Los divorcios sin acuerdo tardan más de tres años y medio en resolverse

Los abogados de familia, que se reúnen en A Coruña, reclaman juzgados especializados


REDACCIÓN / LA VOZ

Tres años y medio pueden convertirse en un auténtico infierno en una pareja que ha decidido poner fin a su relación. Los conflictos que han generado la ruptura se multiplican y una mera convivencia formal en beneficio de los hijos puede llegar a ser una quimera. Pero es el calvario particular al que están expuestos los miembros de la pareja en los que no existe un acuerdo previo de divorcio. El proceso judicial en estos casos tarda algo más de tres años y medio en resolverse si se tramita a través de los juzgados de primera instancia o en las audiencias provinciales que no están especializadas en asuntos de derecho de familia. Por contra, si estos contenciosos se despachan en órganos especializados, el tiempo se reduce a dos años de medio.

Es lo que se deduce de las conclusiones recogidas en el primer Observatorio de Derecho Familiar, un documento elaborado por la Asociación Española de Abogados de Familia (Aefa) a partir de encuestas a profesionales que será presentado en las jornadas sobre derecho de familia que se celebrarán en A Coruña entre hoy y mañana. En ellas se analizarán los nuevos tipos de familia y sus implicaciones jurídicas.

«Una demora de 18 meses es dramática, sobre todo cuando las parejas tienen hijos. Una respuesta rápida y eficaz a través de una jurisdicción especializada evitaría en gran medida la violencia de género, doméstica e intrafamiliar. Creemos que los retrasos y las rupturas mal gestionadas están relacionadas directamente con la escalada de violencia entre padres e hijos», explica María Dolores Lozano, presidenta de Aeafa, una entidad que reclama la creación de la jurisdicción especializada de Persona, Menores y Familia, regulando las pruebas selectivas de los profesionales.

«Cuando tengo una enfermedad del corazón no voy al podólogo, voy al cardiólogo. Esto, trasladado al mundo del Derecho, es igual importante», añade Lozano, quien lanza una pregunta: «¿Las familias son tan poco importantes como para no poder tener juzgados especializados?».

El Observatorio del Derecho de Familia en España arroja datos reveladores sobre el grado de hostilidad de las parejas cuando abordan los procesos de ruptura. Así, el 97 % de los divorcios tienen un nivel de conflictividad alto o muy alto en familias con hijos. Por contra, el nivel de enfrentamiento alto o muy alto se limita solo al 16 % de los casos cuando no hay descendencia de por medio.

Custodia compartida

En la encuesta, el 79 % de los abogados de familia afirma que la adaptación de los menores al sistema de custodia compartida es satisfactorio o muy satisfactorio.

Los letrados entienden que en un sistema de custodia compartida la residencia de los hijos con padre y madre en períodos semanales alternos es el modelo más adecuado para la estabilidad y la rutina de los pequeños. Por contra, los períodos más largos, como un trimestre, son los más desaconsejados por los expertos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Los divorcios sin acuerdo tardan más de tres años y medio en resolverse