Los hogares con «streaming» superan a la televisión de pago en EE.UU.

Un estudio revela que la mitad de los usuarios están frustrados por la creciente oferta de servicios de suscripción


redacción / la voz

Los usuarios eligen cada vez con mayor libertad sus formas de entretenimiento en el entorno digital y pocos volverían atrás para adoptar de nuevo la programación preestablecida como se entendía hasta ahora. Así lo recoge el nuevo sondeo de tendencias de medios digitales elaborado por Deloitte Insights entre estadounidenses de distintas generaciones.

El informe señala que los servicios de streaming se han convertido en uno de los medios preferidos por los norteamericanos para el consumo audiovisual y por primera vez en este estudio, que suma ya trece ediciones, son más los que aseguran tener al menos una suscripción a alguna de estas plataformas (un 69 %) que los que admiten tener televisión de pago tradicional (65 %).

Una opción y la otra no son excluyentes. Uno de los aspectos que se resalta el Digital Media Trends Survey es esa necesidad que ya van constatando cada vez más usuarios de que es necesario recurrir a varios servicios, ya sean gratuitos o de pago, para poder ver todos los programas favoritos. De hecho un 47 % de los encuestados subrayan que se sienten frustrados por el creciente número de suscripciones y servicios que necesitan para unir todas las piezas del puzzle de su programación ideal.

No es esa la única frustración que provoca una oferta audiovisual cada vez más variada, pero con limitaciones. Según el Digital Media Trends Survey, un 57 % de los encuestados señalaron su insatisfacción con el hecho de que las series que les gustan desaparezcan de las plataformas. Un porcentaje similar asegura elegir un servicio de streaming por su contenido original, una razón que se eleva al 71 % entre los millennials.

Lejos de ser ideal, tener varios servicios contratados parece ser desbordante para el público, pues un 43 % de los consumidores «admiten que desisten en la búsqueda de contenido si no pueden encontrar algo en unos pocos minutos».

La incidencia del streaming es especialmente prevalente entre la generación millennial, con un 88 %. Casi la mitad del tiempo que dedican a este tipo de entretenimiento (un 46 %) utilizan servicios de pago, mientras que un tercio (29 %) del tiempo lo dedican a plataformas que se sostienen con publicidad, como YouTube. 

Un 44 % de los interrogados mencionaron la ausencia de anuncios como la razón principal para abonarse a un servicio de pago.

Además del audiovisual, otro de los sectores asociados al streaming es el de los videojuegos. Un 30 % de los encuestados para este estudio está suscritos a un servicio de juegos y un 41 % juegan de forma diaria o semanal. Las proporciones aumentan a más de la mitad entre las generaciones de millennials (de 22 a 35 años) y la generación Z (de 14 a 21). Estos usuarios no solo quieren jugar, sino que un 32 % también ven a otros competir en eSports con regularidad semanal

Por lo que respecta a los asistentes de voz, el número hogares que cuentan con uno de estos dispositivos creció un 140 % en EE.UU. en el último año. No obstante, solo el 18 % de los encuestados admiten recurrir a ellos a diario.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Los hogares con «streaming» superan a la televisión de pago en EE.UU.