Los incendios se ceban con Suecia

Los expertos temen que se repita la trágica situación del verano pasado, tras la oleada de fuegos de Semana Santa


La Voz

Los incendios son uno de los males asociados al cambio climático, y en Suecia lo están sufriendo de cerca este año. Desde Semana Santa, cada día se registran quince fuegos en el país, después de que el día 23 de abril un gran incendio obligara a evacuar una aldea y cortar el tráfico ferroviario entre Estocolmo y Malmö.

Los suecos teman que se repita la trágica situación del verano pasado, en el que un total de 25.000 hectáreas fueron arrasadas. El problema es que en el 2018 las primeras alarmas saltaron el 10 de mayo, y este año se produjeron casi un mes antes. «Estamos enfrentando niveles muy altos de riesgo, que generalmente vemos en agosto», aseguró Jakov Wernerman, jefe de la Agencia Sueca de Protección Civil.

Una de las circunstancias que está implicada en este problema es el aumento de las temperaturas medias en el país, que aumentan a un promedio que duplica el promedio mundial. En los últimos treinta años, los termómetros aumentaron sobre 0,73 grados en todo el planeta, mientras que en Suecia este aumento fue de 1,7 grados, lo que, según el científico Erik Kjelström, «no es sorprendente, ya que el calentamiento más notable se observa en el Ártico». El experto recuerda que «el año pasado rompió récords y la probabilidad de que esto vuelva a suceder es alta. Sabemos que este será más cálido, que probablemente habrá más precipitaciones violentas pero también más evaporación debido al calor, que puede intensificar los períodos de sequía».

La meteoróloga Therese Gadd explica que este aumento de temperaturas se suma al hecho de que un anticiclón se ha instalado en el país impidiendo la llegada de las lluvias.

El ministro del Interior, Mikael Damberg, aseguró que Suecia estaba «mejor preparada» que el año pasado. La Agencia de Protección Civil anunció que ha firmado contratos con empresas privadas, garantizando la movilización de treinta helicópteros convertibles en bombarderos acuáticos en 90 minutos.

En 2018, Suecia tuvo que tirar de la solidaridad de sus vecinos. El Centro de Coordinación de Respuesta de Emergencias desplegó siete aeronaves, seis helicópteros y 360 bomberos. A pesar de todo, según las autoridades suecas, la gran mayoría de los incendios son de origen humano. Una de las causas que se sugieren es la responsabilidad de la maquinaria forestal.

También se señala la explotación de los bosques con un cultivo demasiado intensivo, no lo suficientemente diversificado. Los expertos sugieren plantar más maderas duras. Mientras tanto, parece que la Fiesta de Valborg, que celebra la primavera el 30 de abril con grandes hogueras, podría verse comprometida.

Esta situación ha llegado a tener incluso implicaciones políticas. La más llamativa es una polémica surgida en las redes sociales, originada por la extrema derecha, que culpaba a los inmigrantes de causar los incendios.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Los incendios se ceban con Suecia