Los donantes de hospitales privados elevarán en un 10 % los trasplantes

Galicia es pionera en este tipo de colaboraciones, con la participación de cuatro centros, que ahora aumentará


Zaragoza / enviado especial

España volvió a batir el pasado año su récord de donantes de órganos y de trasplantes realizados, con lo que se sitúa de nuevo como líder mundial, un título honorífico que mantiene de forma consecutiva en los últimos 27 años, a mucha distancia de sus perseguidores. Pero tras las luces también se esconden algunas sombras. ¿Tiene margen de crecimiento o está a punto de alcanzar su límite? Y, sobre todo, pese al aumento, el número de órganos todavía sigue siendo insuficiente para atender la demanda.

«En números absolutos, España realizó el pasado año 5.300 trasplantes, pero más de 10.000 pacientes están durante todo el año en lista de espera. Es una cifra demasiado voluminosa para que podamos relajarnos y seguimos buscando estrategias para conseguir órganos». Es el diagnóstico certero ofrecido por Elisabeth Coll Torres, directora del Servicio Médico de la Organización Nacional de Trasplantes (ONT) durante la Reunión Nacional de Coordinadores de Trasplantes y Profesionales de la Comunicación celebrada en Zaragoza.

En España, más de la mitad de los donantes tienen más de 60 años; cada vez se recurre más a la donación en asistolia -en fallecidos por parada cardiorrespiratoria-, se permite donar a pacientes con hepatitis C previamente tratados y controlados... Pero, aún así, no es suficiente. Es necesario abrir nuevas vías. Y es lo que acaba de hacer la ONT con la firma de un convenio con la Asociación de la Sanidad Privada de España (ASPE) para que los hospitales de la red privada también puedan participar en la red de donación, siempre bajo los parámetros y las normas de calidad establecidas por la organización nacional.

Ambas partes están redactando un protocolo que permita implementar la actividad de donación que espera poner en práctica a principios del próximo año. Si ahora mismo el 2 % de los órganos para trasplantes son aportados por centros privados, el objetivo es que este porcentaje se pueda llegar a incrementar al 10 %. Esta cifra ya se ha conseguido en Baleares, que mantiene un convenio reglado con los hospitales privados de la isla desde hace años.

Diez millones de candidatos

De alcanzarse el objetivo, en la práctica supondrá que cada año se puedan realizar 500 trasplantes más al año en España. Así lo destacó la vicepresidenta de Aspe, Herminia Rodríguez. «Representamos -dijo- a 600 centros sanitarios y diez millones de personas disponen en España de un seguro privado y son potenciales donantes. Por tanto, creemos que es posible llegar al objetivo de aumentar entre un 5 % y un 10 % las donaciones y permitir que se realicen más de 500 trasplantes a mayores».

Si Galicia y Cataluña disponen ya de un convenio que regula la colaboración público-privada en este área; Galicia, aunque no de forma reglada, es pionera en este campo. Povisa, de Vigo, fue uno de los primeros hospitales en aportar donantes a la red pública, lo que viene haciendo desde hace más de 20 años. También participan el Hospital Nuestra Señora de Fátima, también de Vigo; el Modelo, de A Coruña; y el Juan Cardona, de Ferrol, que se acaba de incorporar. Pero aún queda un margen de maniobra importante para mejorar los números, tal y como reconoce Encarnación Bouzas Caamaño, la coordinadora autonómica de trasplantes. «En cuanto esté listo el protocolo -explica- nos pondremos en contacto con otros hospitales privados para poder incorporarlos, como el Quirón y el San Rafael de A Coruña o La Rosaleda de Santiago. Pero a todos los centros que tengan capacidad se les va a realizar una petición de colaboración». En Galicia, los donantes de los centros privados también rondan el 2 % nacional, por lo que la meta también pasa por mejorar los números de forma importante.

Aparte de aumentar el número de órganos para trasplantes, el convenio también garantiza el derecho de los pacientes que fallecen en un centro privado a donar. «¿Por qué cuando una persona fallece en un hospital privado no puede ser donante? Le estamos privando de un derecho, de una oportunidad para cumplir sus deseos de vida, algo que tenemos que solucionar», destacó Elisabeth Coll, quien también subrayó que «tener donantes es una marca de calidad para cualquier unidad de críticos y para un hospital, tanto público como privado».

La directora de la Organización Nacional de Trasplantes, la gallega Beatriz Domínguez Gil, incidió en el hecho de que se garantiza a los pacientes ejercer un derecho. «Toda persona que fallece en condiciones de ser donante -señaló- tiene que tener la opción de donar, con independencia de que fallezca en un centro público o privado».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Los donantes de hospitales privados elevarán en un 10 % los trasplantes