El mar abastece de aceite de girasol la costa de Camariñas

Vecinos de Camelle y Arou recogieron cientos de botellas que llegan desde el domingo a las playas


Carballo / La Voz

«Primeiro voulles fritir uns bistés ao can e máis ao gato. Se non morren xa o tomo eu», dice completamente en serio una vecina de Arou a la que el mar regaló 40 botellas de lo que parece aceite de girasol. Los supermercados de la zona estarán mucho tiempo sin vender este producto, siempre que las mascotas de esta o otros residentes en la costa camariñana hayan logrado sobrevivir al festín del que ayer disfrutaron.

Cientos de botellas de plástico, con el tradicional tapón amarillo y llenas de un líquido de aspecto oleoso y color pajizo empezaron a arribar a las playas y coídos el domingo, pero entre el lunes y este martes llegaron la mayor parte. No fueron muchos los que consiguieron reunir 40 litros, pero sí los que cargaron con 12 o 15. A José Manuel Barros, de la entidad ecologista Mar de Fábula, le parecía inverosímil que la gente fuera a consumir un producto cuya procedencia se desconoce, porque venía sin etiqueta, pero Camelle y Arou son pueblos de larga tradición en cuanto a las crebas, que son restos que deja el mar, se refiere. 

Hace poco más de un año, los estancos y bares notaron la masiva llegada de cajetillas de tabaco rubio americano a esta misma costa. La misma vecina que probó con sus animales la calidad del aceite estuvo meses fumando a cuenta del contenedor que debió caer desde un barco, al igual que ocurrió con el aceite o unos curiosos tapones de plástico (que tienen aspecto de ser utilizados en laboratorios) que también desde el domingo tapizan los arenales, incluyendo los de Laxe, adonde, al parecer, también llegaron algunas de las botellas.

Mar de Fábula ya manifestó su intención de organizar una limpieza en los próximos días (será sábado y domingo), pero solo para los tapones porque las botellas, salvo algunas que se rompieron, han desaparecido en el interior de las casas.

Los episodios del aceite de girasol, aunque todavía no se ha podido comprobar que realmente lo sea, o del tabaco solo podrían acarrear consecuencias negativas para la salud de los que las consuman, aunque buena parte de los vecinos consultados aseguran que el producto tienen buen aspecto e incluso aventuran que podría ir destinado a alguna cadena comercial que sería la encargada de ponerle la etiqueta.

Más complicado fue el caso del Art, un yate de lujo que en el 2015 encalló en la punta do Boi de Camariñas y que fue prácticamente desmantelado. Seis personas fueron investigadas, pero devolvieron lo que se habían llevado.

Mar de Fábula organiza limpiezas en las playas de Arou y Camelle

El colectivo ambiental Mar de Fábula hace un llamamiento a los vecinos de Arou y Camelle, así como a todos los voluntarios que quieran sumarse, para colaborar en la recogida de tapones y trozos de plástico que, en una ingente cantidad, han llegado a las playas de ambas localidades, sobre todo a la de Camelle. En este último núcleo será la primera limpieza, el sábado, a las 11.00. En Arou, el domingo, a la misma hora. Mar de Fábula, que aportará para ello guantes y bolsas, incide en que es un misterio el origen de estos residuos, al igual que el delas botellas con líquido oleoso que han ido arribando. Se pregunta, también, si habrá pasado lo mismo en otros arenales.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
21 votos
Comentarios

El mar abastece de aceite de girasol la costa de Camariñas