Si abusas de estos alimentos, morirás antes

Una dieta deficiente mata a más personas en el mundo (11 millones) que el tabaco (8 millones)

;
Comer mal mata Así lo asegura un estudio que sostiene que una mala alimentación produce al menos once millones de muertes al año

la voz

Comer mal mata y un nuevo estudio lo ha demostrado. Los investigadores han analizado la relación entre la ingesta de 15 alimentos y nutrientes entre los adultos mayores de 25 años en 195 países y los fallecimientos por enfermedades crónicas no transmitibles.

Entre 1990 y el 2017 estudiaron estos parámetros: dietas bajas en frutas, verduras, legumbres, granos enteros, nueces y semillas, leche, fibra, calcio, ácidos grasos omega-3, grasas poliinsaturadas y dietas altas en carne roja, carne procesada, bebidas azucaradas, ácidos grasos trans y sodio. ¿El resultado? En el 2017, once millones de personas se murieron en el mundo por culpa de una dieta desequilibrada, es el 22% de todos los fallecimientos en adultos. De todas esas personas, diez millones perdieron la vida por enfermedades cardiovasculares, 913.000 por cáncer, 339 000 por diabetes tipo 2 y 136.600 por enfermedades renales.

Las cifras llaman todavía más la atención por comparación: en ese mismo periodo de tiempo el tabaco mató a ocho millones de personas, la hipertensión a diez millones y la contaminación a 4,5.  También dieron como resultado 255 millones de años de vida ajustados por discapacidad (AVAD, por sus siglas en inglés), que equivalen a la suma de años de vida perdidos y años vividos con discapacidad.

La investigación acaba de publicarse en The Lancet y en ella han participado 130 científicos de 40 países distintos.  España, eso sí, se encuentra en una buena posición ya que es el tercer país con menos muertes por culpa de los malos hábitos alimentarios. Solo Israel y Francia la superan.

Ningún país del mundo alcanza los niveles recomendados de los 15 indicadores dietéticos que se estudiaron. Es más, el consumo de todos los alimentos sanos está por debajo de lo indicado mientras que todos los artículos insalubres superan el nivel de ingesta recomendado. Traduciendo, ningún país consume 250 gramos de fruta al día pero todos se pasan muy de largo si hablamos de bebidas azucaradas o de sal.

Hay tres factores dietéticos que representan la mitad de las muertes relacionadas con la dieta: ingesta baja de cereales integrales, frutas y alto consumo de sodio. La otra mitad de los fallecimientos se atribuyeron al alto consumo de carnes rojas, carnes procesadas, bebidas azucaradas y ácidos grasos trans.

«La mala alimentación es un asesino de igualdad de oportunidades -dice el doctor Ashkan Afshin, autor principal del estudio y profesor de la Universidad de Washington, en Estados Unidos-. Somos lo que comemos y los riesgos afectan a las personas en una variedad de características demográficas, que incluyen edad, género y estado económico».

Afshin enfatizó que el estudio se centra en los efectos de los alimentos en los problemas de salud crónicos, como las enfermedades cardiacas y la diabetes, independientemente de sus conexiones con la obesidad. «Estamos resaltando la importancia del bajo consumo de alimentos saludables en comparación con el mayor consumo de alimentos no saludables - subraya Afshin-. Las políticas dietéticas que se centran en promover una alimentación saludable pueden tener un efecto más beneficioso que las políticas que abogan contra los alimentos poco saludables». Las mayores brechas entre las dietas actuales y las óptimas se observaron en el caso de nueces y semillas, leche y granos enteros. Algunas de esas brechas, según Afshin, son por los productores y fabricantes de alimentos.

«Hay una necesidad urgente y apremiante de cambios en los diversos sectores del ciclo de producción de alimentos, como el cultivo, el procesamiento, el empaquetamiento y la comercialización --señala Afshin--. Nuestra investigación encuentra la necesidad de una intervención integral del sistema alimentario para promover la producción, distribución y el consumo de alimentos saludables en todas las naciones».

  • Fruta. 250 gramos.

  • Otros vegetales. 360 gramos.

  • Legumbres. 60 gramos.

  • Granos integrales. 125 gramos.

  • Nueces y semillas. 21 gramos.

  • Carne roja. 23 gramos.

  • Carne procesada. 2 gramos.

  • Bebidas azucaradas. 3 gramos de azúcar al día.

  • Fibra. 24 gramos.

  • Calcio. 1,25 gramos.

  • Omega-3. 250 miligramos.

  • Ácidos grasos poliinsaturados. 11% del total de energía.

  • Ácidos grasos trans. 0,5% de la energía.

  • Sodio. 2 (5 gramos de sal)

¿Por qué los españoles somos los ciudadanos más sanos del mundo?

UXÍA RODRÍGUEZ

La dieta mediterránea y el sistema de salud han convertido a España en el país más saludable

«A un extranjero le invitaría a tomar una paella junto al mar y le diría que esa es la esencia del estilo de vida mediterráneo. Una buena alimentación con un clima que invita a salir a la calle y una forma de ser que anima a compartirlo todo con amigos y familiares» asegura Ramón Estruch, uno de los mayores expertos en los beneficios de la dieta mediterránea.

España es el país más saludable del mundo. Lo acaba de confirmar el índice Bloomberg que da y quita puntos dependiendo de varios factores: la esperanza de vida, el sistema sanitario y la dieta suman. El consumo de tabaco y la obesidad, restan. Con todo este combo los españoles nos hemos convertido en los ciudadanos más sanos del planeta.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
11 votos
Tags
Comentarios

Si abusas de estos alimentos, morirás antes