar a los jabalíes infectados. Y lo hacen a través de un método natural de selección. «La tuberculosis es una enfermedad crónica. Por un lado, tenemos animales recién infectados, con lesiones pequeñas, que no vayan a desarrollarse en el futuro. Hay otros en los que esas lesiones progresan y terminan en generalizadas. Eso implica que hay mucha más transmisión a través de orina, heces o saliva. Hay una contaminación ambiental mayor, porque la micobacteria que produce la tuberculosis es resistente en la naturaleza. Los lobos limitarían la progresión de la enfermedad porque eliminarían a esos animales con lesiones generalizadas. Eliminan el foco de contaminación. Son ejemplares más débiles y fáciles de cazar. Así extraes una probabilidad alta de que en un futuro infecten y transmitan la enfermedad», relata esta investigadora para explicar que los lobos no van a controlar la población de jabalí como para bajarla, pero sí acabarían eliminando al jabalí diana y reduciendo el riesgo de que la tuberculosis se transmita al ganado bovino.

La población de jabalíes no deja de aumentar en todo el país, pero es cierto que en la zona norte va, por el momento, por detrás. Aquí, hay una media de tres jabalíes por kilómetro cuadrado. En el sur hay unos 90. «Ahora el jabalí no es reservorio de tuberculosis, pero si lo dejamos y las poblaciones aumentan podría llegar a serlo», concluye esta investigadora.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El lobo, ¿el mejor amigo del ganado?