De Israel a Vietnam, el mundo se interesa por el plan para perder peso de Narón

La Sociedad Española de Obesidad le ha concedido el premio al municipio más saludable del país por su programa «100.000 motivos de peso»


Redacción

 «Estamos más que sorprendidos por la repercusión que ha tenido nuestro plan, pero también ilusionados y con ganas de seguir trabajando». Carlos Piñeiro apenas podía imaginarse que la iniciativa 100.000 Motivos de peso, que puso en marcha desde el centro de salud de Narón para lograr que los vecinos del concello redujesen esta misma cantidad de kilos en dos años, traspasase el ámbito local y se convirtiera en un referente, tanto nacional como internacional.

El proyecto logró el premio europeo de Prevención de la Obesidad, que recibió en Viena, y en España obtuvo el galardón Constantes y Vitales. A estas distinciones hay que sumar desde ayer el premio al Municipio Saludable 2019, concedido ayer en la clausura del congreso de la Sociedad Española de la Obesidad (SEEDO-SEO), que reunió estos días en Vigo a medio millar de expertos nacionales e internacionales. También fue galardonado el Ayuntamiento de Valencia en la categoría de obesidad infantil por la iniciativa Marchando con mi pediatra.

Dieta ártabra o cómo perder 100.000 kilos en dos años El ambicioso reto lanzado por el Concello de Narón pretende fomentar hábitos de vida saludables a través del ejercicio, la alimentación y la formación educativa

«Estamos muy contentos de recibir el reconocimiento de una sociedad científica. Nos hace una gran ilusión porque es un proyecto en el que ha participado todo el mundo en Narón, desde los vecinos, las asociaciones, el concello... y que es un modelo perfectamente exportable en cualquier lugar del mundo, lo que es algo que nos satisface y que también nos sorprende», destaca Piñeiro, que fue el encargado de clausurar el congreso de la Sociedad Española de la Obesidad.

Que 100.000 motivos de peso se ha convertido en un referente y en un ejemplo a seguir lo refrenda también el hecho de que sus promotores han recibido propuestas para desarrollar el programa desde Israel, Francia, Inglaterra o Alemania. E incluso de países tan remotos como Vietnam, en el que la obesidad empieza a ser un problema creciente desde que sus ciudadanos abandonaron la bicicleta por el ciclomotor.

Modelo exportable en España

El modelo también será exportado muy probablemente al resto de España dentro de un convenio que la Sociedad Española de Obesidad espera firmar con la Federación Española de Municipios y Provincias para combatir la que ya está considerada como la gran epidemia sanitaria del siglo XXI. Carlos Piñeiro se incorporará para ello al Grupo de Acción Social y Comunitaria en Prevención de la Obesidad de la SEEDO.

Narón es el ejemplo al que se esperan sumar otros municipios Así lo reconoció el presidente de la Sociedad Española de Obesidad, Francisco Tinahones, que incidió en la importancia de la implicación de las administraciones locales en la lucha contra esta patología, ya que los médicos por sí solos no pueden hacer frente a un fenómeno en el que es necesario involucrar también a la sociedad y a la política.

«Que los ayuntamientos se comprometan en la lucha contra la obesidad permitirá incentivar la puesta en marcha de acciones dirigidas a promover una alimentación y hábitos de vida saludables y a crear espacios físicos adecuados, ya que el urbanismo es fundamental para facilitar la actividad física y los estilos saludables», asegura Tinahones, quien también considera que afrontar la epidemia de obesidad permitirá «ahorrar costes al sistema público de salud, ya que se estima que el gasto por obesidad en los sistemas públicos de salud se puede acercar en los próximos años al 10 %».

Narón también es el ejemplo a seguir en este último aspecto. Los datos que han recogido avalan que la pérdida de peso propuesta permitirá ahorrar solo en este municipio dos millones de euros anuales en costes derivados de la atención sanitaria de las personas con obesidad y sobrepeso. «Con medidas como las que estamos llevando a cabo estamos en condiciones de ahorrar mucho dinero y hacer más sostenible al sistema público de salud», resalta Piñeiro.

El reto marcado en el inicio del programa, de rebajar 100.000 kilos de peso en la población en dos años, especialmente entre las 3.000 personas con obesidad y las 9.000 con sobrepeso, también se está superando con creces. Desde que se puso en marcha en el mes de junio, se está a punto de conseguir una reducción de 50.000 kilos. Esto supone, según los últimos datos, una media de pérdida de peso de 2,5 kilos por persona y mes. También se ha alcanzado, e incluso superado, otra de las metas: que cada persona rebaje en un 5 % su peso durante un año.

Es más, algunos ciudadanos han llegado a adelgazar entre 25 y 30 kilos en seis meses. Ahora, la atención de los médicos del centro de salud se centra en otro objetivo: «Queremos evitar el efecto rebote, que vuelvan a ganar kilos después de que los hayan adelgazado», advierte Piñeiro.

La asociación está negociando un acuerdo con la Federación Española de Municipios y Provincias para que se involucren en la lucha contra el problema.

Ejercicio físico implica sudar y no poder hablar con otra persona

Otro de los temas centrales abordados en el congreso fue el del ejercicio físico, especialmente entre la población infantil. «Ejercicio físico implica sudar y no permitir hablar con la persona que tenemos al lado», destaca Federico Mallo, catedrático de Fisiología y Endocrinología en la Universidade de Vigo y presidente del comité organizador de la reunión, que congregó en Vigo a medio millar de expertos nacionales e internacionales. El tiempo recomendado de ejercicio físico para un adulto son de 150 a 300 minutos a la semana y, en el caso de los niños, de 60 minutos al día.

Y no hay que perder el tiempo en la aplicación de medidas, porque los últimos datos del Estudio Nutricional de la Población Española (2018) indican que el 23,8 % de la población infantil y juvenil tiene sobrepeso y el 10,3 % padece obesidad. «Son cifras preocupantes teniendo en cuenta que un niño con obesidad tiene un 82 % de probabilidades de ser obeso de adulto, frente a un niño con peso normal, que tiene un 15 % de posibilidades. Si a esto le sumamos que en las consultas de pediatría se empieza a ver diabetes de tipo II en niños, podemos entender el alcance de este problema», afirma Francisco Tinahones.

Relacionada con doce tipos de cáncer diferentes

Que la obesidad es un auténtico problema de salud, más allá de una cuestión estética, también lo demuestra el hecho de que está relacionada con doce tipos de cáncer diferentes y que el exceso de peso en el momento del diagnóstico se ha relacionado también con un peor pronóstico. Por ejemplo, en el cáncer de mama diagnosticado antes de la menopausia las mujeres obesas presentan un incremento de la mortalidad del 75 % en comparación con las que tienen un peso normal.

En los hombres, el exceso de kilos puede ser un factor de riesgo asociado a un tipo de cáncer de próstata más agresivo y con mayor probabilidad de tener una enfermedad más extendida en el momento del diagnóstico.

Los datos disponibles apuntan a que la obesidad es un factor de peor pronóstico también en otros tipos de neoplasias y de reincidencia de la enfermedad.

Narón adelgazó ya cerca de 40.000 kilos

chema corral

La premiada campaña «100.000 motivos de peso» del centro de salud se ha convertido ya en una referencia a nivel internacional en la lucha contra la obesidad

Un reto saludable colocó a Narón en el mapa. Y rompió fronteras. Medios de comunicación de medio mundo hacen un seguimiento periódico de sus 100.000 motivos de peso. Finlandeses, ingleses, alemanes... han podido descubrir a través de la tele esta iniciativa, impulsada por el centro de salud naronés, para que el conjunto de la población de la octava ciudad de Galicia adelgace cien toneladas en un máximo de dos años. ¿Lo conseguirán?

Desde la simbólica pesada conjunta del conjunto de concejales de la corporación, lo que se definió como una llamada a la acción, allá por el mes de enero, un total de 4.536 vecinos con problemas de sobrepeso han pasado por la báscula de su centro médico y se han sumado a este plan, y se han puesto manos a la obra para conseguir reducir su peso. Un proceso pautado y controlado por los responsables sanitarios, según las necesidades de cada uno.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos
Comentarios

De Israel a Vietnam, el mundo se interesa por el plan para perder peso de Narón