Galicia a 26,5 grados un 23 de marzo

Este domingo será todavía una jornada más calurosa en las cuatro provincias gallegas


La Agencia Estatal de Meteorología señaló en su previsión estacional que la primavera en Galicia será cálida y seca. Y de momento, la estación se está comportando tal cual. La lluvia ha desaparecido de los mapas por completo. Ni hay, ni tampoco se la espera. Y eso que las borrascas siguen circulando por el Atlántico. Pero el anticiclón de las Azores protege a la comunidad. El sistema de altas presiones está situado al norte de la Península y desde ahí ejerce una potente influencia, alejando a los ciclones, que tienen que tomar otras rutas, o bien hacia el norte o all sur. Es habitual que cuando el anticiclón está tan reforzado, como ahora, el mal tiempo se traslade a las Canarias, donde suele predominar el sol en condiciones normales. 

En la imagen del satélite se puede apreciar como el anticiclón mantiene alejadas a las nubes que se aproximan desde el Atlántico
En la imagen del satélite se puede apreciar como el anticiclón mantiene alejadas a las nubes que se aproximan desde el Atlántico

La configuración atmosférica actual favorece que no se formen nubes, salvo en A Mariña. El cielo despejado está provocando que el termómetro ascienda hasta alcanzar valores muy altos, especialmente en la mitad sur. Este sábado en muchas localidades, como Redondela y Ourense, se superaron los 26 grados. Estas cifras suponen una anomalía positiva de diez grados respecto los registros habituales en este período del año. El calor se ha concentrado en el interior y el sur debido al viento del nordés. En la costa de A Coruña y Lugo el termómetro se mantuvo por debajo de los 20 grados, pero con un ambiente muy agradable e incluso caluroso durante las horas centrales del día. 

 Contraste térmico

Mañana el anticiclón permitirá que las temperaturas asciendan un poco más de forma generalizada. En la mitad norte se esperan máximas por encima de los veinte grados y en el sur no se descarta que el mercurio pueda llegar a superar fácilmente los 27 grados. Pero a pesar del calor diurno, las noches siguen siendo gélidas. Las mínimas nos recuerdan que estamos todavía en marzo. En cuanto el sol se pone, el mercurio desciende en algunas localidades del interior hasta los cinco grados bajo cero, tal y como ocurrió la pasada madrugada en Calvos de Randín. 

Mareas vivas

Los gallegos están aprovechando estas condiciones para tomar el sol e incluso los más atrevidos para darse el primer chapuzón del año. Los arenales gallegos presentan este fin de semana un aspecto inédito, debido a una marea viva anormalmente intensa que provoca que el recorrido entre la pleamar y la bajamar alcance los cuatro metros y medio. 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Galicia a 26,5 grados un 23 de marzo