La nieve da la sorpresa: cae en Melide y Lalín

El aire frío de origen polar está generando además una jornada con intensos chaparrones


La nieve está dando la sorpresa este martes en Galicia. La previsión situaba la cota en torno a los 1.000 metros de altura pero ya se ha presentando en zonas como Melide, que se eleva solo 400 metros sobre el nivel de mar o Lalín, a unos 550. También en la localidad lucense de Palas de Rei o en la coruñesa de Teixeiro. 

 La comunidad gallega está recibiendo aire frío desde el polo norte debido a un corredor del noroeste que forman ahora mismo al tren de borrascas situado al noroeste de la costa gallega, cuyos vientos giran en contra de las agujas del reloj, y el anticiclón retirado hacia el Atlántico. 

Mañana se completa el giro de 180 grados que el tiempo está dando desde ayer. Una nueva borrasca afectará a la comunidad con vientos intensos. La Agencia Estatal de Meteorología ha activado varios avisos. En toda la provincia de Lugo y Ourense y en el interior de A Coruña y Pontevedra hay avisos por vientos que podrían superar los ochenta kilómetros por hora. Además, en la costa la altura de las olas va a superar los cinco metros.

Mañana también habrá chaparrones generalizados que caerán con fuerza y acompañados de granizo y aparato eléctrico de forma puntual. Las precipitaciones a partir de los 1.200 metros de altura seguirán siendo en forma de nieve. La cota irá descendiendo a lo largo de la jornada. No se descarta que por la noche pueda situarse por debajo de los 1.000 metros. 

El jueves se mantiene el mal tiempo. Será una nueva jornada de chubascos intensos, fuertes vientos y nieve en las zonas de montaña y grandes olas. Las temperaturas no presentarán grandes cambios. Por tanto, los registros serán bajos para la época del año ya que en muchos sitios las máximas no superarán los 12 grados y las mínimas ya han caído hasta los cuatro grados bajo cero, como ha sucedido en Manzaneda.

El viernes las piezas se mueven y permiten que regrese la estabilidad. Por la mañana todavía podría caer alguna lluvia ocasional pero ya por la tarde comenzará a notarse la influencia del anticiclón de las Azores, que irá ganado protagonismo con el avance de las horas. El sábado se espera tiempo más seco en las cuatro provincias, sin descartar nubes en la mitad norte y nieblas matinales en el interior de la provincia de Lugo.

El domingo, día de las elecciones generales, no parece que la meteorología vaya a ser un impedimento para que los gallegos puedan ir a votar. Ahora mismo la previsión apunta a que habrá cielos despejados, sobre todo en la mitad sur de la comunidad y también unas temperaturas muy agradables. El termómetro volverá a subir notablemente respecto a los valores actuales hasta superar en muchas zonas la barrera de los veinte grados. 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

La nieve da la sorpresa: cae en Melide y Lalín