El escándalo de las universidades de EE.UU.: Así funcionaba «La Llave» para los niños ricos

SOCIEDAD

JUSTIN SULLIVAN | afp

Es el mayor fraude educativo de la historia del país, un sistema de sobornos que garantizaba la adminisión de los vástagos de familias pudientes en los mejores centros de élite

17 mar 2019 . Actualizado a las 09:20 h.

Las carreras universitarias en Estados Unidos comienzan mucho antes de poner un pie dentro de Yale, Stanford o Georgetown. Ser admitido es la primera meta, la de un exigente maratón que reclama glorias académicas a los jóvenes aspirantes a una plaza o, a falta de ellas, deportivas. Resulta, sin embargo, que uno podía ahorrarse los codos y el esfuerzo si sus padres tenían unos cuantos millones en el bolsillo. Los cimientos de la meritocracia se tambalean en ese país que presume de construirse a sí mismo con sudor y constancia. La investigación que acaba de hacer pública el FBI -«el mayor fraude educativo de la historia del país»- es solo un recordatorio de que el dinero, y no el talento ni tampoco el trabajo, es lo que realmente decide cuántas oportunidades tendrá uno en la vida. 

Operación Varsity Blues 

JUSTIN SULLIVAN | afp

La mayor investigación sobre educación del Departamento de Justicia de EE.UU. ha destapado un fraude que abarca todo el país, que se remonta hasta el 2011 y en el que están implicadas las más ilustres universidades norteamericanas: de la de San Diego a la de California (UCLA), pasando por la de Texas, Yale, Georgetown, Stanford o Wake Forest.

La operación, una indagación exhaustiva en la que unos 200 agentes se han dedicado a escrutar a cerca de 300 personas, suma de momento 50 arrestados en seis estados distintos, entre ellos, padres y madres a los que se acusa de haber comprado para sus hijos el acceso a estos centros de élite