Llegan las primeras ballenas a Galicia

En las últimas horas se ha observado un rorcual común e incluso un ejemplar de tiburón peregrino aprovechándose de la ricas aguas gallegas


Las aguas de Galicia se encuentran entre las más ricas del planeta. La influencia del anticiclón de las Azores se traduce en vientos de nordeste que generan afloramientos, un fenómeno natural que se produce únicamente en las costas más productivas del mundo, donde hay sistemas de altas presiones idénticos: Sudáfrica, California, Portugal, noroeste de África, Chile y Perú. El viento desplaza el agua superficial hacia la plataforma oceánica y ascienden masas de agua frías y ricas en nutrientes para compensar el déficit. 

Quienes saben muy bien el valor que tiene la costa gallega son los mamíferos que recorren los océanos de la Tierra en busca de las mejores aguas. Allí donde hay delfines, orcas, tiburones y ballenas abunda el alimento. Ayer científicos del Bottlenose Dolphin Research Institute, con sede en O Grove, localizaron una ballena rorcual en la frontera entre la ría de Arousa y el océano Atlántico, el primer avistamiento del año. «Era un ejemplar joven de unos doce metros. Pudimos estudiar muy bien su comportamiento porque se encontraba alimentándose en la superficie ya que había nubes y, por tanto, aprovechó que existía una gran concentración de plancton», explica Bruno Díaz, director del BDRI.

El plancton es una especie fotofóbica, es decir, huye de la radiación solar. Su presencia siempre aumenta en días grises y, cuando el cielo está despejado, asoma a primera y última hora de la jornada. «Observamos el ejemplar sobre las 19.15 horas de la tarde, cuando el sol ya estaba bajo», apunta Díaz.

Durante los últimos días también se han visto un grupo de 35 calderones comunes e incluso un tiburón peregrino de unos siete metros cerca de las islas Ons.

Estos avistamientos tan tempranos están directamente relacionados con la meteorología que hemos tenido durante los últimos meses. En condiciones normales, el anticiclón de las Azores suele asomar en primavera, cuando también se producen los primeros episodios de afloramiento. Este año, sin embargo, ha ejercido una influencia constante desde el pasado mes de febrero. «Todavía es pronto para saber si podemos dar por inaugurada la temporada de ballenas en Galicia. De momento estamos viendo a especies que se alimentan de plancton de pequeño tamaño, como la rorcual. Las grandes, como la ballena azul, deberían llegar un poco más adelante, cuando estos microorganismos ya alcance mayores tamaños», comenta el científico gallego. 

Si quieres avistar cetáceos en Galicia, apúntate a estos embarques

Se celebrarán entre mayo y septiembre y están abiertos al público en general

La Coordinadora para el Estudo dos Mamíferos Mariños (CEMMA) ha puesto en marcha la actividad de monitorización de cetáceos en la plataforma de Galicia. Entre los meses de mayo y septiembre se realizarán veinticinco embarques para avistamiento de cetáeos, que estarán abiertos al público en general.

El objetivo principal del proyecto es el de incorporar información sobre la presencia y distribución de los cetáceos de la plataforma de Galicia, mediante la monitorización a través de los embarques.

La iniciativa cuenta con la participación de los asociados y voluntarios de CEMMA y del público en general, a gastos compartidos, que se incorporen a la campaña.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

Llegan las primeras ballenas a Galicia