Lo que no se sabe del contrato entre Isabel Pantoja y Telecinco

La tonadillera ha firmado un contrato millonario con Mediaset de al menos un año de duración que implica varios proyectos


Redacción / La Voz

Isabel Pantoja, finalmente, se tirará del helicóptero de Supervivientes, como ya lo hicieron su hijo Kiko Rivera y su sobrina Anabel Pantoja. Eso sí, tanto Telecinco como el más que fiel público de Supervivientes, esperan que aguante más en la isla de los que lo hicieron sus familiares. Tras el avance de la revista Semana hace siete días, que pilló a muchos por sorpresa y un tanto perplejos  a muchos, (con algún desmentido por el medio que casi parecía dar portazo a la posibilidad de ver a Isabel Pantoja en bañador peleándose por el último grano de arroz en la isla de Honduras), el martes Sálvame confirmaba que Isabel Pantoja era concursante de Supervivientes. Y su fichaje en el programa llega de la mano de un contrato millonario con Mediaset del que se van sabiendo algunos detalles. 

Algunos relacionan la reciente ruptura profesional entre Telecinco y María Teresa Campos con la llegada de Isabel Pantoja a la cadena, pero nada más lejos de la realidad, porque ambos personajes son muy distintos. La tonadillera prepara ya su macuto con los imprescindibles para llevarse a la isla, después de firmar un contrato en exclusividad con Telecinco al que estará vinculada durante al menos un año, con posibilidades de ampliación. Las cifras no son oficiales, pero el montante podría ascender a más de un millón de euros. Eso sí contar, se supone, lo que se llevarían parte de sus familiares que deberán defenderla en los platós. 

Según adelanta la revista Semana en su edición del miércoles, la vinculación contractual de Isabel Pantoja con Telecinco abarcaría, al menos, tres programas. Uno de ellos sería Supervivientes, que comenzará probablemente después de Semana Santa (GH Dúo finaliza este jueves). Pero además la cadena ha prometido a Isabel Pantoja un programa de talentos en el que ejercería como jurado o coach. Mediaset tiene en el punto de mira dos formatos para encajar la participación de la tonadillera, después de que Antena 3 le robase La Voz al comprar los derechos de emisión. Se trata de Idols (inédito en España) y Factor X, que se estrenó en Cuatro hace años con cierta notoriedad pero que el año pasado recuperó Telecinco (con Risto Mejide en el jurado) y pasó sin pena ni gloria por la parrilla televisiva. 

El tercer proyecto podría ser un docurreality o una biografía autorizada de su vida, un proyecto, que según recuerdan en Bluper, estaría sobre la mesa para la productora BTF Media y Sony Music España. Así Isabel Pantoja supervisaría el contenido de lo que se cuente en ese documental, controlando los pasajes más escabrosos de su vida. Hay que recordar que la tonadillera denunció hace años a la cadena que dirige Paolo Vasile tras emitir la miniserie Mi Gitana, por «intromisión ilegítima en el derecho a la intimidad y a la propia imagen». Telecinco fue obligada a retirar de su página web y de la venta en DVD la ficción y no puede volver a emitirla. 

Isabel Pantoja ya manifestó cuando Kiko Rivera concursó en Supervivientes su fascinación por este programa: «Me encanta Supervivientes, es una experiencia preciosa, única. Yo le dije a mi hijo que me encantaría ir. Soy muy buena superviviente. Se tiene que pasar fatal, pero podría hacerlo, seguro».

Puede que parezca que solo Isabel Pantoja ponga condiciones a Telecinco, pero nada más lejos de la realidad. La cadena también ha puesto sobre la mesa sus propios requisitos. Y entre ellos estaría que la cantante retirase las demandas que interpuso hace tiempo contra la cadena. 

Los graves problemas económicos de los Pantoja

La participación en Supervivientes de Isabel Pantoja podría obedecer a las cuantiosas deudas que tanto ella como su hijo Kiko Rivera tienen con Hacienda. Kiko Rivera reconoció que entraba de nuevo en la casa de Guadalix (ya lo hizo en otra ocasión en GH VIP pero abandonó a los pocos días), para solventar sus problemas económicos. La situación financiera de los Pantoja es muy grave, ya que estarían a punto de perder la finca que Isabel Pantoja heredó de Paquirri, Cantora. Sobre ella pesan embargos que superan los cuatro millones de euros. 

Desde que salió de la cárcel tras cumplir dos años por blanqueo de capitales, Isabel Pantoja no ha vuelto a ser la que era. Aunque sus fans la apoyan de forma incondicional, hay quienes aseguran que ha tenido problemas con la voz, y lo cierto es que, salvo algún concierto aislado, permanece alejada de los escenarios y prácticamente recluida en su finca Cantora cuidando de su madre Ana. Mientras sus dos vástagos y su sobrina Anabel Pantoja, han entrado de lleno en la rueda de programas, realities, escándalos, montajes y en definitiva, de lavar los trapos sucios familiares e íntimos en público. 

Cuando Chabelita concursó en Gran Hermano VIP, en la que se comprobó que por mucho que pretenda vivir sin trabajar (y de momento lo está consiguiendo) tampoco tiene mucho sentido del espectáculo ni una vena televisiva que pueda explotar. En ese momento, Isabel Pantoja, en una acción totalmente inaudita, llamó por teléfono a Sálvame para hacer una extraña defensa de su hija, que ha hablado sin tapujos de la difícil relación con su madre, su tío Agustín y su abuela Ana (estos dos últimos con los que no se hablaría). «No acepto que llegue a casa a las siete, nueve u once de la mañana. De una forma u otra. Eso lo sabe ella, sabe que yo le voy a reñir, pero está con una persona que no lo hace porque no es una buena persona. Si fuera una buena persona le daría buenos consejos y le diría: ‘‘Tienes un hijo de cuatro años. Tienes 22 años’’», declaró de forma desesperada. 

Si sorprendió la intervención telefónica de Isabel Pantoja en Sálvame (semanas después lo hacía también en Land Rober, aunque en otro tono), no lo hicieron menos las confesiones de Kiko Rivera en GH Dúo, completamente entregado al espectáculo que tanto el programa, que llena minutos y genera contenidos en otros espacios de la cadena, como el público agradecen a los concursantes de Guadalix de la Sierra. Paquirrín desveló que durante años había consumido «hachís y marihuana todos los días, y también cocaína», y agradecía a su mujer, Irene Rosales, su apoyo para conseguir dejar atrás sus adicciones. 

Unos días después, su hermana Isabel Pantoja, soltaba otra bomba en una revista. «Kiko quería ingresar en un centro y mi madre no le dejó», aseguraba. «Yo la escuchaba hablar por teléfono: 'Mi hijo no va a ir a un centro, se queda en casa''», continuaba. 

La estancia en la casa de Kiko Rivera podría terminar con la visita de Isabel Pantoja al plató para recibir a su hijo, algo que no ocurrió con Chabelita ni cuando regresó de Honduras, ni cuando volvió de Guadalix. Y hay que recordar que a la entrada de Isabel Pantoja en Supervivientes, se uniría, como ha confirmado hace poco Lara Álvarez, la vuelta a los platós de Jorge Javier Vázquez, tras sufrir un grave problema de salud

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Lo que no se sabe del contrato entre Isabel Pantoja y Telecinco