¿En qué consiste la reforma de los derechos de autor que votará la Eurocámara?

La norma, que se someterá a aprobación este martes, busca adaptar a la era digital la norma que protege a los creadores. Los artículos 11.º y 13.º son los más discutidos

Protesta en Berlin contra la reforma de la ley de propiedad intelectual
Protesta en Berlin contra la reforma de la ley de propiedad intelectual

YouTube, Twitter y Tumblr no existían cuando, en el 2001, se adoptó la última legislación europea de derechos de autor, que permite a estos servicios utilizar y compartir contenidos de otros creadores sin tener en cuenta el nuevo contexto digital. Este martes la Eurocámara debe pronunciarse sobre la adopción definitiva de la reforma de la ley de copyright, que la Comisión Europea aprobó por mayoría el pasado mes de septiembre después de largos meses de fuertes presiones de los gigantes tecnológicos y amenazas a los parlamentarios partidarios de la norma.

El objetivo es modernizar y unificar para toda la UE unas reglas de derechos de autor que hasta ahora han vivido casi al margen de la era digital.

Los creadores aplauden y defienden la medida, que descarga en las plataformas la obligación de velar por los derechos de autor en Internet y hacerse responsables de lo que publican. Sus defensores esperan obtener una remuneración más justa por parte de las plataformas que utilizan sus contenidos.

Para la Agrupación Europea de Sociedades de Autores y Compositores (GESAC), la medida sienta las bases para establecer «las herramientas necesarias para asegurar que los creadores obtengan la remuneración justa que han estado reclamando».

En el bando contrario están los gigantes tecnológicos como Google, Facebook o YouTube y activistas de la Red, que se oponen a poner puertas al actual uso de contenidos en Internet. El buscador cuya matriz es Alphabet urgió a los eurodiputados a votar en contra de una reforma que, según su postura, «sería nefasta para los creadores europeos en las próximas décadas».

«Tras haber estudiado el texto final, estimamos que la directiva no ayudaría, sino que frenaría a los creadores y a las empresas digitales de Europa», escribe el jefe de los juristas de Google, Kent Walker, en un blog.

La Galipedia, la comunidad de la Wikipedia en gallego, permanecerá «apagada» durante tres días en protesta por una propuesta de directiva que «danaría significativamente a Internet abierta que coñecemos». Tal como ha explicado en un comunicado, la directiva «ameaza» la libertad en línea y «crea obstáculos» para acceder a la web, «impoñendo novas barreras, filtros e restriccións».

En opinión de la asociación de activistas Xnet, fundadora de la coalición Save Your Internet, esta medida constituye un «impuesto a enlazar» contenidos o a utilizar fragmentos de textos creados por otros.

La ley cuenta con dos puntos que son el eje de la polémica. El primero de ellos es el artículo 11.º, que crea un «derecho conexo» o «derecho afín» a los derechos de autor para la prensa, con el objetivo de que plataformas como Google News o Facebook remuneren mejor a los medios de comunicación (diarios, revistas, agencias) por los artículos que utilizan durante un período que la Eurocámara quiere fijar en 20 años.

Protesta en Berlin contra la reforma de la ley de copyright
Protesta en Berlin contra la reforma de la ley de copyright
 

Otro artículo muy discutido es el 13.º, que obligará a Google, Facebook y YouTube a usar «técnicas efectivas de reconocimiento de contenidos» que filtren de forma automática los contenidos protegidos por los derechos de autor antes de su publicación. Los detractores de este punto le atribuyen el riesgo de errores y censura previa.

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha solicitado a través de una carta a los europarlamentarios que voten en contra del artículo 13.º , que en su opinión «pone en riesgo la libertad de expresión y de acceso a la información». «Los usuarios que generen y carguen contenido en Internet, como vídeos, música e imágenes que pueden contener material protegido por derechos de autor, correrán el riesgo de que estos sean potencialmente bloqueados por las plataformas», señala la OCU, que, por lo demás, apoya la reforma de los derechos de autor para garantizar «una remuneración justa» para los artistas y creadores.

 

Hasta ahora, las plataformas están obligadas a comprobar si existe infracción en el caso de que se interponga una denuncia. En caso afirmativo, deben eliminar ese material. Si sale adelante la nueva ley, las grandes tecnológicas (aplicaciones y webs pequeñas quedan eximidas) serán responsables de publicar contenidos protegidos y podrán ser multados. 

En este sentido, los internautas han convertido en el centro de sus preocupaciones cuestiones como el futuro de los memes, parodias humorísticas que circulan por las redes sociales y suelen elaborarse a partir de un contenido protegido.

La norma se someterá este martes a votación y, en caso de ser aprobada y convertida en directiva, se adaptará a las distintas legislaciones de los 28 países de la Unión Europea.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

¿En qué consiste la reforma de los derechos de autor que votará la Eurocámara?