La plataforma Uber repartirá pulpo y churrasco a domicilio en Lugo

El servicio «delivery» empieza a operar hoy y el primer mes los envíos serán gratuitos


LUGO / LA VOZ

Uber ha puesto el ojo en Galicia. La plataforma que empezó conectando usuarios y conductores, como alternativa al taxi, busca un nuevo modelo de negocio en el reparto de comida a domicilio. Uber Eats, su división gastronómica, empieza a funcionar hoy en Lugo. La aplicación ya está operativa y cuenta con más de 20 restaurantes disponibles en su fase de lanzamiento en la ciudad amurallada.

Además de cadenas de restauración como McDonald’s, Uber se ha ganado en Lugo la confianza de locales como Dolce Vita, Dotmas Bar, Pulpería O Xugo o La Capital Azteca. El servicio está disponible de lunes a domingo, entre las 12 del mediodía y la medianoche. A diferencia de otras plataformas, no habrá pedido mínimo y, durante el primer mes (hasta el 20 de abril) el coste del envío será gratuito en todos los pedidos.

«Lugo se suma hoy a las más de 350 ciudades de todo el mundo en las que Uber Eats ya está disponible», expone Manel Pujol, director general de la rama en España. «La app ofrece una nueva opción muy práctica y sencilla para pedir comida a domicilio y el usuario puede saber en todo momento dónde está su pedido, que estimamos que recibirá en una media de 30 minutos», asegura el responsable.

«Hay tres momentos distintos en el mundo de la comida a domicilio», explica Pujol. «Cuando son los propios restaurantes los que toman la iniciativa y deciden tener su propio reparto promocionándolo ellos mismos, cuando los establecimientos ya no se preocupan por llegar al consumidor porque pueden confiar en una plataforma que agrega todos los restaurantes con su propio servicio de entrega y lo último, donde está la verdadera revolución», enumera el responsable de Uber Eats en España. «Lo que nosotros ofrecemos a los restaurantes es que ellos solo se preocupen de cocinar. Dejan el pedido encima del mostrador, viene alguien, lo coge, se lo lleva y lo entrega. Eso tiene dos impactos: muchos restaurantes pueden acceder al delivery y la experiencia del usuario es mucho mejor porque los tiempos son mejores. Es una fórmula que permite a los restaurantes seguir creciendo sin necesidad de grandes inversiones.

Manel Pujol: «Es una ciudad interesante por el tamaño»

Uber Eats empezó a operar en España, en Madrid, en el 2017. El primer año fue de pruebas y a lo largo del 2018 su crecimiento fue exponencial. Con presencia en una docena de ciudades, ahora empiezan a funcionar en Lugo.

 -¿Por qué Lugo?

-Nos dimos cuenta de que en las ciudades de tamaño medio había mucha demanda y funcionaba muy bien. Ya tenemos experiencia en sitios como Albacete o Jerez. Hicimos un listado de ciudades en las que queríamos estar en el 2019 y priorizamos esfuerzos. Lugo es una ciudad interesante para nosotros por demografía y número de restaurantes.

-¿Qué flota necesitarán para esos 20 restaurantes iniciales?

-No puedo decirte un número porque varía mucho dependiendo de la ciudad. Tenemos repartidores que se conectan solo unas horas, porque complementan un trabajo, o para los que es su principal actividad económica.

-¿Y cómo se mueven?

-También depende de cada repartidor, porque cada uno tiene su circunstancia específica. Algunos que ya se dedican a repartir prefieren la moto y hay estudiantes que no quieran meterse en esa inversión y usan la bici.

-¿Funcionan mejor los restaurantes de comida rápida o los de cocina tradicional?

-No hay un estándar. Los restaurantes que tienen éxito en una ciudad, normalmente venden también mucho a domicilio. A veces también hay sorpresas y otros tienen la mayor parte de su volumen de negocio en modalidad de reparto. Cada vez vemos más restaurantes que apuestan por cocinas ciegas para seguir la demanda en delivery.

-¿Les preocupa la competencia?

-Claro que la tenemos en cuenta, aunque la gran mayoría del delivery se hace en España (entre el 75 % y el 80 %) de forma telefónica. La oportunidad que tenemos por delante es enorme y nos centramos en eso.

Esperan llegar este año a otras capitales gallegas como A Coruña, Ourense y Vigo

«Esperamos acabar el año estando en más ciudades en Galicia», comenta Manel Pujol. El director general de Uber Eats en España asegura que a lo largo del 2019 tienen intención de aterrizar en otras capitales gallegas como A Coruña, Pontevedra, Vigo y Ourense. «Esto no solo depende de lo interesante que sea la ciudad, tenemos recursos limitados y tenemos que abordar el crecimiento progresivamente, preferimos consolidar el servicio y que las cosas funciones bien», argumenta.

Esperan que la acogida sea «muy buena» a pesar de la competencia y dice Pujol que «gastronómicamente es un lugar imbatible». El responsable de Uber Eats admite que por motivos personales viaja con frecuencia hasta A Coruña y «aunque no tenemos experiencia específicamente en Galicia, las ciudades del tamaño de Lugo han sido una sorpresa para nosotros. La integración del servicio en este tipo de ciudades, que tienen un tamaño similar, es lo que nos ha hecho dar el paso. Hemos visto la oportunidad y esperamos que en Lugo tenga la aceptación que ha tenido en muchas ciudades».

Otras empresas de reparto a domicilio como Deliveroo, Glovo o Just Eat ya operan en Galicia, la última es la que mejor posicionada está en cuanto a ventas y establecimientos asociados.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
17 votos
Comentarios

La plataforma Uber repartirá pulpo y churrasco a domicilio en Lugo