Así suena un «martemoto», un terremoto en Marte

La NASA difunde la señal que recoge por primera vez un evento sísmico en esta planeta

Simulación de la sonda InSight en Marte
Simulación de la sonda InSight en Marte

Redacción

Es un sonido que los humanos nunca habíamos escuchado antes. La NASA ha difundido la señal de vídeo y audio que ilustra un martemoto, el evento sísmico marciano registrado el 6 de abril por el sismómetro colocado en el suelo de Marte por su aterrizador InSight. Este es el primer temblor registrado que parece provenir del interior del planeta, en lugar de ser causado por fuerzas sobre la superficie, como el viento. Los científicos aún están examinando los datos para determinar la causa exacta de la señal.

En el montaje se pueden escuchar tres tipos distintos de sonidos, todos ellos detectados como vibraciones del suelo por el sismómetro de la nave, llamado Experimento Sísmico para Estructura Interior (SEIS): hay ruido del viento marciano; el evento sísmico en sí; y el brazo robótico de la nave a medida que se mueve para tomar fotografías.

Este evento es el primer probable martemoto registrado por el equipo de InSight. Se han registrado varios otros eventos sísmicos, pero son mucho más ambiguos que esta señal. El audio subraya el ruido sísmico que puede tener la superficie marciana y se produjo a partir de dos conjuntos de sensores incluidos con SEIS.

En la señal de audio estéreo, se pueden escuchar los sonidos de los sensores de banda muy amplia desde los altavoces izquierdos y los sonidos de los sensores de período corto desde los derechos. El audio de ambos conjuntos de sensores se ha acelerado en un factor de 60; Las vibraciones reales en Marte no habrían sido audibles para el oído humano. Se recomienda la reproducción en auriculares o sistema de altavoces para una mejor experiencia.

«Las primeras lecturas de InSight continúan con la ciencia que comenzó con las misiones Apolo de la NASA», que ya registró sismos en nuestro satélite, dijo el investigador principal de InSight, Bruce Banerdt, del Laboratorio de Propulsión a Chorro (JPL) de la NASA en Pasadena, California. «Hemos estado recogiendo el ruido de fondo hasta ahora, pero este primer evento inicia oficialmente un nuevo campo: ¡la sismología marciana!».

El nuevo evento sísmico era demasiado pequeño para proporcionar datos sólidos sobre el interior marciano, que es uno de los principales objetivos de InSight. La superficie marciana es extremadamente silenciosa, lo que permite que SEIS, el sismómetro especialmente diseñado de InSight por el centro espacial francés (CNES), detecte ruidos débiles. En contraste, la superficie de la Tierra está temblando constantemente por el ruido sísmico creado por los océanos y el clima. Un evento de este tamaño en el sur de California se perdería entre docenas de pequeños crepitantes que ocurren todos los días.

El sismómetro de InSight, que el módulo de aterrizaje colocó en la superficie del planeta el 19 de diciembre de 2018, permitirá a los científicos recopilar datos similares sobre Marte. Al estudiar el interior profundo de Marte, esperan aprender cómo se formaron otros mundos rocosos, incluidos la Tierra y la Luna.

Los siete minutos de terror del gallego que coordina el aterrizaje de un robot en Marte

r. romar
Siete años de trabajo y siete meses de viaje por el espacio para siete minutos de angustia: ¿tocará la sonda la superficie de Marte? La sonda estadounidense InSight llega a Marte pero la maniobra de aterrizaje es complicada. Un gallego la coordina

El ingeniero de la NASA Fernando Abilleira es uno de los responsables de evitar que se frustre el amartizaje del vehículo Insight

Fernando Abilleira cruza los dedos a miles de kilómetros de distancia de Galicia. No está nervioso, pero sí expectante y deseoso de que llegue el momento. Tiene ante sí, como ingeniero en el Laboratorio de Propulsión a Chorro (Pasadena-California) una enorme responsabilidad como subdirector de Operaciones de Vuelo de la misión Insight de la NASA, que a las nueve de la noche intentará hacer aterrizar en el planeta rojo el primer robot que se encargará de estudiar su geología y tomar la temperatura interna del astro.

Fernando Abilleira, que lleva 14 años en la NASA, con la imagen del robot que aterrizará el lunes en Marte
Fernando Abilleira, que lleva 14 años en la NASA, con la imagen del robot que aterrizará el lunes en Marte

Cualquier error en el ángulo de entrada de la nave podría significar que la misma se evapore literalmente o rebote fuera de la atmósfera, quedando a la deriva en el espacio. La entrada en la delgada atmósfera de Marte y posterior aterrizaje será un momento crítico. Es lo que la NASA conoce como los siete minutos de terror. Y, pese a sus éxitos, la agencia tiene razones para la cautela, ya que el 60 % de este tipo de misiones suele fracasar. La última, hace dos años, fue la del robot europeo Schiaparelli.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Así suena un «martemoto», un terremoto en Marte