Chicho, un genio catódico de creatividad infinita

Figuras del mundo del cine, la televisión y la política lamentan la muerte del creador Chicho Ibáñez Serrador


Leyenda. Maestro. Pionero. Visionario. Todos los halagos se quedaron cortos a la hora de lamentar el fallecimiento de Chicho Ibáñez Serrador este viernes, a los 83 años. Numerosas personas del mundo de la cultura y la televisión expresan sus condolencias por la noticia y valoran la figura de un hombre que reinventó la forma de hacer televisión en España. 

El presidente de la Academia de Cine, Mariano Barroso, calificó a Chicho Ibáñez Serrador como «un artista y un visionario que supo ver la importancia del lenguaje cinematográfico en televisión y viceversa». «El Goya de Honor que le ha concedido la Academia este año es un reconocimiento a esa visión que, lejos de ahondar en las diferencias entre ambos medios, lo que hizo fue trabajar para encontrar puntos en común», destacó Barros.

Por su parte, María Casado, actual presidenta de la Academia de la Televisión de la que el propio Chicho fue uno de los socios fundadores, destacó su condición de «genio catódico que ha marcado a generaciones y generaciones de españoles».

Miriam Díaz-Aroca y Silvia Marsó, que fueron dos de los rostros más populares del Un dos tres, recordaron con gran emoción al «jefe» y al «maestro», un gran «amante del mundo del espectáculo». Díaz-Aroca, que presentó el concurso entre 1991 y 1993 junto a Jordi Estadella, explicó que el fallecimiento fue «muy rápido e inesperado» porque fue ingresado el jueves y en apenas 24 horas se produjo el óbito. «He tenido la suerte de estar con él en las últimas horas, de abrazarle y besarle. Estaba tan relajado y sereno...», dijo la actriz.

Del cineasta aseguró que tenía «una clarividencia más allá de lo normal, una capacidad de creatividad infinita y un detector para lo que le gustaba a la gente. Es lo que tienen los genios».

Silvia Marsó, que se dio a conocer como azafata del concurso en 1983 y en 1985, lamentó no haber podido despedirse de él: «Sabía que estaba muy malito, pero pasa esto y no te lo puedes creer». «Supo ver en cada uno de nosotros algo y no solo en las azafatas sino en las artistas, porque él descubrió a Silvia Abascal o a Nina, gente que prácticamente no había empezado», rememoró Marsó.

Los políticos también se sumaron a las condolencias. El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, subrayó de Ibáñez Serrador que «sus programas entretuvieron a generaciones y son hoy referencia para la profesión». A través de su cuenta de twitter, Sánchez ha recordado que hace unos meses Ibáñez Serrador recibía el Goya de Honor por su contribución al cine de terror y fantástico.

«La televisión en España no se entendería sin Chicho Ibáñez Serrador. Sus programas entretuvieron a generaciones y son hoy referencia para la profesión. Gracias y hasta siempre, Chicho», escribió.

Por su parte, el ministro de Cultura en funciones, José Guirao, lamentó el fallecimiento del cineasta y realizador Chicho Ibáñez Serrador, «un creador que hizo reír y pasar miedo» y cuyo «ingenio se echará de menos». «Se va una persona muy especial, un creador que nos hizo reír y pasar miedo. Fue un pionero del cine de terror e inventó formato televisivos que toda España recuerda. Su ingenio se echará de menos», reza el tuit publicado por el Ministerio de Cultura.

Por su parte, el presidente del PP, Pablo Casado, ha considerado a Ibáñez Serrador como «un genio del cine, maestro de una generación de cineastas y pionero de la televisión». «Mi sentido pésame a su familia, amigos y compañeros de la profesión. Descanse en paz», apunta en un mensaje en su cuenta de Twitter.

El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, trasladó su pésame a la familia, amigos y compañeros de profesión de este «histórico» del cine y la televisión. «Su gran legado permanecerá siempre en la memoria colectiva de millones de españoles», agregó.

«Nos ha dejado Chicho Ibáñez Serrador, un creador de la televisión, el teatro y el cine que marcó a varias generaciones», subrayó, por su parte, el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias.

El director, productor y guionista vasco Álex de la Iglesia, que le entregó el Premio Feroz de Honor en el 2017 y fue uno de los ocho cineastas que subieron al escenario de los premios Goya para rendir homenaje a Ibáñez Serrador, aseguró que para la «generación Sitges», en la que él se incluye, Chicho fue un «padre cinematográfico». «Su labor no ha sido suficientemente reconocida por su generación y hemos tomado esa labor los que veníamos detrás, tomándolo como ejemplo de falta de trascendencia, de amistad con el público y de amor al genero», apuntó el director de El día de la bestia. De la Iglesia aseguró que su legado le abrió los ojos. «Me descubrió una cosa que creía imposible, y es que puedes divertir y hacer locuras haciendo cine, más allá del cine comprometido que se hacía entonces, cine como entretenimiento».

Una de las últimas frases de Chicho Ibáñez Serrador: ««Siempre me he negado a ese título de maestro»

Chicho Ibáñez Serrador, en la fiesta de los nominados a los Goya
Chicho Ibáñez Serrador, en la fiesta de los nominados a los Goya

«Uno piensa que lo que ha hecho a lo mejor sirvió de escalón a muchos», afirmaba el director cuando le entregaron el Goya de Honor

El cineasta y realizador Narciso 'Chicho' Ibáñez Serrador, fallecido este viernes en Madrid a los 83 años de edad, hizo una de sus últimas apariciones públicas el pasado 14 de enero, cuando recogió el Goya de Honor durante la tradicional fiesta de nominados. «Siempre me he negado a ese título de maestro, porque me parecía excesivo», señaló en aquella ocasión.

El director de películas como ¿Quién puede matar a un niño? confesó que la concesión del premio a toda su trayectoria era «algo muy emocionante». El cineasta llegó al Teatro Real en silla de ruedas, acompañado por sus hijos Alejandro y Pepa. En la entrega del premio, que se hizo de manera privada, Ibáñez Serrador recogió el cabezón de manos del director de la Academia de Cine, Mariano Barroso. El creador del mítico concurso Un, dos, tres recordó entonces su labor tanto en cine como en televisión. «Uno piensa que lo que ha hecho a lo mejor sirvió de escalón a muchos», afirmaba el director, reivindicado por cineastas posteriores como Juan Antonio Bayona o Álex de la Iglesia. «Es verdad, pero no era consciente de ello, porque estaba tan cansado...», bromeó.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Chicho, un genio catódico de creatividad infinita