¿Estamos solos en la galaxia?


El azar nos recuerda de vez en cuando que la Tierra se desplaza por una órbita llena de escombros que, tal como sucedió en el mar de Bering, pueden detonar una bomba atómica sobre nuestras cabezas sin que zumben antes las alarmas antiáreas. Cuando la explosión de un meteorito en el Pacífico está a punto de activar ese temor ancestral de Astérix y sus vecinos a que el cielo se nos desplome encima, llega a La 2 la quinta temporada de Órbita Laika para reconciliar al espectador con el cosmos y sus misterios.

El estreno de su nueva etapa giró en torno a una de las grandes preguntas existenciales: ¿Estamos solos en el universo? A partir de ese interrogante, el programa consigue dos cosas prodigiosas. La primera, colocar sesenta minutos de charla científica en el horario de máxima audiencia de la televisión. La segunda, lograr que el público profano entienda y se divierta con las gramáticas extraterrestres, con la tabla periódica, con la idea que consiste en imaginar a la Tierra como un barrio de extrarradio dentro de una galaxia en la que hay más soles que granos de arena en la playa o en admitir que los átomos de nuestra mano izquierda podrían provenir de una estrella distinta que los de nuestra mano derecha. Son en total trece programas, más de 700 minutos de ciencia muy bien aprovechados.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Tags
Comentarios

¿Estamos solos en la galaxia?