Dimite el cardenal francés Barbarin por encubrir a un cura pederasta

Fue condenado a seis meses exentos de cumplimiento y en «los próximos días» hablará con el papa


parís / efe

El cardenal francés Philippe Barbarin, condenado a seis meses de prisión exentos de cumplimiento por haber encubierto actos de pederastia en su diócesis de Lyon, anunció que presentará su dimisión al papa Francisco. El prelado declaró su «compasión» por las víctimas, mientras sus abogados anunciaron que recurrirán la sentencia. «He decidido ir a ver al Santo Padre para presentarle mi dimisión en los próximos días», aseguró el arzobispo.

Barbarin, de 68 años y al frente desde hace 17 de una de las archidiócesis de mayor tradición del país, se sentó en el banquillo junto a otros cargos eclesiásticos el pasado mes de enero. Todos estaban acusados de no haber denunciado los abusos cometidos contra menores durante 25 años por el cura Bernard Preynat.

Al término de la vista, la Fiscalía no pidió pena contra él. Consideraba que muchos de los hechos de los que se le acusa ya habían prescrito y que no había suficientes evidencias para condenarlo. Junto a la pena de cárcel, que Barbarin solo tendría que cumplir efectivamente en caso de reincidencia, el todavía cardenal tendrá que pagar una indemnización simbólica de un euro a ocho a las víctimas que lo habían denunciado.

La acusación había pedido la comparecencia en el proceso del cardenal español Luis Ladaria Ferrer, prefecto de la Congregación de la Doctrina de la Fe, al que Barbarin consultó cuando se dirigió al Vaticano, pero la Santa Sede lo rechazó alegando inmunidad diplomática.

Además de este caso, en la mesa del papa Francisco se encuentran otros temas espinosos. Uno de ellos es la condena por abusos al cardenal australiano George Pell, en donde el papa ha ordenado a la Congregación para la Doctrina de la Fe que comience a recoger información sobre este caso. También están las acusaciones de abusos contra el nuncio apostólico en Francia, Luigi Ventura. Aquí tres adultos han denunciado en Francia haber sufrido tocamientos por parte de Ventura y a esto se ha sumado la existencia de otra denuncia por agresión sexual desde Canadá, donde fue nuncio con anterioridad.

Otro tema problemático es el del exobispo argentino Gustavo Zanchetta, acusado de abusos en su seminario y con un puesto como consejero de la Administración del Patrimonio de la Sede Apostólica (APSA). E, igualmente, se encuentra pendiente de solución la situación del obispo de Kerala, Franco Mulakkal, arrestado por violencia sexual contra una monja de 46 años varias veces entre 2014 y 2016. Actualmente se encuentra en libertad bajo fianza y siempre ha reiterado su inocencia. Asegura que las acusaciones son solo por envidia.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Dimite el cardenal francés Barbarin por encubrir a un cura pederasta