La receta de la OMS para criar niños sanos: jugar, dormir y olvidarse de las pantallas

Ni televisión, ni vídeos, ni juegos en el móvil para menores de 2 años y un máximo de una hora a partir de esa edad


redaccion

Los niños tienen que jugar. Es el principal consejo de la Organización Mundial de la Salud. Por primera vez, la OMS ha publicado una guía de recomendaciones para pequeños de 0 a 5 años. Directrices sobre actividad física, sedentarismo y sueño desde que nacen porque, cuanto antes se instauren unas costumbres de vida saludables, más fácil será mantenerlas en el futuro. Lo que hagan en esos primeros años contribuirá a su desarrollo motor y cognitivo y a su salud a lo largo de toda la vida. 

Un comité de expertos se ha encargado de elaborar una guía con pautas específicas para aplicar en los niños en función de su edad. «Aumentar la actividad física, reducir el sedentarismo y garantizar un sueño de calidad para los niños pequeños mejorará su salud física y mental y su bienestar, y ayudará a prevenir la obesidad infantil y las enfermedades asociadas a ella en etapas posteriores de la vida», asegura la a Dra. Fiona Bull, directora del programa de la OMS de vigilancia y prevención poblacionales de enfermedades no transmisibles.

La OMS recuerda que el incumplimiento de las recomendaciones actuales sobre actividad física provoca más de 5 millones de muertes en todo el mundo cada año en todos los grupos de edad. Actualmente, más del 23% de los adultos y del 80% de los adolescentes no realizan suficiente actividad física.

En España, un 18,3 % de los niños de entre 6 y 9 años tienen obesidad, un porcentaje que se eleva al 43 % si se incluye el sobrepeso. En Galicia,  si se atiende a los datos del programa Xermola de la Consellería de Sanidade, uno de cada tres chavales de entre 6 y 15 años presenta sobrepeso u obesidad. Es más, en nuestra comunidad la obesidad infantil se multiplicó por tres en Galicia en casi cuarenta años

En resumen, para la OMS, el patrón de actividad general a lo largo de las 24 horas del día es clave: hay que reemplazar los periodos prolongados en que los niños pequeños permanecen sujetos o dedicados a actividades sedentarias frente a una pantalla por juegos más activos, velando al mismo tiempo por que tengan un sueño suficiente de buena calidad. El tiempo dedicado a actividades sedentarias que conlleven la interacción con un cuidador y no supongan la exposición a pantallas, como leer, contar cuentos, cantar y hacer puzzles, es muy importante para el desarrollo del niño.

Los lactantes (menores de un año):

  • Deben estar físicamente activos varias veces al día de diferentes formas, especialmente mediante el juego interactivo en el suelo; cuanto más mejor. Para aquellos que todavía no se mueven, esto incluye al menos 30 minutos en posición prona (boca abajo) repartidos a lo largo del día mientras estén despiertos.
  • No deben permanecer sujetos durante más de una hora seguida (por ejemplo, en carritos, sillitas o tronas o sujetos a la espalda de un cuidador). No se recomienda que pasen tiempo frente a pantallas. En momentos de inactividad, se recomienda que un cuidador les lea o cuente cuentos.
  • Deben tener de 14 a 17 horas (0 a 3 meses de edad) o de 12 a 16 horas (4 a 11 meses de edad) de sueño de buena calidad, incluidas las siestas.

Los niños de 1 a 2 años:

  • Deben pasar al menos 180 minutos realizando diversos tipos de actividad física de cualquier intensidad, incluida la actividad física de intensidad moderada a elevada, distribuidos a lo largo del día; cuanto más mejor.
  • No deben permanecer sujetos durante más de una hora seguida (por ejemplo, en carritos, sillitas o tronas o sujetos a la espalda de un cuidador) ni permanecer sentados durante periodos largos de tiempo. Con respecto a los niños de 1 año, no se recomienda que pasen tiempo en actividades sedentarias ante una pantalla (como ver la televisión o videos o jugar a juegos en la computadora). Para los niños de 2 años, el tiempo dedicado a actividades sedentarias frente a una pantalla no debe exceder de una hora; cuanto menos mejor. En momentos de inactividad, se recomienda que el cuidador les lea o cuente cuentos.
  • Deben tener de 11 a 14 horas de sueño de buena calidad, incluidas las siestas, con horarios regulares para dormirse y despertarse.

Niños de 3 a 4 años:

  • Deben pasar al menos 180 minutos realizando diversos tipos de actividad física de cualquier intensidad, incluidos al menos 60 minutos de actividad física de intensidad moderada a elevada, distribuidos a lo largo del día; cuanto más mejor.
  • No deben permanecer sujetos durante más de una hora seguida (por ejemplo, en carritos o sillitas) ni permanecer sentados durante periodos largos de tiempo. El tiempo dedicado a actividades sedentarias frente a una pantalla no debe exceder de una hora; cuanto menos mejor. En momentos de inactividad, se recomienda que el cuidador les lea o cuente cuentos.
  • Deben tener de 10 a 13 horas de sueño de buena calidad, que pueden incluir una siesta, con horarios regulares para dormirse y despertarse.

La importancia del jugar por jugar

Javier Becerra

Denuncian ante la ONU la pérdida del derecho de los niños al juego no dirigido

Los niños españoles ni juegan suficiente tiempo, ni lo hacen con la suficiente libertad. «O que para nós era a rúa ou xogar polo monte no rural, eses xogos sen obxectivos, foron pouco a pouco relegándose a un segundo plano, a algo anecdótico», advierte Nuria Lago, psicóloga educativa y vocal de la sección educativa del Colexio de Psicoloxía de Galicia. «Moitos pais pensan que ese xogo non serve para nada e organizan a vida dos nenos cun montón de actividades», corrobora Hipólito Puente, vicedecano del mismo colegio y psicólogo educativo. «Hemos convertido el juego en una actividad utilitaria», diagnostica Concha Sánchez, profesora titular de Ciencias de la Educación de la UDC.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Tags
Comentarios

La receta de la OMS para criar niños sanos: jugar, dormir y olvidarse de las pantallas