Tal y como estaba previsto, Galicia registró ayer las temperaturas más altas de toda la Península. El valor más elevado alcanzó los 30,2 grados en la localidad pontevedresa de Ponteareas. Además, en otros muchos puntos del sur de la comunidad el termómetro superó los 29. Este calor veraniego que coincide con las vacaciones de Semana Santa ha permitido que algunas playas como la de Silgar, en Sanxenxo, luciese como suele hacerlo en el mes de agosto, llena hasta la bandera. Muchos aprovecharon incluso para darse el primer chapuzón del año. Eso sí, con una temperatura del agua bastante fría, en torno a los 15 grados. El viento del nordés pone en marcha los afloramientos de agua gélidas.

No es la primera que la comunidad gallega lidera el calor en la Península. Durante el episodio de altas temperaturas en febrero, Galicia registró las máximas más altas de todo el continente, debido también a la combinación de altas presiones y aire cálido. Y lo mismo sucedió en marzo.

Mientras tanto, en la mitad norte de Galicia el viento, que sopló con intensidad, mantuvo a raya el termómetro a pesar de que el cielo estaba despejado. En A Coruña, por ejemplo, el mercurio solo ascendió hasta los 18,3 grados. Algo más elevada fue en Ferrol, con 23,2 y en Lugo con 22,8. En Santiago se llegaron hasta los 25 grados.

Efecto Foehn

Mientras el sur de la comunidad rozaba los 30 grados, en A Mariña, como suele ser habitual con una configuración atmosférica como la de estos días, la temperatura apenas se mantuvo por encima de los 17 grados. El fenómeno que provoca este notable contraste térmico se llama efecto Foehn.

Los vientos del anticiclón de las Azores, que giran a favor de las agujas del reloj, favorecen que el aire cargado de humedad procedente del Cantábrico penetre por la costa lucense. Las nubes bajas, que impiden el paso de los rayos del sol, mantiene el termómetro con cifras muy discretas.

Sin embargo, la humedad se va encontrando dentro de la geografía gallega con diferentes sistemas montañosos, como la Serra do Xistral, y el aire se ve obligado a ascender. Cuando ha pasado al otro lado de la montaña se ha transformado en un aire más seco y cálido.

Hoy, más tiempo seco

La Semana Santa finaliza con más influencia anticiclónica. El tiempo volverá a ser seco de forma generalizada. Solo se formarán nubes matinales en la costa lucense y de evolución en el interior. Las temperaturas descienden de forma generalizada. No se espera demasiado calor pero sí una sensación térmica muy agradable, que otra vez será más intensa en la mitad sur.

Mañana Galicia perderá la influencia de las altas presiones. El frente asociado a una borrasca cruzará la comunidad por la tarde y las precipitaciones caerán en las cuatro provincias por la noche.

El martes la situación vuelve a dar un nuevo giro de 180 grados. Tras el paso del frente llegará aire frío desde el norte que no solo será fuente de inestabilidad, con chaparrones, sino que además provocará que pueda nevar a partir de los 900 metros.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Galicia, otra vez, lidera el calor en la Península