Alberto Amil: «Con el párkinson no te puedes rendir, tienes que luchar, no te queda otra»

El empresario Alberto Amil, presidente de la Fundación Curemos el Párkinson, es un referente y un ejemplo de lucha y actitud positiva ante la enfermedad


redacción / la voz

Quienes conocen bien al empresario Alberto Amil lo definen con cuatro palabras: «un fuera de serie». Un hombre emprendedor y vitalista que empezó repartiendo propaganda y con 38 años tenía ya mil empleados. A esa edad le diagnosticaron la enfermedad de Parkinson, pero eso no consiguió frenar sus sueños. Alberto continuó luchando y acabó abanderando la creación de la Fundación Curemos el Párkinson, que lidera la investigación en España y este mes celebra en Galicia su primera gala solidaria. Será el próximo jueves en el Hesperia Finisterre de A Coruña.

Este ferrolano es el alma mater de la fundación, aunque él se quita mérito. «No es cierto -asegura-, eso lo dicen los que quieren evitarse el protagonismo, pero somos un equipo, gracias a dios. Aquí uno solo no puede hacer nada». Y aunque en su trayectoria empresarial siempre tuvo un lugar destacado la palabra solidaridad, Amil confiesa con una honestidad que le honra, que empezó el proyecto de la fundación por sí mismo. «Yo fui egoísta inicialmente -cuenta-. Lancé el proyecto para curarme a mí. Pero cuando vas viendo lo que les pasa a más personas que están como tú, con el diagnóstico pero con otro tipo de dolencias, es cuando realmente te das cuenta que hay que hacer algo más. No puedo mirarme yo solo el ombligo, tengo que mirar también el ombligo de los demás».

El diagnóstico de párkinson, como muchos otros, cae como una losa sobre la vida de quien lo sufre, y más cuando sucede tan joven. Alberto Amil tiene claro que la actitud es lo más importante, algo que el demuestra cada día. «A mí me llaman muchas personas enfermas de párkinson, porque se enteran de que yo lo llevo de una forma positiva y me estoy riendo todo el día. Pero es que no hay otra forma de llevarlo, la cabeza es la que manda, y si no te puedes levantar hoy o no te puedes mover tienes que asumir que necesitas ayuda, pero no te puedes hundir, porque si no se acabó, vas para el furado».

Su carácter luchador sirve de ejemplo a miles de enfermos. «Yo toda mi vida he luchado para salir adelante, desde el barro, porque vengo de una familia muy humilde y siempre he peleado. Pues esto es una lucha más. Los primeros años después del diagnóstico estuve bien, no le tuve miedo a la enfermedad. De cuatro años para aquí es cuando me está haciendo polvo, pero cada día me levanto pensando en lo que tengo que hacer, no en lo que padezco».

 El sueño de la cura

La Fundación Curemos el Párkinson (que se llama oficialmente Fundación Española de Investigación en el Párkinson y otras enfermedades degenerativas), trabaja para mejorar la calidad de vida de quienes sufren esta patología. ¿La esperanza es encontrar una cura? «La cura va a ser difícil -afirma Amil- , pero queremos intentar paralizar la evolución de la enfermedad. De párkinson no mueres, pero no es solamente una enfermedad, son treinta y pico enfermedades dentro del mismo concepto y ciento y pico patologías que hay detrás de cada uno de los tipos de enfermedades. Y cada persona es un mundo, cada enfermo tiene una historia y el tratamiento tampoco es igual para todo el mundo».

Para avanzar en este campo, la iniciativa más ambiciosa en la actualidad es el Proyecto Coppadis, que surgió también en parte «por culpa» de Amil. «El médico que me diagnosticó, Diego Santos, me comentó que tenía un proyecto para evaluar a 80 pacientes de Galicia con el que se podrían obtener unos resultados interesantes para la evolución de la enfermedad, para buscar algún tipo de remedio y mejorar la calidad de vida. Yo le dije: ‘¿y por qué no lo hacemos para toda España?’». Las trabas económicas fueron un reto para este empresario, que al final logró que participaran 140 neurólogos y casi 700 pacientes.

En la actualidad, Alberto Amil ha dejado parte de sus empresas, «porque no sabía hasta qué punto mi capacidad se vería afectada y no quería esto pudiese hacer que cientos de personas se pudieran ver perjudicadas».

Aún así, el empresario ferrolano no ha abandonado la parte social de sus empresas, y actualmente, continúa en activo a través del Grupo Amil, que da trabajo a 500 discapacitados en el ámbito de servicios auxiliares (limpieza, mantenimiento, etc). Desde el año 2015, Amil lideró el trabajo de la Fundación contra viento y marea, apostando por proyectos de investigación muy ambiciosos, que están en primera línea en España y Europa y han conseguido captar la atención de primeros espadas de la investigación.

Junto a él en este proyecto sigue el neurólogo Diego Santos, vicepresidente y director científico; y los responsables de la Fundación: Ignacio González Rivera y Sara Fernández Ceballos, socios de la firma LIFE, que mantiene una línea de actividad orientada a Fundaciones y Asociaciones (asesoramiento, desarrollo de proyectos, etc).

El proyecto Coppadis, una esperanza real 

Una de las grandes esperanzas en la investigación sobre la enfermedad de Parkinson es el proyecto Coppadis, un referente a nivel mundial donde se han registrado datos de centenares de pacientes. «Hoy por hoy a nivel europeo es el estudio de mayor amplitud a la hora de recopilación de datos», explica Ignacio González Rivera, responsable de la Fundación.

Pero la entidad tiene también otras líneas de investigación abiertas, como el banco de cerebros, el estudio sobre la eficacia de la opicapona, el de la safinamida, o los proyectos que evaluarán el impacto de la electroestimulación o del tratamiento con cannabis.

Alberto Amil está ilusionado con la gala del jueves, que servirá al mismo tiempo para presentar en sociedad a la fundación y para agradecer el apoyo de las empresas colaboradoras, como Estrella Galicia (que recibirá el premio a la responsabilidad social corporativa), Coca Cola, Deportivo de A Coruña, Alve, Banco Santander, Banco Sabadell, Novo Banco, Uniter, Cocomm, Trison, Altia, Luckia, Gadis, Carrefour, Laboratorios Zambion, Laboratorios Abbvie, Neuraxpharm, Louzao-Mercedes Benz, Emetel, Rendueles, Hesperia Finisterre, y el restaurante Nado, de Iván Domínguez, que realizará también un showcooking.

El evento será presentado y conducido por Xosé A. Touriñán y contará con la actuación de Andrés Balado, el Bruce Springsteen español, el músico que cautivó al público y a los cuatro coaches del programa musical La Voz. Cultura y solidaridad se unen para apoyar los proyectos de la Fundación, y la organización avanza ya que será un éxito de participación. El precio por cubierto, a modo de donativo, es de 50 euros, pero también se ha creado una fila 0 para quienes no puedan asistir y quieran colaborar.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
15 votos
Tags
Comentarios

Alberto Amil: «Con el párkinson no te puedes rendir, tienes que luchar, no te queda otra»