«Es el primer fotograma de una película que está por rodar»

El investigador Iván Martí, que participó en el hallazgo, asegura que los nuevos estudios permitirán comprender el funcionamiento de los agujeros negros y de la materia


Redacción | la voz

Iván Martí, del Instituto Geográfico Nacional, diseñó los algoritmos que permitieron conectar los datos del telescopio Alma, situado en Chile y el principal de la red, con el resto de los observatorios participantes.

-Tenemos por fin la foto más buscada. ¿Aquí se acabó todo?

-No. Nos queda mucho por hacer. La foto es el primer fotograma de una gran película que está aún por rodar.

-¿A qué se refiere?

-A que tenemos la posibilidad de estudiar a partir de ahora los campos magnéticos, que son los alrededores del horizonte de sucesos; la materia que rodea al agujero negro y cómo esta ayuda, quizás, a generar esos chorros relativistas enromes que se ven saliendo de los agujeros negros más masivos.

-Y la gravedad.

-Sí, podremos profundizar en el estudio de la gravedad, en cómo evoluciona el material que está orbitando el agujero negro. Es algo que nos puede permitir hacer test de la relatividad general, de si la materia se comporta tal y cómo se predice al interactuar en un agujero negro. Todas estas preguntas quedan en el aire.

-Entonces, ¿qué se deduce de esta primera foto?

-Lo que hemos podido responder a día de hoy con esta primera imagen es que, efectivamente, la sombra del agujero negro existe. No solo es una recreación matemática, sino que es un ente físico, algo real. A partir de aquí lo que habrá que ir aprendiendo con futuras observaciones es cómo funcionan los agujeros negros, cómo se comportan, cómo afectan a lo que les rodea y, de alguna forma, saber cómo se comporta la materia en estas regiones tan cercanas a la frontera del espacio y del tiempo.

-Y entiendo que se ha reconfirmado que Einstein tenía razón.

-Digamos que, a groso modo, la teoría general de la relatividad se ha podido comprobar. Y la verdad es que ha pasado con sobresaliente. Pero aún nos quedan muchas pruebas por hacer y podemos someter a la teoría a test mucho más extremos teniendo no ya solamente la imagen, sino también la película, lo que significa entender cómo se comporta un agujero negro.

 -¿Podría explicar de forma sencilla cómo se captó la imagen?

-Básicamente lo que hemos hecho es simular un telescopio del tamaño de todo el planeta Tierra. Un telescopio ordinario, la señal que viene del cielo entra por el objetivo y la lente focaliza la señal en una imagen. Lo que hacemos nosotros es focalizar la señan en una imagen, pero dentro de un ordenador. En lugar de usar una lente usamos un ordenador que focaliza las señales que llegan a los distintos telescopios para formar una imagen.

-Para conseguirla fue necesario que en todos los observatorios, situados en distintas zonas del planeta y en distintos hemisferios, que el cielo estuviera el cielo despejado. ¿Complicado?

-Que se cumplan todas las condiciones óptimas es algo complicado. Pero hace dos años tuvimos la gran suerte de que hubo muy buen tiempo y las observaciones fueron excepcionales. Después estuvimos todo ese tiempo para analizar los datos y reconstruir la imagen.

-Fue todo un ejemplo de colaboración internacional.

-Sí. Este es el mejor ejemplo posible de una colaboración internacional, porque unas antenas necesitan a las otras para obtener las imágenes. Es un ejemplo de libro de las ventajas que obtenemos al trabajar juntos en una colaboración en la que seguiremos.

-¿Espera alguna sorpresa con los nuevos datos que se vayan conociendo?

-No lo sé, quizás. Entramos en el terreno de lo desconocido.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

«Es el primer fotograma de una película que está por rodar»