Eurovisión 2019: Miki se dispara en las apuestas

La candidatura de España sube posiciones en los últimos días y pasa del puesto 20 a enfilar el top 10 del festival, una posición que sería un triunfo para la delegación


Redacción

España está remontando en Eurovisión. Al menos en las asas de apuestas. Miki, el representante español en esta edición del festival, ha experimentado un notable ascenso en los últimos días. Ha abandonado por fin el puesto 20, al que permanecía atado casi desde el inicio de los pronósticos, para empezar a encarar ahora un posible top 10, una posición que sería un triunfo dados los últimos resultados de la delegación española en el concurso.

La venda, canción que interpretará el joven catalán y que se presenta como una festiva fusión de soniquetes mediterráneos entre «ska» y rumba, aparece este miércoles en el decimoquinto lugar, aunque ha llegado a rascar algún peldaño más en los vaticinios y colocarse incluso en el decimocuarto.

Es la primera vez que la propuesta española escala tan alto desde que fue presentada por RTVE y seleccionada por el público español en un programa especial en el que Miki compitió junto a otros exconcursantes de «Operación Triunfo 2018».

En primer lugar en las apuestas se mantienen el holandés Duncan Laurence, con la intimista Arcade, seguido del ruso Sergey Lazarev con la apuesta por la épica y el gorgorito de Scream y, tras ellos, una de las propuestas más comprometidas y contemporáneas de esta edición, Soldi, del italiano Mahmoud.

España no alcanza el «top 10» de Eurovisión desde la participación de Ruth Lorenzo en el 2014 con Dancing in the Rain y, desde entonces, el país encadenó una nueva tanda de ediciones en los últimos lugares de la clasificación. Para lograr entrar entre los diez primeros, Miki tendría que imponerse a propuestas como el góspel Too Late for Love, del sueco John Lundvik; el pop bailable Replay, de Chipre, con Tamta; la maltesa Chameleon, de Michela; el canto de empoderamiento femenino Better Love de la grecocanadiense Katerine Dusk; el metal a lo Rammstein de los islandeses Hatari con Hatrio mun sigra, y la tribal Telemóveis, del inclasificable portugués Conan Osíris.

Para rascar puntos con una escenografía más impactante, España ha contratado esta vez los servicios del director artístico Fokas Evagelinos, con larga experiencia en el concurso, en el que por ejemplo ayudó a la primera victoria de Grecia en el 2005 con Helena Paparizou y el tema My Number One. 

Encuesta: ¿Quién es tu favorito para Eurovisión 2019?

L. PLACER

Con todas las candidaturas publicadas, empieza la lucha por el micrófono de cristal que tendrá lugar en Tel Aviv

Con la candidatura de la anfitriona Israel, Eurovisión 2019 cierra sus canciones de cara a la gran final del 18 de mayo. Tras la baja de Ucrania por la politización del proceso y la retirada de Bulgaria por problemas económicos, serán finalmente 41 los países que pisen el escenario del Expo Tel Aviv, el número más bajo desde el 2015.

La variedad de estilos de esta edición incluye desde la apuesta de Finlandia por la música electrónica hasta el ska rumbero de Miki por España, pasando por el punk de Islandia y el fado fusión de Portugal. Aunque los estilos disruptores se exhibirán en Israel, también queda un hueco para las clásicas baladas y los ritmos más poperos de mano tanto de rostros nuevos como de viejos conocidos del Festival. El más reconocible será el ruso Sergey Lazarev, que intentará este año conseguir la victoria que se le escapó en el 2016 con su tema You're the only one. Volverá también por San Marino Serhat, compañero de edición de Lazarev, que espera correr más suerte esta edición y clasificarse para la gran final. Otro esperado regreso es el de Joci Pápai, que logró el octavo puesto en el 2017 y vuelve con Az Én Apám intentando superar su marca.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Eurovisión 2019: Miki se dispara en las apuestas