Estados Unidos da tiempo a Huawei

Washington aplaza 90 días las sanciones y Google asegura que dará soporte a los usuarios actuales de la marca china


redacción / la voz

Y al segundo día, alto el fuego. Google aclaró ayer que los móviles lanzados por Huawei hasta ahora seguirán teniendo acceso a la tienda de aplicaciones Play Store, así como a los servicios Google Protect, que incluyen protección completa frente a software malicioso para Android, navegación segura a través de Chrome y funciones como Encontrar mi dispositivo, que permiten localizarlo en caso de pérdida o robo y bloquearlo de forma remota. El gigante de Internet tranquiliza así a los millones de usuarios de la marca china, a los que se dirigió a través de la cuenta oficial de Android en Twitter: «Les aseguramos que, mientras cumplimos con todos los requisitos gubernamentales de los EE.UU., esos servicios seguirán funcionando en los dispositivos Huawei existentes».

Paralelamente, el Gobierno estadounidense anunció un aplazamiento de 90 días en la entrada en vigor del veto de proveer de hardware y software a Huawei y sus filiales. El secretario de Comercio, Wilbur Ross, lo calificó como una «licencia temporal que concedería a los operadores tiempo para realizar otros arreglos y espacio al departamento [de Comercio] para determinar las medidas a largo plazo apropiadas para los proveedores de telecomunicaciones americanos y extranjeros que actualmente confían en los equipos de Huawei para servicios clave».

¿Por qué suaviza EE.UU. su postura? El argumento oficioso es que persigue proteger a los pequeños operadores del país norteamericano que trabajan con Huawei (los grandes ya lo han vetado, como Verizon y T-Mobile tras la adquisición de Sprint), las redes rurales de banda ancha y la investigación en ciberseguridad. Pero parece que Washington quiere más tiempo para negociar con China y ver las posibles consecuencias negativas que su política puede acarrear para la industria norteamericana.

¿Cómo ha reaccionado el Gobierno chino? La visita del presidente Xi Jinping a una planta de producción de tierras raras en Ganzhou (sudeste de China) puede interpretarse como una amenaza velada. EE.UU. depende en un 80 % de las exportaciones chinas de estos materiales (diecisiete elementos químicos entre los que están el escandio, el itrio y los pertenecientes al grupo de los lantánidos, como el neodimio) claves para el sector tecnológico. De su importancia da prueba el hecho de que están exentos de los aranceles recientemente impuestos por Washington.

¿En qué situación deja a Apple esta guerra comercial? Muy delicada. Los números del tercer fabricante de smartphones del mundo dependen en buena medida del mercado chino (más de 1.400 millones de personas) y precisamente estaba intentando mejorar su penetración en ese país, tras la caída de las ventas un 20 % en el último año. Además, posibles represalias podrían adoptar la forma de demandas sobre patentes, que impidan que determinados modelos del iPhone se vendan en China.

¿Se quedarán obsoletos los móviles actuales de Huawei? Rotundamente, no. Mucha gente lleva más de cinco años con el mismo móvil y no tiene problemas con las aplicaciones principales. Un ejemplo: WhatsApp funciona con Android 4.0.3 (Ice Cream Sandwich) y superiores, una versión del año 2011. Todos los teléfonos de todas las marcas acaban volviéndose obsoletos con el tiempo y precisamente por las actualizaciones, que ralentizan el terminal e incorporan un sistema operativo modificado para el que no fueron desarrolladas originalmente las apps. Pero es más probable que falle o se agote antes la batería.

¿Qué pasará con los próximos dispositivos que lancen? Si EE.UU. mantiene el veto, Huawei deberá buscar alternativas no solo para Android, sino para otros componentes de sus móviles, tabletas, wearables y portátiles. Qualcomm (procesadores y modem), Intel (plataforma Windows), Broadcom (circuitos integrados), Xilinx (chips de red) e Infineon (alemana, sensores) ya han anunciado que se sumarán a las sanciones.

¿Qué alternativas hay a los servicios de Google? En la tienda de aplicaciones de Huawei (AppGallery) se pueden descargar WhatsApp, Twitter, Facebook, Instagram e incluso YouTube. No tiene Gmail ni Maps. Para la primera hay numerosos programas-cliente que permiten acceder al email de Google, y como alternativas a la segunda están Here Maps o Sygic (aunque su pérdida es más problemática porque muchas aplicaciones utilizan los mapas de Google, como Uber). Hay dos cosas claras: no tener las apps de Gmail, Maps o YouTube no significa no poder acceder a esos servicios (están disponibles vía navegador web); y si otras apps actualizan su código para funcionar solo con la versión más reciente de Android no afectaría solo a Huawei, sino a todos los fabricantes.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Estados Unidos da tiempo a Huawei