Reed Hastings, de Netflix: «Seremos parte del ecosistema español para siempre»

«No todas las historias interesantes vienen de Hollywood», explicó el CEO de la compañía, que ayer inauguró en Madrid su primera sede de producción europea

Reed Hastings conversa con el actor Álvaro Morte
Reed Hastings conversa con el actor Álvaro Morte

madrid / colpisa

En Tres Cantos, a unos 28 kilómetros de Madrid. Ahí ha establecido Netflix su primera sede de producción europea, que ayer abrió sus puertas a los medios de comunicación. El CEO de la compañía, Reed Hastings, dejó claro que su ubicación no es casual. «No todas las historias interesantes vienen de Hollywood», explicó. «Hemos invertido en Dinamarca, Francia, Italia y, especialmente en España. Aquí se hacen muy bien las cosas, hay muchos profesionales y mucho talento y la gente quiere ver contenido en español», continuó.

En este sentido, comentó que la puesta en marcha de esta sede significa que Netflix «formará parte del ecosistema español para siempre. No estamos aquí para experimentar, venimos aquí para quedarnos».

En este espacio de 22.000 metros cuadrados en el que ya está tomando forma la tercera temporada de La casa de papel, María Ferreras, vicepresidenta de desarrollo de negocio en Netflix recordó que, pese a haber entrado en el mercado español en octubre del 2015, un año más tarde ya contaba con su primera producción española, la película 7 años, y en el 2017 lanzaba su primera serie española, Las chicas del cable. «En estos tres años hemos invertido en 24 producciones españolas y en 40 coproducciones, llegando a los 13.000 empleados y antes de que acabe el año esperamos llegar a los 25.000», aseguró.

La presentación comenzó con uno de esos vídeos cómicos a los que Hastings es tan aficionado. El CEO de la compañía aparecía insertado en diversas escenas de las series españolas de Netflix -desde Paquita Salas hasta Élite- y pedía ayuda para llegar a la sede en Tres Cantos. Al acabar el vídeo, Hastings subió al escenario junto al actor Álvaro Morte, el Profesor de La casa de papel y contestó a sus preguntas.

El ejecutivo comenzó su intervención alabando el nivel del sector audiovisual español. «España tiene una gran historia en producción. Hay muchas personas con un talento y unas habilidades increíbles y mucha profesionalidad. Nos hemos encontrado con un sector muy desarrollado y esperamos hacerlo crecer este año hasta los 25.000 empleados en todos nuestros programas contando extras, personal fijo o cátering. Estas inversiones hacen crecer el sector», afirmó.

Reconoció, entre risas, que también ve HBO y Amazon. Y a buen seguro seguirá de cerca las apuestas que Apple y Disney pongan sobre la mesa. «Hay muchísima creatividad en los contenidos y veo a nuestra competencia como amigos, que a veces se empujan un poco, que a veces uno va más rápido que otro y que en algún momento cualquiera puede lanzar algo interesante. El ecosistema es mejor si hay grandes participantes, pues se da cabida a ideas diferentes y a nuevas historias». En este sentido, Francisco Ramos, vicepresidente de contenidos originales, explicó que en aquellos países donde ya se han introducido más plataformas de streaming «todas las plataformas siguen creciendo y no lo hacen en detrimento de otras».

Por su parte, Álvaro Morte, que ya trabaja en la tercera temporada de La casa de papel, explicado que su papel de El Profesor significó «un grandísimo cambio» en su vida y ha supuesto que el audiovisual español «se atreva a hacer cosas que tienen éxito en todo el mundo».

En la presentación de la sede se anunciaron dos nuevos proyectos rodados en España. Por un lado, la adaptación de El inocente, la novela de Harlan Coben cuya acción se ha trasladado a España y que será dirigida por Oriol Paulo.

Por otro, Los favoritos de Midas, una adaptación de la novela de 1921 escrita por Jack London, que correrá a cargo de Mateo Gil. Compuesta por seis episodios, esta miniserie que supone el regreso de Luis Tosar a la pequeña pantalla.

La fiscalía avisa a los Óscar: excluir a Netflix podría violar las leyes antimonopolio

B. Pallas
Alfonso Cuarón, con los tres Óscar que ganó por «Roma», su película para la plataforma Netflix
Alfonso Cuarón, con los tres Óscar que ganó por «Roma», su película para la plataforma Netflix

El departamento de justicia de EE.UU. advierte a la Academia de Cine del riesgo de redactar nuevas normas que supriman la libre competencia

La presencia de las películas de las plataformas en los premios Óscar sigue generando debate. El departamento de justicia de Estados Unidos ha lanzado una advertencia a la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas para hacerle saber que si está contemplando la posibilidad de cambiar sus normas para impedir que los filmes de los servicios de streaming puedan competir por la estatuilla dorado podría infringir las leyes antimonopolio.

La revista Variety ha tenido acceso a una carta escrita por el asistente de la Fiscalía General de EE.UU. para asuntos antimonopolio, Makan Delrahim, y dirigida a Dawn Hudson, directora ejecutiva de la Academia de Cine, en la que expresa su preocupación por el hecho de que se puedan redactar nuevas normas «de tal manera que se tienda a suprimir la competencia».

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Reed Hastings, de Netflix: «Seremos parte del ecosistema español para siempre»