El tratamiento de belleza Vampire facial, vinculado a dos contagios por VIH en Estados Unidos

Las autoridades sanitarias de Nuevo México piden a las clientes de un spa a que se realicen las pruebas del virus del sida y de la hepatitis para determinar si existen más casos tras someterse a un procedimiento popularizado por Kim Kardashian


redacción | la voz

La supuesta terapia de belleza fue popularizada por Kim Kardashian en el 2013. Una foto suya publicada en Instagram, con la cara ensangrentada, se convirtió rápidamente en viral. Se había sometido al denominado tratamiento facial para vampiros, o Vampire facial, como se conoce en inglés. Se trata de una técnica en la que se extrae la sangre de un cliente, se separa mediante centrifugación la sangre más rica en plaquetas y se le inyecta de nuevo en la cara con el presunto objetivo de conseguir una piel más sana y rejuvenecida. Pero no solo existe ninguna evidencia científica que avale este procedimiento, sino que incluso puede resultar muy peligroso.

El departamento de Salud de Nuevo México (Estados Unidos) acaba de lanzar una alerta en la que vincula el uso de esta técnica con dos contagios por VIH. Se trata de dos clientes que la utilizaron en un spa de Alburquerque (Nuevo México) que fue clausurado en septiembre del pasado año, después de una inspección realizada por las autoridades sanitarias. Las dos personas se infectaron del virus del sida, probablemente, entre mayo y septiembre del 2018.

Pero es ahora cuando el departamento de Salud ha lanzado una alerta en la que invita a los clientes del centro de belleza a realizarse pruebas gratuitas y confidenciales para detectar si han sido contagiados, como consecuencia del tratamiento, por el Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH) y por la hepatits B y C.

 

Supuestamente la causa del contagio fueron las microagujas utilizadas para inyectar en la piel el plasma extraído de su propia sangre, lo que supuestamente estimula la producción de colágeno nuevo. la sangre. El spa, de hecho, fue clausurado cuando los funcionarios sanitarios descubrieron un mal manejo de las agujas después de su uso. También se descubrió que el dueño no tenía las licencias necesarias para hacer este tipo de prácticas. Existe el temor de que pueda haber más personas contagiadas por el VIH y las hepatitis B y C, aunque, por el momento, los resultados de las pruebas han sido negativos en las cien personas que, por el momento, se han sometido a las pruebas gratuitas.

«Análisis adicionales de laboratorio realizados a los clientes del spa indican una infección reciente con la misma cepa del virus VIH, lo que aumenta la posibilidad de que las dos infecciones hayan sido resultado del procedimiento efectuado en el spa», según indica el departamento de Salud de Nuevo México en un comunicado.

El Vampire facial fue popularizado por celebridades como Kim Kardashian, aunque, en realidad, no quedó muy contenta con el resultado. «Fue muy duro y doloroso para mi. Fue, honestamente, el tratamiento más doloroso. Es el único que nunca volvería a hacerme», escribió en su Instagram. Pero solo por el hecho de que apareciera con su foto recibiendo la terapia animó a muchas otras mujeres a interesarse por ella. De hecho, se ha convertido en uno de los procedimientos favoritos de celebrities y actrices para devolver, hipotéticamente, la luminosidad al rostro y eliminar pequeñas arrugas de expresión. Paulina Rubio, Demi Moore o Madonna también lo han utilizado. Aunque en ningún momento se ha demostrado que tenga una base científica.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El tratamiento de belleza Vampire facial, vinculado a dos contagios por VIH en Estados Unidos