«Yo, como matrona, quiero decirles a esas mujeres: ''Estoy a tu lado y te voy a cuidar''»

Paula Sánchez, supervisora de enfermería de la unidad de ginecología del Hospital Materno Infantil de A Coruña, cuenta cómo llevan seis meses trabajando con su propio protocolo de muerte perinatal


redacción / la voz

A la espera de ese protocolo de muerte perinatal unificado para todos los hospitales de Galicia, en el Hospital Materno Infantil de A Coruña llevan seis meses trabajando con su propia guía. Paula Sánchez Flores, supervisora de enfermería de la unidad de ginecología del centro coruñés, reivindica el papel fundamental de enfermeras y matronas en este doloroso proceso.

 -¿Ha cambiado mucho en los últimos tiempos la manera de afrontar las muertes perinatales?

-Las cosas están cambiando y las mujeres en esta situación tienen que saber que van a estar muy bien atendidas en todos los sentidos. Hablamos todos el mismo idioma.

-¿Cuáles son los puntos claves del protocolo que ya se aplica en el hospital materno de A Coruña?

-La paciente que ingresa en el hospital tiene una habitación individual y aislada de la parte obstétrica y de partos. Además, va a estar atendida las 24 horas por una enfermera y un auxiliar. También tiene a su matrona de referencia y al ginecólogo. Otra de las ramas primordiales es la analgesia. Hemos hecho mucho hincapié en el dolor. El dolor psicológico no lo podemos evitar, pero el dolor físico sí está en nuestras manos. Se establece que tienen calmantes a demanda y se valora la epidural. La palabra epidural está presente en el protocolo. No podemos garantizar que el parto sea sin dolor, pero intentamos mitigarlo al máximo. Además, ahora se va a añadir el protocolo de feto muerto.

-¿En qué consiste?

-Entre otras cosas, incluirá la señalización de la habitación con unas mariposas para que cualquiera que entre en ella sepa que hay una familia que acaba de sufrir esa pérdida.

-Una vez que el bebé nace, ¿qué pasos se siguen?

-Yo ya le voy explicando a la mujer durante toda la estancia hospitalaria que, una vez que termine el proceso, hay la posibilidad de hacer un ritual de despedida. Una vez que nace pueden estar con él en la habitación. Igualmente, aunque prefieran no despedirse, les guardamos una huella (siempre con su permiso). Tenemos unas cartulinas verdes en las que ponemos las huellas del pie. Posteriormente, ya cuando están en casa, les recuerdo que está aquí y la pueden guardar.

-¿Tenía también cajas de recuerdo?

-Siempre le recomendamos hacer una cajita de recuerdo. No la damos porque creemos que es algo personal, pero les explico que lo más importante es hablar del duelo, escuchar la pérdida y validar los sentimientos. Si los padres ya habían comprado algo, unos patucos o un chupete, lo pueden guardar como parte de un ritual.

-¿Y una vez que reciben el alta?

-Les doy mi teléfono en el que estoy disponible para ellos y también el contacto directo de la psicóloga de Planificación Familiar. Les llamo a la semana para que me cuenten cómo se encuentran, cómo fue la llegada a casa. Se trata de darles un espacio para el duelo y escuchar la pérdida.

-¿Crees necesario el protocolo unificado?

-Totalmente. Hay que visibilizar y normalizar las pérdidas gestacionales, tanto tempranas como tardías. Las mujeres tienen que sentir que sus hijos existieron y que los profesionales estamos sensibilizados. Yo, como enfermera y como matrona, quiero que las mujeres sepan que estoy a su lado y las escucho. Estoy a tu lado y te voy a cuidar.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

«Yo, como matrona, quiero decirles a esas mujeres: ''Estoy a tu lado y te voy a cuidar''»