Los problemas en el embarazo ponen en riesgo la salud del corazón durante toda la vida

Tener tres abortos o los partos antes de término multiplican el peligro de sufrir un incidente cardiovascular


la voz

Tener tres abortos de causa desconocida, el parto espontáneo pretérmino (antes de la semana 37), la diabetes gestacional o la preclamsia (hipertensión) incrementan el riesgo de enfermedad cardiovascular durante toda la vida. Es la advertencia lanzada por varias sociedades científicas coincidiendo con la víspera del Día Internacional de la Mujer, en un mensaje en el que los expertos pretenden incidir en la necesidad de mantener un control médico una vez finalizado el embarazo.

Las sociedades españolas de Cardiología (SEC), de Medicina de Familia y Comunitaria (semFYC), de Ginecología y Obstetricia (SEGO), de Endrocrinología y Nutrición (SEEN), de Diabetes (SED), del Estudio de la Obesidad (SEEDO-SEO) y la organización de Médicos de Atención Primaria (Semergen) presentaron este miércoles el proyecto Riesgo vascular a partir del 4º trimestre, cuyo objetivo es concienciar y sensibilizar a la población y a los profesionales sanitarios de la importancia de controlar los factores de riesgo cardiovascular después del parto. De hecho, el número de mujeres embarazadas en riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares se ha incrementado en los últimos años en los países occidentales debido al aumento en la edad en que se tiene el primer hijo, asociado a la creciente prevalencia de los factores de riesgo, como diabetes mellitus, hipertensión, hipercolesteloremia, obesidad, sedentarismo y tabaquismo.

De este modo, el 9,2 % de las mujeres desarrolla diabetes gestacional y, entre el 6 % y el 8 %, experimenta trastornos hipertensivos durante el parto. Estas patologías, junto a la preeclampsia, la eclampsia o el parto pretérmino aumentan el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares durante toda la vida.

«Las pacientes con pérdida gestacional precoz tienen un mayor riesgo cardiovascular tras el parto, especialmente aquellas que han tenido abortos recurrentes. Es decir, tres o más», según explica María Goya, obstetra del Hospital Vall d'Hebron y secretraria del Grupo Español de Diabetes y Embarazo de la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia. Un estudio que siguió a un millón de mujeres durante 35 años también ha revelado que el parto pretérmino espontáneo (antes de la semana 37) es, por sí solo, un factor de riesgo cardiovascular, ya que incrementa el riesgo de infarto, de ictus o de enfermedad isquémica.

Un factor especialmente preocupante durante el embarazo es la obesidad, ya que «el exceso de peso, que afecta a un porcentaje no desdeñable de mujeres jóvenes -en torno al 22 %-, duplica el riesgo de padecer diabetes gestacional e hipertensión», según Susana Monereo, directiva de la Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad, quien insiste en la importancia de «controlar el peso antes, durante y después del embarazo».

Las mujeres con diabetes gestacional y con hipertensión durante el embarazo tienen más riesgo de preeclampsia, un síndrome que se caracteriza por un aumento de la presión arterial, la presencia de proteínas en la orina y por un mal funcionamiento del endotelio, la piel que recubre por dentro todo el sistema vascular.

Los especialistas de las distintas sociedades médicas y científicas reclaman un protocolo de seguimiento de la mujer después del embarazo para evitar también otros riesgos como que la diabetes gestacional se convierta con el tiempo en una tipo 2, lo que suele ocurrir a una de cada dos. En una valoración más general, Manuel Anguita, presidente de la Sociedad Española de Cardiología, aboga porque a las madres se les controle de forma regular la presión arterial y los factores metabólicos para «evitar complicaciones de futuros embarazos y para reducir el riesgo cardiovascular materno en el futuro».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

Los problemas en el embarazo ponen en riesgo la salud del corazón durante toda la vida