El príncipe Enrique y Meghan Markle ya son papás: «Esta cosita es para morirse»

rita á. tudela LONDRES / E. LA VOZ

SOCIEDAD

POOL New | Reuters

La pareja evitó anunciar dónde iba a ser el parto, aunque se cree que fue natural y en su residencia oficial

07 may 2019 . Actualizado a las 08:50 h.

En el Reino Unido esperaban desde hace días al baby Sussex y ya está aquí. Meghan Markle dio luz a un niño a las 5.26 de ayer (hora británica). Su marido, Enrique de Inglaterra, estuvo presente en el nacimiento y explicó que tanto su mujer como el recién nacido se encuentran bien: «Esta cosita es para morirse. Estoy en la Luna».

A diferencia de los duques de Cambridge, Guillermo y Catalina, cuyos tres hijos nacieron, como el mismo Enrique, en el ala privada del Hospital Saint Mary de Londres, se cree que Meghan tuvo un parto natural en la residencia de la pareja en Frogmore Cottage, en los terrenos del castillo de Windsor. Pero aún no existe, sin embargo, la confirmación sobre el lugar del parto.

Un radiante príncipe Harry compareció brevemente ante los medios de comunicación en Windsor y con un aspecto muy informal. Fue cuando describió el nacimiento de su hijo: «La experiencia más increíble que jamás podría haber imaginado». Y agradeció «todo el amor y el apoyo de todos». El bebé ocupa el séptimo lugar al trono británico y es el octavo bisnieto de la reina Isabel II de Inglaterra, de 93 años. El pequeño pesó 3 kilos y 300 gramos, pero el hijo pequeño de Carlos de Inglaterra no confirmó cuál será el nombre elegido, aunque en las apuestas las opciones preferidas son Albert y Arthur. «Se ha retrasado, así que hemos tenido algo de tiempo para pensar en los nombres», dijo.

El emocionado padre reconoció: «No he estado en muchos nacimientos, este es el primero, pero fue increíble. Cada padre y cada madre dirán que su bebé es absolutamente maravilloso».

Los seguidores de la pareja tendrán que esperar un par de días más para verle la cara al pequeño, ya que sus padres, muy reservados con su vida privada, quieren presentarlo primero a su familia y amigos más cercanos. No harán el tradicional posado, sino que los duques facilitarán fotografías y vídeos para que la prensa pueda difundirlos.

El bebé es el cuarto nieto para el príncipe de Gales y el primero para la madre de Meghan, Doria Ragland, quien se encuentra en la nueva residencia de la pareja, Frogmore Cottage.

En su popular cuenta en Instagram, con más de 6 millones de seguidores, los duques de Sussex anunciaron que era un niño. Fue la gran sorpresa del día para muchos, ya que todas las casas de apuestas señalaban que sería una niña. Incluso especulaban con que se llamaría Diana, para darle un homenaje a su difunta abuela materna.

«La reina, el duque de Edimburgo, el príncipe de Gales, la duquesa de Cornualles, los duques de Cambridge, Lady Jane Fellowes (prima materna de Harry), Lady Sarah McCorquodale (hermana mayor de Diana de Gales) y Earl Spencer (hermano de Diana) fueron informados y están encantados con la noticia», informó el palacio de Buckingham.