El nuevo robot de cocina de Lidl te espía

Dos aficionados a la tecnología descubren en Francia que el aparato, que está conectado a Internet, puede hackearse con facilidad


redacción

Pica, sofríe, cuece, emulsiona, pesa, mezcla.... y también te puede espiar. La polémica ha saltado a las redes tras confirmarse que el robot de cocina Monsieur Cuisine Connect, que comercializa Lidl, es susceptible de ser hackeado facilmente a través de su pantalla táctil y su micrófono oculto. 

El aparato de cocina se vende por un precio de 359 euros y está diseñado en Alemania pero producido en China. Entre sus características se incluye una pantalla táctil de siete pulgadas que se puede conectar vía wifi y así  descargar recetas de forma gratuita. Hasta aquí todo fantástico para los amantes de la cocina, hasta que se descubrieron sus debilidades. 

La alarma saltó cuando dos aficionados a la tecnología se pusieron manos a la obra para investigar en su interior y hallaron que el robot tiene graves problemas de privacidad y seguridad. Estos vienen, en parte, porque el dispositivo, que está equipado con Android 6.0 y no se actualiza desde el 2017, tiene un pequeño micrófono y un altavoz a través de los cuales podría inmiscuirse en la vida privada de los usuarios. Los autores del descubrimiento incluso publicaron en Youtube un vídeo donde jugaban a través del robot a un famoso videojuego (Doom) con varios jugadores. 

 Michel Biero, director ejecutivo de marketing de Lid, explicó que la empresa no tiene constancia de que existan problemas de seguridad y argumentó que ya se había previsto que «el aparato pudiese controlarse con la voz y eventualmente vía Alexa. Dejamos ahí el micro, pero está totalmente inactivo y es imposible que lo activemos remotamente». Se trata de un aparato más de la marca a la que pertenecen todos los electrodomésticos que vende Lidl, SilverCrest, y su gran ventaja es que el precio es bastante inferior a otros de la misma gama, como la famosa Thermomix.

Los peligros de la conectividad de los electrodomésticos ya es una preocupación que ha llegado a algunos gobiernos, como Japón, donde las autoridades japonesas lanzaron una vasta operación para examinar por razones de seguridad 200 millones de aparatos conectados a Internet antes de los Juegos Olímpicos de Tokio-2020.

El Instituto Nacional de Tecnologías de la Información y de la Comunicación prevé comprobar a partir de febrero la vulnerabilidad de productos como los routers, webcams y electrodomésticos, según declaró  un representante del organismo, Tsutomu Yoshida.

El CNI advierte del riesgo de los asistentes virtuales y el Internet de las Cosas

El organismo pronostica un aumento de los ciberataques de países extranjeros

Los ciberataques son una amenaza que no cesa y que crece a medida que cada vez más aparatos se conectan a la Red. Los datos personales son uno de los objetivos principales de los ciberdelincuentes. El último informe del Centro Criptológico Nacional (CCN-CERT) certifica que la llegada del Internet de las Cosas (IoT) y la multiplicación de dispositivos conectados entre sí será un logro que aportará grandes soluciones y comodidad a los usuarios, pero lo hará «relegando la seguridad a un segundo plano».

De este modo, elementos como los aparatos de videovigilancia, los wearables (dispositivos personales conectados, como gafas o relojes) y los populares altavoces y asistentes virtuales para el hogar como los que tienen Google, Apple y Amazon suponen un riesgo para la privacidad.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos
Comentarios

El nuevo robot de cocina de Lidl te espía