Redacción / La Voz

Marta Sánchez ha pasado de ser uno de los mitos sexuales de los años 90 a que le tiren huevos en los conciertos. La cantante, unida sentimentalmente a Galicia, lleva más de tres décadas dedicada a la música con millones de fans tanto en España como en Latinoamérica, pero ante el convulso clima político y social de los últimos tiempos en Cataluña ha provocado que tuviese que cancelar su último concierto tras una lluvia de huevos. Todo por hacer una versión del himno de España con letra. Una situación muy desagradable para Marta Sánchez, que habló días después del incidente. «Sobre lo que ocurrió en Badalona, realmente no merece mucho la pena entrar a responder a esos cobardes, que sólo buscan publicidad, pero lo haré por tantísimos mensajes de apoyo que estoy recibiendo. Quiero insistir que esa letra la hice para cerrar un espectáculo que recorría mi carrera a piano y voz, y venía perfecta esa melodía, para hablar de mi vuelta a casa después de cuatro años viviendo fuera. Cualquiera que esté o haya estado en esa situación, estoy segura que se siente identificada con esa letra, que hice con todo mi cariño a mi país al que tanto aprecio y sin ninguna pretensión más que esa, a pesar de que haya gente que no lo vea así»», explicaba en un comunicado. «La próxima vez qué serán, ¿piedras? ¡A dónde vamos a llegar, señores! Pensemos en eso y no me usen más de cabeza de turco ante un problema que nos afecta realmente a todos. Gracias siempre a aquellos que me apoyan y me respetan. Un abrazo de corazón fuerte para todos, en especial al público allí presente», añadía la cantante. 

Su controvertida letra del himno ya le ha dado más de un disgusto, aunque nunca del calibre de lo ocurrido en Badalona. Marta Sánchez sorprendía a toda España cantando una letra para el himno compuesta por ella misma. Con esta actuación puso el broche final a su concierto en Madrid a mediados de febrero del 2018.  «Vuelvo a casa, a mi amada tierra, la que vio nacer mi corazón aquí. Yo te canto para decirte cuanto orgullo hay en mí...», con estos primeros compases, el público que había asistido al repaso de sus treinta años de carrera, aplaudía y aplaudía sin parar. Acompañada con un piano y con un vestido rojo, interpretó el himno de España con una letra que ella misma había compuesto. «Grande España, a Dios le doy las gracias por nacer aquí, honrarte hasta el fin. Como tu hija llevaré ese honor, llenar cada rincón con tus rayos de sol. Y si algún día no puedo volver, guardadme un sitio para descansar al fin», continúa la letra.

;
El himno de España con letra de Marta Sánchez El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, publicó un tuit agradeciendo «la iniciativa» de la cantante gallega

Días después, aún sorprendida por el revuelo generado, se mostraba incluso dispuesta a cantar su himno en la Copa del Rey si se lo proponían: «por supuesto que lo haré», aseguraba.  «No me esperaba nada de esto, pero nada. Vamos, la primera sorprendida soy yo, pero en mayúsculas, te lo prometo», confesaba hace poco en declaraciones a La Voz

Pero además de aplausos, Marta Sánchez también cosechó numerosas críticas, entre otros de sus propios compañeros de profesión. Sergio Dalma hizo unas durísimas declaraciones: «A Marta Sánchez se le ha ido la olla». Además añadía que «si quería publicidad la ha conseguido».

Por las venas de Marta Sánchez corre la música, ya que su padre, Antonio Sánchez Camporro, también se dedicaba al mundo de la canción. Marta Sánchez creció en un entorno rodeado de músicos. Sin ir más allá, el mismísimo tenor Alfredo Kraus fue su padrino. Por eso sus padres vieron pronto las dotes musicales de la niña. Con solo 13 años ya componía sus primeras canciones y desde entonces no se ha bajado de los escenarios. Aunque nació en Madrid, está muy unida a A Coruña, donde pasó muchos de los veranos de su infancia y juventud. «Adoro Galicia, pero tengo sentimientos muy enfrentados respecto a ella, porque ahí en A Coruña pasé los peores momentos de mi vida», decía al suplemento Fugas en el año 2010. En los numerosos conciertos que Marta Sánchez ha dado en la ciudad, siempre ha cosechado grandes éxitos de asistencia. 

Marta Sánchez debutó con Torrebruno con una canción escrita por ella misma. En los últimos años TVE ha descubierto el filón que tiene en su extenso archivo y son muy numerosos los programas en los que, a través de una gran labor de documentación, se rescatan imágenes que pocos recordaban ya de muchos artistas, que en sus inicios, pasaron por varios programas de La 1, cuando aún era una cadena hegemónica (o casi). Marta Sánchez también tiene su primera vez en la cadena pública y fue de la mano de Torrebruno en el programa Sabadabada, en 1981, en el que interpretó con una guitarra que le acababan de regalar sus padres Voy buscando, una canción compuesta por ella misma. 

Tras su debut en TVE, Marta Sánchez enfocó su carrera al mundo de la música. Durante un tiempo fue vocalista del grupo Cristal Oskuro, nacido en plena movida madrileña. Allí duró poco, y sin conocer la versión de Marta Sánchez, el resto de componentes la tacharon de «informal y caprichosa».  Abandonó la formación musical para unirse a Olé Olé, que la catapultaría a la fama. Sustituyó a Vicky Larranz y de la mano de Olé Olé debutó en el Festival Viña del Mar en 1989. Pero fue su actuación ante la tropas españolas enviadas a la guerra del Golfo donde nació el auténtico mito sexual de los noventa, emulando lo que hizo Marilyn Monroe con los soldados de la Guerra de Corea varias décadas antes. 

Siempre ha habido cierta controversia sobre si Marta Sánchez cobró algo o fue gratis allí. Según recoge Bluper, aunque la cantante mantiene que fue gratis, en la revista Época se publicaron unas declaraciones de su manáger en las que aseguraba que «desde luego no van a ir gratis cuando TVE sacará su rendimiento con publicidad». Y ahonda en una nueva polémica con otro personaje que también está de actualidad: Isabel Pantoja. Al parecer se le ofreció a la tonadillera ir a cantar ante los soldados pero habría pedido un caché tan alto que el acuerdo no fructificó. Isabel Pantoja, que en aquellos años aún vivía probablemente sus años de más éxito tras la muerte de Paquirri, habría pedido 100 millones de pesetas, aunque la versión oficial es que no quería pasar las Navidades lejos de casa.  

Convertida en una auténtica estrella de la música, Marta Sánchez decidió abandonar Olé Olé, grupo en el que conoció a uno de los amores de su vida, Juan Tarodo batería del grupo. «En Olé Olé había un poco de dictadura y por eso abandoné», aseguraba hace unos años en ¡Qué tiempo tan feliz!. Y en ese programa hizo una declaración que dejó atónitos a parte de los espectadores: «No me tenía que haber ido de Olé Olé». Tras su muerte, en el 2013, Marta Sánchez fue muy criticada por cómo actuó en ese momento con Juan Tarodo y su familia. A pesar de que la cantante expresó su dolor por la pérdida de uno de los fundadores de Olé Olé en un tuit, no pudo evitar la polémica: «Hoy siento una gran tristeza, Juan Tarodo nos ha dejado. Un hombre con gran corazón, que siempre lo daba todo sin esperar nada a cambio. Nunca olvidaré todo lo vivido y aprendido junto a él y a nuestro grupo Olé Olé. Día triste para la historia del pop español. Siempre en mi recuerdo. Descanse en paz». 

La viuda de Juan Tarodo cargó poco después en un programa de televisión contra Marta Sánchez por cómo había actuado con él en sus últimos días. Marta Ugena aseguraba en Interviú: «Llamé a Marta Sánchez para decirle que Juan se moría y me dijo que le hacía una putada, que era su cumpleaños». Más tarde, cuando Marta Sánchez no participó en un homenaje de Olé Olé a Juan Tarodo, de nuevo volvió a recibir duras críticas. «A través de este medio quiero dejar claro que, a pesar de mi predisposición en un principio a participar en el homenaje al gran Juan Tarodo, decidí no tomar parte en el proyecto debido a la precipitación con la que se ha querido llevar todo. Actualmente me encuentro en Mallorca metida en un estudio inmersa en la composición y grabación de mi nuevo trabajo discográfico, no estoy en las playas de Ibiza tomando el Sol, como se ha dicho... Ya está en proceso mi propio homenaje personal a Juan Tarodo, excepcional ser humano que siempre estará en mis recuerdos», escribía. 

Su hija Paula, a la que dedicó una canción

Marta Sánchez tiene una hija llamada Paula, fruto de su matrimonio con Jesús Cabanas, con el que estuvo casada entre el año 2002 y el 2010. Antes, la cantante tuvo un breve matrimonio con el empresario argentino Jorge Salati, que solo duró un año. Antes Marta Sánchez tuvo un noviazgo con el torero Javier Conde y tras su matrimonio, tuvo otras relaciones, pero ninguna de ellas ha perdurado en el tiempo. También mantuvo una relación a principios de los 90 con Sterling Campbel, bateria de Duran Duran y David Bowie.  En uno de sus discos, Marta Sánchez le dedicó una canción a Paula, titulada Tienes que vivir

La trágica muerte de su hermana, uno de sus mayores traumas

En el año 2004, solo seis años después de que falleciese su padre, Marta Sánchez sufría una dura pérdida: su hermana melliza Paz, moría a los 38 años tras una larga enfermedad. En una entrevista con Susanna Griso se desplazaba a Miami para entrevistar en Antena 3 a la cantante, que se sinceraba con la periodista. A ella le confesó que tras la muerte de su hermana «pasé un bache de fe». «Muchas veces me pregunto por qué ella y no yo. Éramos mellizas y de alguna forma, igual en la formación, yo me llevé un poco más la fuerza que ella. También sufrió una hepatitis muy fuerte de pequeña y la verdad es que yo siempre sentía como que ella era más débil, más frágil», añadía. También hablaba de su especial relación con Galicia de amor-odio. «Mi madre está en La Coruña, pero yo no voy mucho a Galicia porque tengo cierto dolor de haber perdido seres de mi familia y me cuesta ir porque hay mucha nostalgia para mí en esa tierra. Me cuesta pisar esa tierra. Lloré mucho ahí», aseguraba. Marta Sánchez le dedicó una canción a su hermana, Profundo valor, cuyo videoclip se grabó en A Coruña. 

Marta Sánchez y su polémica con Carlos Baute

Tras años sin hablarse, Carlos Baute y Marta Sánchez se reconciliaban en octubre del año 2016, para celebrar que la canción Colgado en tus manos, superaba los 300 millones de reproducciones en Youtube. La cantante gallega explotaba en una entrevista con Risto Mejide en Viajando con Chester en el 2014, cuando afirmó que que por su dueto con Carlos Baute con la canción Colgando en tus manos «solo cobré 6.000 euros». «Fui a preguntar por el contrato y me dijeron que me callase. No sé dónde está el dinero», explicó. «Me ha pasado cada cosa...», suspiró resignada. Marta Sánchez además, se mostró indignada de que se la recuerde más por su imagen que por su trabajo: «No he hecho otra cosa que trabajar. Llevo 28 años de carrera, ¿cuántos más necesito?». Las palabras la artista tuvieron una rápida respuesta por parte de Carlos Baute, que le respondió a los pocos días de su revelación en televisión. Marta Sánchez ser refirió a él en durante el programa como «un chico que tiene muchas armas para quedar bien con todo el mundo y ser simpático. Hace muy bien su papel. Él sabe dónde quiere llegar y va por ello, que es muy lícito», afirmó. Pero dos años después llegaba la reconciliación por medio de Instagram. «Guaoo, el vídeo de Colgando en tus manos llegó a 300 millones de views. A ver si nos vemos y lo celebramos, Marta», escribía Carlos Baute. 

Marta Sánchez recogió el guante tirado por Baute y contestaba con otra imagen de los dos cantantes y la frase: «Gracias a todas las personas que han visto nuestro vídeo».

El sonado desnudo en «Interviú»

Marta Sánchez protagonizó un sonado desnudo en Interviú, que se negoció después de que una agencia la pillase cambiándose el bañador en el Caribe. Para que no se publicasen esas imágenes, la cantante posó a cambio de una suculenta suma de dinero, algunos incluso dicen que fue el más caro de la historia de la revista, que desapareció de los quioscos hace más de un año. Y no estuvo exento de polémica, ya que Miguel Ángel Gordillo, que por aquel entonces trabajaba en la revista, reconocía hace poco en El Confidencial que la cantante se llevó 15 millones de pesetas en negro, y meses más tarde los demandó. 

Marta Sánchez y sus grandes éxitos

Marta Sánchez, a lo largo de su larga trayectoria musical, ha servido como banda sonora de varias generaciones. Desde Soldados del amor a Soy yo, pasando por Los mejores años de nuestra vida, Desconocida o Desesperada

Marta Sánchez: «Escucho mucho lo de diva, pero no me lo quiero creer»

María Vidal

Tuvo tanto éxito el concierto que ofreció hace unas semanas en el Teatro de la Zarzuela en Madrid, donde sorprendió con su particular versión del Himno de España, que ya piensa en repetirlo. «La he liado parda, pero me llevo buen sabor de boca»

Hace unos meses que regresó de Miami, donde estuvo residiendo unos años. Sin embargo, su concierto el pasado mes de febrero en el Teatro de la Zarzuela para conmemorar su 30 aniversario sobre los escenarios fue una especie de bienvenida en la que todo el mundo se enteró de que la gallega estaba de vuelta en la ciudad. Tenía preparada una sorpresa para el final, y vaya sí sorprendió cuando acompañada solamente por un piano comenzó a cantar su propia versión del Himno de España.

-¿Y si tuvieras que hacerle un himno a Galicia?

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Marta Sánchez, el mito sexual de los 90 al que ahora le tiran huevos