La Policía francesa investiga los montacargas de las obras de Notre Dame como posible causa del fuego

Los investigadores creen que el fuego comenzó justo debajo de la aguja del tejado, la primera parte del templo que sucumbió a las llamas


Los investigadores de la Policía francesa creen que el incendio del pasado lunes en la Catedral de Notre Dame, en París, comenzó justo debajo de la aguja del tejado, la primera parte del templo que sucumbió a las llamas, y están analizando los montacargas de las obras de reparación como posible origen del fuego, según informa la filial francesa de la cadena estadounidense CNN.

Los investigadores han llegado a esta conclusión, en modo alguno definitiva, tras examinar los numerosos vídeos de los testigos, así como fotografías de los vecinos y transeúntes. De acuerdo con la información de Europa Press, las llamas podrían haber comenzado debajo de la base de la aguja para acabar subiendo por la estructura, que prendió rápidamente. La caída de la aguja acabó acelerando el incendio.

Dos guardias de seguridad de la catedral explicaron a la Policía durante los primeros interrogatorios que solo se dieron cuenta del incendio cuando las llamas alcanzaban los tres metros de altura, en torno a las 18.43. La primera alarma había saltado media hora antes, pero los guardias que visitaron la zona indicada por la alerta no vieron nada fuera de lo normal. Ambos descubrieron el incendio en una zona cercana, pero fuera del radio de acción de la sirena.

Sobre el origen del fuego, los montacargas son ahora mismo una de las varias líneas de investigación que baraja la Policía a este respecto, según puntualizan las fuerzas de seguridad, sin dar más detalles. De las cuatro compañías contratadas para realizar renovaciones en Notre Dame, solo dos empresas, la firma de andamios Europe Echafaudage y la conservacionista de arte Socra, tenían trabajos en curso allí en el momento del incendio. Ninguna de las compañías tenía trabajadores en el lugar cuando se desató el incendio, se informó a CNN.

Mientras, las autoridades están colocando una gran lona en la parte superior de Notre Dame a modo de paraguas y proteja la bóveda -la parte más afectada- de la acción de la lluvia y no sufra más daños en los próximos días, según ha informado la cadena de televisión BFM.Las lluvias que se prevé que caigan la próxima semana en París podrían causar mayores desperfectos en la catedral, gravemente afectada por el incendio registrado el 15 de abril que, entre otros daños, provocó el derrumbe de la aguja y dejó completamente calcinado el techo de madera de la bóveda de la nave central y el crucero.

La catedral de Notre Dame será cubierta por una gran lona

La Voz

En las últimas horas han sido rescatados los grandes cuadros del templo que han sido trasladados al museo del Louvre

La previsión de lluvia para los próximos días ha obligado al gobierno francés a tomar la decisión de cubrir la catedral de Notre Dame con una gran lona para evitar que el agua dañe aún más el templo tras el incendio que sufrió, según informa la agencia EFE. Los grandes cuadros que ornaban las paredes de la catedral de Notre Dame de París fueron extraídos este viernes sin que se hayan constatado grandes daños. El ministro de Cultura, Frank Riester, indicó que se trata de 15 obras de gran tamaño, procedentes en la mayoría de los casos de las capillas secundarias del templo, que no fueron afectados por el fuego que devastó la cubierta el pasado lunes, ni tampoco por las labores de extinción del mismo. Las obras, del siglo XVIII, firmadas, entre otros, por Laurent de La Hyre y Charles Le Brun, fueron trasladadas a los almacenes del vecino museo del Louvre. Tampoco parecen haberse registrado daños en la gran figura de la virgen junto al altar mayor del templo, mientras que todavía persisten dudas sobre el mármol de La Piedad.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

La Policía francesa investiga los montacargas de las obras de Notre Dame como posible causa del fuego