Defensa personal, una herramienta contra la violencia de género

La Obra Social 'La Caixa' financia un proyecto del colectivo XTodas, en Vilagarcía


la voz / redacción

Cada día la violencia de género ocupa al menos un titular que tiñe las páginas de negro. Cientos de mujeres se enfrentan a diario a una situación contra la que muchas luchan en solitario y no comparten. Desde la Asociación XTodas de Apoio á vitimas de violencia de xénero, en Vilagarcía, llevan ya unos años poniendo su granito de arena para mejorar esta situación.

El colectivo, en su día, comenzó para cubrir el vacío administrativo y ayudar a las mujeres con el difícil proceso de denunciar. «Al principio nuestro objetivo era acompañar a las mujeres víctimas de violencia a la hora de formalizar la denuncia, por la carencia que vimos, en colaboración con el CIN de Vilagarcía. Ahora damos también información y asesoramiento social, porque tenemos conocimientos de derecho y trabajo social, y las derivamos a los recursos más adecuados», explica Patricia Vidal, miembro de la asociación. Desde la asociación han constatado que «lo que más busca la gente en estos momentos es acompañamiento y apoyo, porque a veces las mujeres no tienen una red familiar de ayuda, y otras veces la tienen pero tampoco la quieren involucrar en ese proceso, que siempre es conflictivo, porque la gente de su alrededor conoce a la pareja... Pues para no hacerles pasar el mal trago intentan buscar apoyo fuera».

Su principal iniciativa en la actualidad es el proyecto EmpoderARTE (Empoderamento Feminino), financiado por la Obra Social 'La Caixa' que pretende mejorar la calidad de vida de las personas víctimas de violencia de género, enfocándose en dos aspectos relevantes del proceso de recuperación psicológica: el empoderamiento a través del apoyo en un grupo de iguales y la adquisición de herramientas de auto seguridad.

Este es ahora su proyecto estrella, que «está enfocado en la defensa personal» «Es una actividad impartida por un profesional formado en género. Eso es importante para nosotras, porque después de contactar con varias personas que decían que hacían defensa enfocada a la mujer, hemos conseguido una persona que nos pone totalmente en la realidad», asegura Vidal. En la actividad se trabajan aspectos físicos «como técnicas que te pueden ayudar en situaciones de agresión que pueden ser peligrosas,»; y también el tema psicológico, «para saber cómo actúa el cuerpo y la mente ante estas situaciones, que también es importante, porque a veces existen bloqueos, visión de túnel o cosas parecidas».

Para que todo el mundo pueda acceder a las clases, en la asociación ponen a disposición de las madres un servicio de guardería para que puedan dejar a sus hijos «y que la participación sea lo más alta posible».

Entre los beneficios del proyecto también destaca el de ampliar el círculo social. «Esta actividad -asegura Patricia Vidal- aporta seguridad y además amplias tu red social, porque las mujeres a veces no tienen amigas ni con quien compartir sus problemas. También es como un grupo de apoyo, porque estas situaciones te suelen aislar por vergüenza, y el vivir y compartir situaciones similares hace que luego se creen amistades y lazos muy fuertes».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Defensa personal, una herramienta contra la violencia de género