Nace Salvador, el bebé milagro portugués. Su madre será enterrada mañana

Su madre, una piragüista de 26 años, estaba en muerte cerebral desde diciembre


Corresponsal en Lisboa

Esta madrugada ha nacido en el Hospital São João de Oporto, Salvador, al que se ha bautizado como bebé milagro portugués, ya que su madre, Catarina, piragüista de 26 años, estaba en muerte cerebral desde el pasado mes de diciembre tras sufrir un ataque de asma agudo, del que nunca se recuperó, cuando estaba embarazada de tan solo 12 semanas.

Durante 15 semanas, por deseo expreso del novio de Catarina, Bruno, y de toda su familia, se le ha mantenido con vida artificialmente y conectada a las máquinas del hospital para que Salvador pudiera alcanzar la madurez necesaria para nacer, lo que ha sucedido hoy.

El parto se ha producido un día antes de lo que estaba previsto y por cesárea, como ha confirmado en comunicado, el hospital luso. A esta hora, Salvador se encuentra bien en una incubadora del ala pediátrica del São João, donde tendrá que permanecer hasta alcanzar la madurez y el peso suficiente.

El funeral y el entierro de su madre tendrá lugar mañana por la tarde en su localidad natal de Crestuma, Vila Nova de Gaia, muy cerca de Oporto.

Una mujer con una voluntad de hierro a pesar de su fragilidad física

Los amigos de infancia de Catarina, como Rafael, también piragüista, la definen como «muy trabajadora, luchadora y con una voluntad de hierro, a pesar de su aparente fragilidad física», explica a La Voz de Galicia. Recuerda como «desde niña sufría de asma, que siempre le jugaba malas pasadas, aunque lo llevaba con mucha normalidad». Fue precisamente con él, con quien Catarina se aventuró a los 11 años en el piragüismo. Primero en el Club Naútico de Crestuma y después en el Canoa Douro Clube, la joven logró numerosos premios y 41 medallas en Portugal, según la Federación lusa de Piragüismo. El sueño de la deportista era llegar a competir en los juegos olímpicos «y traer una medalla para Portugal», confiesa su primer entrenador, João Cunhaa, «lo que por desgracia, ya nunca sucederá», dice entre lágrimas.

Catarina, que abandonó el deporte profesional en 2014, para comenzar a trabajar como secretaria, pertenecía a una familia numerososa y humilde. Eran nueve hermanos y tenía un hermano gemelo, António, también atleta, con el que lo compartía todo.

«El deporte les ayudó a crecer, a superar muchas dificultades familiares, a madurar y a encauzar su vida normalmente», avanza Cunha. «El club lo fue todo, para António y para Catarina, en su adolescencia y primera juventud, sin él no sé lo que hubiera sido de ellos», termina.

El otro bebé milagro portugués

El 7 de junio 2016 nació en Portugal Lourenço, el otro bebé milagro luso. El parto tuvo lugar en el hospital São José, de la capital lusa, tras haber estado dentro de la barriga de su madre, que se encontraba también en muerte cerebral, durante 15 semanas. Aunque la diferencia, entre el caso de Salvador y de Lourenço, es que Salvador ha nacido tan solo con 27 semanas de gestación, y su madre tuvo muerte cerebral a las 12 semanas de embarazo, mientras en el de Lourenço, la muerte cerebral se produjo con el embarazo más avanzado, a las 17 semanas, y nació después, a las 32 semanas de gestación.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
20 votos
Comentarios

Nace Salvador, el bebé milagro portugués. Su madre será enterrada mañana