El «streaming» de videojuegos de Google que quiere dejar obsoletas a las consolas

La compañía sacará en noviembre una plataforma sin soporte físico que permite jugar en cualquier dispositivo por 115 euros iniciales y 8,8 euros mensuales


La plataforma de videojuegos en streaming de Google, Stadia, saldrá al mercado en noviembre de este año a un precio de 129 dólares (115 euros) el paquete inicial, más una suscripción de 8,8 euros mensuales a partir de los tres meses, según informó la compañía y recoge Efe. La compañía asegura que su nueva propuesta dejará obsoletas a las consolas tradicionales.

El paquete inicial, bautizado como Edición de fundadores y que ya se puede reservar on-line, es por el momento la única manera de acceder al servicio, aunque Google aseguró que en el 2020 sacará al mercado otra modalidad, Stadia Base, que permitirá jugar sin tener que convertirse en «fundador».

La Edición de Fundadores incluye un controlador de Stadia «de edición limitada y color azul noche», un dispositivo Chromecast Ultra para poder jugar en televisores, tres meses de suscripción (y otros tres para un amigo o familiar elegido por el cliente) y prioridad a la hora de escoger un nombre de usuario.

Una vez pasados esos tres meses incluidos en el paquete inicial (en febrero para quienes empiecen a usar Stadia justo en el momento de su lanzamiento), los jugadores deberán pagar 9,99 dólares (8,8 euros) al mes para seguir teniendo acceso a la plataforma, donde hallarán al menos 31 juegos de 21 empresas distintas.

Los primeros mercados en los que Stadia estará disponible son Estados Unidos, España, Canadá, el Reino Unido, Irlanda, Francia, Alemania, Italia, Países Bajos, Bélgica, Finlandia, Dinamarca, Suecia y Noruega.

A día de hoy el único juego que vendrá incluido en la suscripción es Destiny 2, mientras que el resto habrá que comprarlos por separado, aunque desde la empresa aseguraron que la intención es ampliar el catálogo de juegos incluidos para que la plataforma pueda convertirse en un «Netflix de los videojuegos».

El servicio de videojuegos de Google ofrecerá un streaming de máxima calidad 4K y 60 fotogramas por segundo con HDR y sonido envolvente 5.1 en caso de que el cliente disponga de una conexión a Internet de por lo menos 35 Mbps se banda ancha.

La banda ancha mínima recomendada para Stadia son 10 Mbps, con los que se tendrá una calidad de 720 píxeles y sonido estéreo.

Google también desveló los títulos de los que dispondrá Stadia: Assassin’s Creed Odyssey, Just Dance, Tom Clancy’s Ghost Recon Breakpoint, Tom Clancy’s The Division 2, Trials Rising y The Crew 2, de Ubisoft; Darksiders Genesis de THQ; Mortal Kombat 11, de Warner Bros. y Gylt de Tequila Works, este último en exclusiva.

También se podrá jugar a NBA 2K y Borderlands 3, de 2K Games; Final Fantasy XV, Tomb Raider Definitive Edition, Rise of the Tomb Raider y Shadow of the Tomb Raider, de Square Enix; Samurai Shodown, de SNK; Football Manager de Sega, Power Rangers: Battle for the Grid, de nWay Games; Baldur’s Gate 3, de Larian Studios y Farming Simulator 19, de Giants Software.

Otros títulos disponibles serán Thumper de Drool; Metro Exodus de Deep Silver; GRID de Codemasters; Destiny 2 de Bungie; DOOM Eternal, DOOM 2016, Rage 2, The Elder Scrolls Online y Wolfenstein: Youngblood de Bethesda y Dragon Ball Xenoverse 2, de Bandai Namco.

Capcom, Electronic Arts y Rockstar Games también aportarán videojuegos a la plataforma, aunque aún no se ha detallado cuáles.

Google anunció su irrupción en el «jugoso» mercado de los videojuegos (se calcula que mueve 136.000 millones de dólares anuales (unos 120.000 euros) en marzo con Stadia, una plataforma que permite jugar en streaming sin consola física en cualquier dispositivo en que se pueda usar el navegador Chrome (televisores, ordenadores, tabletas e incluso móviles Pixel).

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El «streaming» de videojuegos de Google que quiere dejar obsoletas a las consolas