Huawei dice que actualizará sus equipos a pesar del veto de Google

Más de 7,5 millones de móviles activos en España son de la compañía china


AGENCIAS

El gigante tecnológico chino Huawei aseguró este lunes que ofrecerá actualizaciones de seguridad a todos sus equipos después de saberse que Google dejará de venderle componentes y software, mientras que Pekín reaccionó mostrando su apoyo a la empresa para que tome «medidas legales y defienda sus derechos».

«Huawei ha hecho contribuciones sustanciales al desarrollo y crecimiento de Android. Como uno de sus socios clave mundiales, hemos trabajado estrechamente con su plataforma de código abierto para desarrollar un ecosistema que ha beneficiado tanto a los usuarios como al sector», contestó la compañía a la decisión estadounidense de limitar su aprovisionamiento y viabilidad.

La tecnológica china prometió que continuará facilitando actualizaciones y servicios posventa a todos sus equipos, tanto «a los que ya se han vendido como a los que están aún en almacenamiento» y que seguirá construyendo un «ecosistema de software seguro y sostenible» para todos sus usuarios.

El Gobierno chino dijo este lunes que apoya a sus empresas para que se defiendan de este último órdago en la disputa comercial y tecnológica con EEUU.

«China apoya a las empresas chinas para que tomen medidas legales y defiendan sus legítimos derechos», aseguró el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores Lu Kang en una conferencia de prensa.

Alphabet, la matriz de Google, ha decidido cortar sus suministros de material informático y algunos servicios de programación al gigante chino siguiendo la emergencia nacional declarada por el presidente estadounidense, Donald Trump.

Los principales fabricantes de procesadores: Intel, Qualcomm, Xilinx Inc y Broadcom, han informado a sus empleados de que dejarán de facilitar componentes a Huawei hasta nuevo aviso.

Google China indicó este lunes que la compañía está «cumpliendo la norma» y «revisando sus implicaciones», según The Beijing News, aunque indicó que los usuarios actuales de teléfonos inteligentes de Huawei podrán actualizar sus aplicaciones, así como los servicios de Google Play.

La duda es qué pasará en el momento en que Google lance una nueva versión de su sistema Android, puesto que Huawei en principio no podrá ofrecer la actualización en sus teléfonos.

«La peor pesadilla que una empresa pueda imaginar es que se interrumpa su cadena de suministro», comentó este lunes la analista Kiranjeet Kaur, de IDC Asia-Pacífico.

«Huawei aún puede continuar con Android usando código abierto y crear sus propias aplicaciones y servicios, pero eso no sucederá de un día para otro», sostiene Kaur, para quien la medida tendrá un «gran impacto» en el mercado exterior de la empresa china.

Sin embargo, al parecer la empresa lleva «años» trabajando para afrontar una «situación de supervivencia en condiciones extremas» con «planes de emergencia que podrían activarse de la noche a la mañana», de acuerdo con declaraciones de He Tingbo, presidenta de HiSilicon.

Estos planes permitirán a la empresa continuar con su negocio en caso de que no pueda adquirir chips y tecnologías avanzadas de Estados Unidos, aseguró el viernes en una carta los empleados y recogida por Caixin.

El fundador y presidente ejecutivo de Huawei, Ren Zhengfei, indicó el sábado en una entrevista con la japonesa Nikkei Asian Review que Huawei se ha estado preparando para el veto y que «no va a tener problemas para funcionar sin chips estadounidenses».

Ren reconoció que Huawei «crecerá ligeramente a la baja» debido al veto pero que «Estados Unidos va a perder credibilidad al amenazar a sus socios de comercio».

EEUU insiste desde hace tiempo en la idea de que Huawei puede ser un instrumento del espionaje chino y el Pentágono tiene prohibido usar sus productos.

Además, el Gobierno estadounidense ha presionado a la Unión Europea (UE) para que imponga también restricciones a Huawei, que se encuentra a la cabeza del desarrollo de la tecnología 5G.

La UE insiste en que es un mercado abierto

 La Comisión Europea (CE) volvió a insistir este lunes en que Europa es un «mercado abierto» y que corresponde a cada país decidir si pone restricciones a alguna empresa por razones de seguridad, tras el veto impuesto por Estados Unidos al gigante chino de telecomunicaciones Huawei.

«Tenemos un mercado abierto. Todo el que cumpla con las normas puede acceder a él», indicaron a Efe fuentes comunitarias, preguntadas por la decisión de Google y otras grandes empresas tecnológicas de Estados Unidos de dejar de vender componentes y software a Huawei, en respuesta a la directiva dada por el presidente del país, Donald Trump.

La Comisión dejó claro que tiene en vigor normas de licitaciones públicas así como una ley para supervisar inversiones a fin de proteger intereses comunitarios.

Bruselas ha mostrado en diferentes ocasiones preocupación por la entrada de Huawei en el despliegue de las futuras redes móviles 5G en Europa, teniendo en cuenta que ese tipo de empresas chinas tendrán por ley que cooperar con los servicios secretos de su país.

En cuanto a ciberseguridad, la Comisión recordó que cuenta con legislación para reforzar la cooperación ante ciberataques, de manera que el conjunto de la UE pueda «actuar de forma colectiva a la hora de proteger a su economía y su sociedad».

Por último, las fuentes comunitarias hicieron hincapié en que son los Estados miembros de la UE los que tienen «el derecho a decidir si excluyen a empresas de sus mercados por razones de seguridad nacional», en el caso de que no cumplan con los estándares nacionales y legales.

Más de 7,5 millones de móviles activos en España son de Huawei

Más de 7,5 millones de móviles activos en España son de Huawei, después de que sólo en el primer trimestre del año se vendieran 1,26 millones de aparatos del fabricante chino, según datos de diversas consultoras reunidos por Efe.

Así, y según cifras facilitadas a Efe por la consultora internacional Newzoo relativas al final del primer trimestre del año, la cuota de mercado de Huawei en España es del 19,4 %, lo que la sitúa como tercera marca más popular, por detrás de Samsung y Apple.

Esta posición dominante podría verse en riesgo después de que EEUU haya prohibido a sus empresas hacer negocios con firmas que supuestamente intentan espiar al país, lo que ha llevado a Google a estudiar un veto para que la firma china no pueda usar su sistema operativo Android.

Contando también con tablets, Newzoo calcula que en España están funcionando un total de 7,7 millones de dispositivos móviles de Huawei.

Sólo en el primer trimestre del año se vendieron en España 1,26 millones de móviles de Huawei, lo que supuso una cuota de mercado del 36 % que colocó al fabricante chino como líder a nivel nacional, según cifras de la consultora IDC.

Le siguieron Samsung (con 839.995 unidades vendidas y una cuota de mercado del 23,9 %), Xiaomi (469.903 móviles, 13,4 %) y Apple (346.293 aparatos y 9,9 %).

En el conjunto de 2018, y también según cálculos de IDC, Huawei también fue el fabricante que más móviles vendió en España, con un total de 4,61 millones y una cuota de mercado del 29,4 %.

Por contra, en el conjunto de Europa el líder en ventas fue durante el año pasado Samsung, mientras que Huawei se situó en el tercer puesto, con 28,6 millones de unidades vendidas y una cuota de mercado del 20,7 %, aunque en el primer trimestre de 2019 ya se alzó hasta la segunda posición, con 8,09 millones de unidades vendidas y una cuota del 26,4 %.

EE. UU. y China ponen en jaque la globalización con su batalla por la hegemonía mundial

Manuel Blanco

La guerra comercial entre ambas potencias ha subido de intensidad en los últimos días con la imposición recíproca de nuevos aranceles. La pelea por el liderazgo global está tras la contienda

La historia es cíclica, pero también dinámica. Idénticos conflictos con distintos protagonistas se han sucedido a lo largo de los siglos con el poder y la capacidad de influencia como oscuro objeto de deseo. La globalización, el multilateralismo, está hoy en el disparadero porque ha vuelto a emerger con virulencia esa recurrente pelea por la hegemonía a nivel mundial. Por el momento no hay armas, solo dinero. Estados Unidos y China se han enzarzado en una guerra comercial de incierto desenlace que amenaza el crecimiento global en pleno 2019, cuando se cumplen 75 años de los acuerdos de Bretton Woods que sentaron las bases del libre comercio con la creación del Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Tags
Comentarios

Huawei dice que actualizará sus equipos a pesar del veto de Google