Meghan Markle y el príncipe Harry, padres de un niño

La Voz REDACCIÓN

SOCIEDAD

REUTERS TV

«Estoy loco de alegría», afirma el padre, que emplaza a la prensa para el posado oficial dentro de dos días. La prensa británica asegura que el bebé nació en casa

06 may 2019 . Actualizado a las 19:05 h.

Por fin ha nacido el «baby sussex». Meghan Markle y Harry han sido padres de un niño, según ha confirmado el propio príncipe a primera hora de la tarde. La duquesa de Sussex se puso de parto en la madrugada de este lunes y su marido permaneció en todo momento a su lado. El bebé nació a las 5.26 horas de la madrugada (las 6.26 en España) y pesó 3,2 kilos. «Estoy muy emocionado de anunciar que Meghan y yo hemos tenido un niño a primera hora de esta mañana», afirmó el hijo menor del príncipe Carlos. «Un niño muy sano», precisó.

«La madre y el bebé se encuentran bien», comunicó con gran emoción, y añadió: «Ha sido la experiencia más increíble que podía haber imaginado jamás». La cara del niño podrá verse por primera vez dentro de dos días, plazo marcado por el príncipe Harry para la primera sesión de fotos de la nueva familia.

Por el momento, la pareja todavía está pensando qué nombre llevará su hijo. «Ese es el siguiente paso», afirmó Harry. Oficialmente, los padres no conocieron el sexo del bebé hasta el momento de su nacimiento.

«Cualquier padre diría que su bebé es absolutamente maravilloso. Es una cosita para morirse, así que estoy loco de alegría», añadió en una breve comparecencia ante los medios en Windsor en la que se mostró muy sonriente y tuvo palabras de cariño para Meghan por su labor en el parto: «Estoy muy orgulloso de mi mujer». «Cómo las mujeres hacen esto va más allá de lo comprensible», añadió, al tiempo que agradeció todo el apoyo y el cariño recibido por parte de la gente.

Buckingham Palace anunció que Doria Ragland acompaña a los duques en su hogar de Frogmore Cottage, mientras que la familia paterna más directa, tantos los Windsor como los Spencer, «han sido informados y están encantados con la noticia».

El nacimiento ha estado está rodeado de una gran expectación, ya que hacía una semana que la duquesa de Sussex había salido de cuentas. Aunque en un principio se pensó que los médicos decidirían inducir el parto en el hospital, la prensa británica asegura que el bebé nació en la intimidad de su hogar de Frogmore Cottage con la asistencia de personal especializado, tal como era el deseo de Meghan. No existe confirmación oficial al respecto.

Los futuros padres anunciaron hace semanas que no proporcionarían información sobre el nacimiento hasta que este se hubiera producido y hubieran tenido tiempo de «celebrarlo en familia». Este secretismo fue muy criticado por los tabloides británicos y aumentó la expectación en torno al acontecimiento, especialmente en la localidad de Windsor, donde el pasado fin de semana se congregaron numerosas personas en las calles a la espera de que se produjera el nacimiento real. A estas horas la gente celebra la noticia en las calles y muchos locales aprovecharon la ocasión para el habitual despliegue de productos de merchandising.

La gente celebra el nacimiento en el exterior del castillo de Windsor
La gente celebra el nacimiento en el exterior del castillo de Windsor HANNAH MCKAY | Reuters

Lo que no habrá son imágenes de Meghan posando a la salida del hospital a las pocas horas de dar a luz y con su bebé en brazos, tal como ocurrió en los tres partos de Kate Middleton y en los dos de la princesa Diana. La exactriz ha optado por un perfil más privado y por hacer una sesión de fotos con su primer hijo transcurridos un par de días. Desde el principio de su relación, la pareja siempre ha querido desmarcarse de la tradición y de los convencionalismos arraigados en el rígido protocolo monárquico.