La vuelta de la princesa Leonor, tras cinco meses sin saber nada de ella

La misa de Palma fue la oportunidad de ver si se repetía el posado oficial de los reyes, sus hijas y la reina Sofía, en el que destilaron cordialidad.


La misa de Palma fue la oportunidad de ver si se repetía el posado oficial de los reyes, sus hijas y la reina Sofía, en el que destilaron cordialidad. Una imagen muy lejana al escándalo del año anterior. Y tras escudriñar en las imágenes si había algún mal gesto entre nuera y suegra («eso pasa en todas las familias -dice mi amiga Laura- desde el principio de los tiempos»), ahora las miradas se han centrado en la princesa Leonor, a la que no se había visto en los últimos cinco meses. Más alta, y con gestos de adolescente, Leonor llegó a la cita en Mallorca saludando y sonriendo. Aunque no se conocen los planes de la Casa Real, es posible que una de sus próximas intervenciones sea en la entrega de los premios Princesa de Asturias. Mientras tanto, Leonor y su hermana Sofía siguen centradas en sus estudios (Leonor cursa segundo de la ESO) y en sus aficciones y actividades extraescolares. Según la revista ¡Hola!, Leonor y Sofía siguen yendo a ballet, hípica, estudian árabe (un nuevo idioma), además del inglés y el francés. Los expertos en monarquía aventuran que podría ser en la próxima ceremonia de entrega de los premios Princesa de Asturias, el próximo otoño, cuando Leonor vuelva a intervenir en un acto público. En ese momento la heredera al trono estará a punto de cumplir catorce años, una edad muy significativa ya que fue la misma a la que pronunció su primer discurso en Oviedo su padre, Felipe VI. En un horizonte más lejano está la posiblidad de que Leonor, dentro de su formación como heredera al trono, estudie durante un tiempo en el extranjero y comience su formación militar, al igual que hizo su padre. 

Casoplón

El posado de Verdeliss. La youtubera Estefanía Unzu, conocida como Verdeliss, posa en la revista Lecturas mostrando su nueva casa, a la que ya se ha mudado con sus siete hijos. Tras conseguir millones de seguidores en YouTube con los vídeos de su día a día de familia numerosa, su entrada en GH VIP cuando estaba embarazada de su séptima hija la catapultó a la fama. Tras los duros momentos que vivió con el nacimiento prematuro de su última hija, Miren, ahora la familia disfruta ya al completo de su nuevo hogar. Y Verdeliss no descarta tener más hijos: «Si tenemos la capacidad económica y sobre todo afectiva, ¿por qué poner límites a la felicidad?».

Susto en Tailandia

Irene Villa, obligada a pasar por quirófano. La escritora y deportista Irene Villa, que siendo una niña sufrió un atentado de ETA junto a su madre que le provocó graves lesiones, ha sufrido un percance que la ha obligado a someterse a una operación. Cuando se encontraba de viaje en Tailandia «el tornillo del fémur, después casi siete benditos años sin dar problemas, se rompió precisamente el día antes de cumplir este gran sueño de conocer ese apasionante país asiático. ¿Qué eso me iba a parar? ¡¡Ni en broma!!», explicaba en su Instagram, junto a una foto de ella en muletas. Ahora Irene Villa se ha desplazado a Gotemburgo, donde suelen arreglar los problemas que surgen con las prótesis. «Mis hijos me han besado ‘el torni’ para que regrese a casa andando de una vez», aseguraba siempre optimista y sonriente.

Rumbo a Honduras

El mensaje de Isabel Pantoja. La tonadillera ha dejado un mensaje para sus fans. «Que me deseéis lo mejor, buen viaje y que estemos todos los compañeros bien y felices», decía. A ver si es cierto, y como dice Mila Ximénez en Lecturas, la tonadillera se piensa que se va de vacaciones. La aventura comienza esta noche, cuando Isabel Pantoja se lance del helicóptero de Supervivientes en el reality de Telecinco. Mañana veremos las audiencias.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La vuelta de la princesa Leonor, tras cinco meses sin saber nada de ella