El verdadero motivo por el que Kiko Rivera no fue a «Supervivientes»

Fuentes cercanas al programa aseguran que el hijo de Isabel Pantoja «quería cobrar más que el presentador»


Redacción / La Voz

Kiko Rivera fue el gran ausente de la segunda gala de Supervivientes. Aunque se había dicho que el hijo de Isabel Pantoja defendería a su madre en las galas del reality, no acudió. Sí lo hizo su hermana Isabel. Ahora se conocen los verdaderos motivos que han llevado a la ausencia de Kiko Rivera en la gala de Supervivientes. Se trata de una falta de acuerdo económico entre el disyóquei y la productora del reality, que no habrían conseguido alcanzar un trato acera del sueldo de Kiko Rivera. La revista Lecturas va un poco más allá y asegura que el hijo de la tonadillera «pretendía cobrar más que el propio presentador», según fuentes cercanas al reality.

Kiko Rivera junto a Jorge Javier Vázquez en la primera gala de «Supervivientes»
Kiko Rivera junto a Jorge Javier Vázquez en la primera gala de «Supervivientes»

El portal televisivo Formulatv.com apunta que los defensores de los concursantes no reciben ninguna remuneración económica por acudir al plató durante la gala. Así que aunque en la primera gala sí que Kiko Rivera acudió, en la del pasado jueves ya no estuvo, y fue su hermana Isabel Pantoja la que defendió a su madre.  Aunque hay otros que aseguran que han sido las desavenencias entre hermanos las que han hecho que el hijo de Isabel Pantoja no acuda al plató. 

Ante la polémica que ha rodeado su ausencia Kiko Rivera ha explicado los motivos por los que no ha acudido a defender a su madre en los stories de Instagram. «Estuve el primer día, pero acabo de salir de tres meses de Gran Hermano y estoy muy cansado mentalmente. Tengo necesidad de estar con mi familia, mis hijos, mi mujer, mis amigos… además empezaron con el Mentirosa Tour 2019», explicaba. «Quiero que entendáis que ella no va a estar sola, que está en buenas manos. Cuando el trabajo me lo permita voy a ir con ella, podéis estar seguro. Esa es la única razón. Está haciendo un concurso de maravilla, estoy súper orgulloso de ella», añadía. Y para desmentir las informaciones que señalan que su alto caché es el verdadero motivo de su ausencia en el plató de Supervivientes aclara: «Ah, sí, sí que me pagaban, pero tengo la cabeza muy saturada, así que estaré cuando tenga que estar. Así que cuidado con lo que dicen porque parece que no lo saben. ¡Isabel Pantoja ganadora!». 

La traición de Azúcar Moreno a Isabel Pantoja en «Superiviventes»

Isabel Pantoja pasó en la última gala una de los peores momentos del corto periodo que lleva en Supervivientes. La tonadillera se enteró de que dos de sus supuestos apoyos en la isla no lo son tanto. Encarna y Toñi Salazar se mostraron muy críticas con la actitud de la cantante y a la que calificaron de «estúpida» y «soberbia» entre otras lindezas. Y cuando llegó el momento de que Isabel Pantoja viese el vídeo que le había preparado el programa con el traje que le habían hecho sus compañeras de equipo, Toñi Salazar intentó que la tonadillera no pudiese escucharlo al comenzar a discutir con Carlos Lozano. El caso es que lo logró, aprovechando la ausencia de Lara Álvarez que no pudo presentar la gala desde Honduras por una indisposición. Pero la cosa no le salió bien, porque cuando Jorge Javier Vázquez le preguntó a Isabel Pantoja qué le parecían las palabras de las Azúcar Moreno y esta dijo que no se había enterado de nada porque dos de sus compañeros no le habían dejado escucharlo, el presentador le buscó solución enseguida: ponerle el vídeo a la cantante durante una de las publicidades de la gala. «Si me han hecho un traje yo lo agradezco, me lo pondré cuando pueda», decía Isabel Pantoja antes de ver lo que habían dicho de ella. 

Así que dicho y hecho, y tras unos minutos aparecía una Isabel Pantoja destrozada. «Siento mucho haber oído esto, me ha llegado al alma», decía al borde del llanto. «Hemos tenido muchos días de convivencia en un hotel para que me dijeran todo esto. De mí no van a escuchar nada, no voy a hacer ningún ‘traje’ de nadie», añadía. «Me quiero ir», sollozaba. Isabel Pantoja explicaba que Toñi había tenido días suficientes en la playa para decirle todo eso a la cara y que no lo había hecho. E incluso iba más allá contando que antes de entrar en el programa hablaron por teléfono y conectaron muy bien, por lo que le costaba creer los comentarios que el dúo hacía de ella. 

El caso es que Toñi Salazar, lejos de rectificar ante la tonadillera, se justificaba ante ella y mantenía todo lo dicho. «A mí no me hables de altivez porque no la he tenido con nadie», le respondía Isabel Pantoja visiblemente enfadada. 

Pero el disgusto a Isabel Pantoja le duraba poco, porque era elegida como la favorita de la audiencia y se enteraba de que disfrutaría de un privilegio: dormir durante toda la semana en una cama y con sábanas. Y la alegría fue a más cuando le dijeron que podría elegir a un compañero para disfrutar su privilegio. Isabel Pantoja pidió que fuese Colate, que fue salvado por la audiencia, que expulsó a Loli Álvarez (que ha sido desterrada a otra parte de la playa), pero le dijeron que no valía y debía escoger entre sus compañeros de playa Pirata. Y dado el mal ambiente que reina en esa zona de la playa, Isabel Pantoja optó por aquello de mejor sola que mal acompañada, y disfrutará de su privilegio en solitario. 

La razón por la que Lara Álvarez no estuvo en «Supervivientes»

¿Dónde está Lara Álvarez? Fue la gran pregunta del público que ayer veía Supervivientes y se dio cuenta de que la presentadora no aparecía durante la gala. Normalmente ella se ocupa de conducir las pruebas y la parte de las nominaciones desde Honduras, aunque en la gala del jueves esa labor tuvo que hacerla Jorge Javier Vázquez desde el plató de Telecinco. El presentador tardó poco en aclararle a la audiencia los motivos de la notable ausencia de Lara Álvarez, que lleva desde el 2015 viajando a Honduras para presentar desde allí el reality. «Le enviamos muy fuerte a Lara, que la familia esté tranquila porque está en las mejores manos y desde aquí, Lara, ¡vuelve pronto!», aclaraba. 

La falta de de Lara Álvarez se notó especialmente en el desarrollo de las pruebas, que se convirtieron en bastante caóticas. El pasado domingo la presentadora asturiana ya tuvo que reñir a los concursantes que ni mantenían el silencio ni paraban de protestar. Lara Álvarez sacó su carácter y les advirtió de forma muy contundente que ella «se puede equivocar» pero que el programa tiene a un grupo de «profesionales detrás que siguen todos vuestros movimientos y si tienen que rectificar lo harán», ante las quejas de varios concursantes de las trampas de sus contrincantes. 

No es la primera vez que uno de los presentadores que acude a Honduras sufre problemas de salud. Hace años, concretamente en el 2008, Mario Picazo, que hacía en aquel momento lo mismo que Lara Álvarez en la actualidad, tuvo que ser evacuado a España al sufrir fiebre tifoidea.

Supervivientes fue ayer lo más visto de la noche, logrando un 30,1 % de audiencia y más de 3,2 millones de espectadores, mientras que la edición exprés congregó 3,5 millones de audiencia y un 20,3 % de share. Cuéntame cómo pasó logró mantenerse en un 13,6 % y 2.091.000 de personas. 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El verdadero motivo por el que Kiko Rivera no fue a «Supervivientes»