Estados Unidos da tiempo a Huawei

Javier Armesto Andrés
Javier Armesto REDACCIÓN / LA VOZ

SOCIEDAD

Washington aplaza 90 días las sanciones y Google asegura que dará soporte a los usuarios actuales de la marca china

22 may 2019 . Actualizado a las 15:20 h.

Y al segundo día, alto el fuego. Google aclaró ayer que los móviles lanzados por Huawei hasta ahora seguirán teniendo acceso a la tienda de aplicaciones Play Store, así como a los servicios Google Protect, que incluyen protección completa frente a software malicioso para Android, navegación segura a través de Chrome y funciones como Encontrar mi dispositivo, que permiten localizarlo en caso de pérdida o robo y bloquearlo de forma remota. El gigante de Internet tranquiliza así a los millones de usuarios de la marca china, a los que se dirigió a través de la cuenta oficial de Android en Twitter: «Les aseguramos que, mientras cumplimos con todos los requisitos gubernamentales de los EE.UU., esos servicios seguirán funcionando en los dispositivos Huawei existentes».

Paralelamente, el Gobierno estadounidense anunció un aplazamiento de 90 días en la entrada en vigor del veto de proveer de hardware y software a Huawei y sus filiales. El secretario de Comercio, Wilbur Ross, lo calificó como una «licencia temporal que concedería a los operadores tiempo para realizar otros arreglos y espacio al departamento [de Comercio] para determinar las medidas a largo plazo apropiadas para los proveedores de telecomunicaciones americanos y extranjeros que actualmente confían en los equipos de Huawei para servicios clave».

¿Por qué suaviza EE.UU. su postura? El argumento oficioso es que persigue proteger a los pequeños operadores del país norteamericano que trabajan con Huawei (los grandes ya lo han vetado, como Verizon y T-Mobile tras la adquisición de Sprint), las redes rurales de banda ancha y la investigación en ciberseguridad. Pero parece que Washington quiere más tiempo para negociar con China y ver las posibles consecuencias negativas que su política puede acarrear para la industria norteamericana.