Los efectos del cambio de hora: este lunes será doblemente lunes

Uxía Rodríguez
UXÍA RODRÍGUEZ REDACCIÓN / LA VOZ

SOCIEDAD

IAGO GARCÍA

Esta madrugada los relojes volverán a adelantarse una hora, a las dos de la mañana serán las tres

30 mar 2019 . Actualizado a las 20:05 h.

Esta noche todos nos iremos a la cama a la misma hora y, probablemente, también nos levantaremos el domingo a la hora habitual pero dormiremos 60 minutos menos. Las dos de la mañana serán las tres por obra y gracia del cambio de hora estacional. Quizás mañana, a más de uno, se le peguen las sábanas y, por eso, el lunes será el peor día: «Este lunes será un lunes doble», asegura Felipe Casanueva, jefe del servicio de Endocrinología y Nutrición del Hospital Clínico de Santiago. Para él, «este cambio de hora estacional es un absurdo desde el punto de vista médico».

¿Cómo afecta el cambio de hora a nuestro cuerpo?

«Hay una explicación fisiológica muy simple: el cuerpo humano está diseñado para ir cambiando lentamente desde la falta de sol al sol abundante. Ese paso, del invierno al verano, es gradual, va cambiando a lo largo de 365 días. Por eso, cuando de repente todo comienza una hora más temprano o una hora más tarde el cuerpo humano tarda en adaptarse», explica Felipe Casanueva. Estamos sincronizados con el sol y ahí comienza el problema.

¿Puede causar problemas de salud?

Los niños y las personas mayores sufren el cambio de hora de una manera más acusada. Según el endocrino, «claro que estos cambios causan problemas de salud. A unas personas les afecta más y a otras menos pero todos sufrimos sus efectos». El déficit de sueño es la principal consecuencia de adelantar los relojes una hora. A eso tenemos que sumar una sensación de cansancio, fatiga. El malestar puede ser más intenso o más leve y se parece al jet lag que se sufre tras hacer un viaje largo. «También afecta al rendimiento durante los primeros días, personal, académico y laboral», afirma el doctor.