Las fake news de la alimentación

Ni hay superalimentos ni el huevo es malo; el azúcar no produce cáncer y la B17 «ni es supervitamina ni es nada»

Supermercado Gadis en la calle Oliva
Supermercado Gadis en la calle Oliva

Santiago

Hay que separar la yema del huevo de la clara para no tener colesterol, son mejores las leches vegetales y el zumo de limón en ayunas adelgaza. Pues no. Ni el azúcar es tan terrible ni la quinoa el elixir de la dieta perfecta. España es el país europeo en el que más crecen las fake news de la alimentación, que suponen el 30 % de todos los bulos que circulan por la Red. Algunas, como aquellas que cantan las virtudes de los zumos detox o de la falsa vitamina B17, alimentadas por claros intereses comerciales. Otras tienen su base en estudios poco contrastados o parciales. Guadalupe Blay, responsable de nutrición de la Sociedad Española de Medicina General (SEMG), que celebra su congreso nacional en Santiago, detalla algunos de los mitos sobre alimentos que más circulan en la sociedad. 

Zumos detox.

Además de que apenas tienen base científica, el cuerpo humano tiene un hígado y dos riñones para eliminar toxinas, por lo que no necesita productos detox a mayores. Menos aún los que se compran envasados. La fruta y la verdura, además, deben comerse completas. «No es lo mismo lo que aporta una fruta completa que su zumo», dice Blay.

El zumo de limón en ayunas adelgaza

Es un falso mito. El limón es un cítrico con vitamina C que viene muy bien para el organismo. Pero el kiwi o el brócoli son más ricos en vitamina C. Los estudios que se han hecho para demostrar que adelgaza se hicieron en ratones, y además, con concentraciones mucho más altas que las que puede haber en un vaso de zumo de limón. «No adelgaza por la mañana», insiste la responsable de la SEMG..

El denostado huevo que no es tal

El huevo tiene mucho colesterol pero no pasa al torrente sanguíneo. Otra falsa creencia es que si solo tomamos la clara se evita este colesterol, y además como tiene mucha proteína fortalece el músculo. En primer lugar si se quita la yema se pierden importantes propiedades del huevo, y además la clara tiene unas sustancias que dificultan que las proteínas se absorban bien, «con lo cual no tiene sentido separarlos». Un estudio de la universidad de Harvard refleja que personas que toman más de dos huevos al día tienen más riesgo de padecer diabetes. Pero muchas otras investigaciones reflejan que consumir un huevo todos los días no aumenta ni el riesgo de diabetes ni el de obesidad. Está claro, añade Blay, que la dieta debe ser variada, y no debemos abusar de ningún alimento. 

Las leches vegetales

No son perjudiciales, pero no debe atribuírseles propiedades que no tienen. Primero son bebidas vegetales, no leches. Y segundo, si se observa en su composición el porcentaje de avena, almendras o arroz que llevan, «es tan ínfimo que al final beberíamos un 88 % de agua». La de soja, dice Guadalupe Blay, sí que tiene más calcio y proteínas, pero hay que tener cuidado ya que ciertos estudios determinan que mujeres con cáncer de mama y hormonodependientes pueden crear resistencias al tratamiento, ya que la leche de soja tiene más leucina. 

Lactosa y gluten

Muchas personas dejan de tomar lactosa y gluten pese a no ser intolerantes, argumentando que les sienta mal. Pero son productos que no deben abandonarse porque hacerlo puede provocar intolerancias, «lo que dejo de consumir luego hace que me vuelva intolerante, y la lactosa es muy necesaria para muchas cosas», señala Blay. Lo mismo ocurre con el gluten.

Pan integral

Con la nueva normativa el pan integral debe serlo realmente, pero hasta ahora era harina con salvado añadido. «Engorda lo mismo el pan integral que el normal, la diferencia es que ayuda a procesos como el estreñimiento». Personas que tienen déficit de hierro, por ejemplo, no deben consumirlo. El pan tostado, añade Blay, incluso tiene más calorías. Diferente es el pan de masa madre, más beneficioso para la salud que el normal. 

Cloruro de magnesio

Se habla mucho del magnesio para regenerar músculo. Sí fortalece los huesos, «pero no nos va a regenerar nada», apunta Blay Cortés.

La B17

Ni es vitamina, cuanto menos supervitamina. «Detrás de este producto hay empresas que han elevado su facturación en más de 80 millones de euros», apunta la responsable de nutrición de la SEMG.  

El azúcar no produce cáncer

No debe abusarse del azúcar refinado, ni mucho menos, pero no produce cáncer. Se ha creado la falsa creencia de que favorece la multiplicación de las células cancerosas, al alimentarlas con glucosa. Pero ni siquiera lleva glucosa, sino sacarosa. No obstante es mejor el azúcar moreno de caña, pero hay que tener mucho cuidado con lo que se vende en el supermercado, porque hay mucho azúcar moreno que no es más que refinado blanco con melazas para darle color. 

En resumen, Guadalupe Blay insiste en que no hay ningún alimento milagroso que pueda producir cambio en la salud. Lo fundamental, insiste, es un patrón de alimentación saludable, «y en Galicia la dieta atlántica es tan beneficiosa como la tan conocida mediterránea».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
19 votos
Tags
Comentarios

Las fake news de la alimentación